El bombardeo de Peñalver. 8 de enero de 1937

El bombardeo de Peñalver: 8 de enero de 1937

 

Bombardeo de Peñalver. FC_CG_1305_011_30151896

Bombardeo de Peñalver. FC_CG_1305_011_30151896

La provincia de Guadalajara sufrió terribles bombardeos durante la guerra de España, especialmente la capital Guadalajara, asi como otras poblaciones como Brihuega, Trijueque, Torija, Fuentes de la Alcarria y otros pueblos situados en las líneas del frente de batalla. Sin embargo, muchos otros núcleos de población también sufrieron el horror y la muerte de los bombardeos franquistas. Este fue el caso del pueblecito de Peñalver. El 8 de Enero de 1937, a las siete y cuarto de la tarde, “aparecieron sobre el citado pueblo varios aviones facciosos que arrojaron su carga dejando caer bengalas y unas treinta bombas. (…) Parece que antes buscaron el sitio donde estaban destacadas las fuerzas de caballería, (…) con objeto de bombardear, más al no poder encontrarlo, continuaron su vuelo en busca de otros objetivos, y al observar más tarde luz en Peñalver, descargaron sobre él su metralla” . El 8 de enero de 1937 varios trimotores de ejército franquista sembraron de muerte el pequeño pueblo de Peñalver, en pleno corazón de La Alcarria. El resultado del bárbaro bombardeo fue de 21 muertos y no menos de 10 heridos. Según relata el periódico de Guadalajara, UHP, (Uníos de Hermanos Proletarios) del 15 de enero de 1937, un capitán de caballería del ejército republicano informó que el 9 de enero tres ciclistas llegaron para comunicar a las autoridades los hechos acontecidos en su pueblo, y relataron los detalles y nombres de víctimas que indica el citado artículo.

Aunque el artículo indica que posiblemente el bombardeo buscaba un cuartel de caballería para su bombardeo, éste es un extremo este difícil de comprobar.

Cuando el capitán Julián Ardeo llegó a Peñalver observó los desastres ocasiones por la aviación: varias casas destruidas, cables eléctricos por el suelo y la población aterrada.
Durante el registro encontraron 6 cadáveres en una casa destruida, entre ellos el de un niño de pecho. En otra vivienda encontraron junto a la puerta a una niña de 6 años hecha pedazos y en su interior a la madre con la cabeza sesgada, y otros tres cadáveres más. Hemos localizado en el archivo de Salamanca una foto que refleja el terrible momento.
Las víctimas de la barbarie que fallecieron en el acto fueron: Eulogio Mínguez, Aurea Mínguez (de dos meses), Pedro Mínguez (de 4 años), Eugenio Sánchez, Toribio Trijueque, Tomasa Sedano, Leocadia González (de 10 años), Honorato González (de 8 años), Pura González (de 6 años), Brígida Martínez (de 15 años) y Pedro Alba (de 16 años).

Los heridos fueron: Benita Retuerta, Elías Mínguez, Salustiano Alba, Rafaela Pérez, Francisco Pérez, Patricia González, Ramón Paramio, Nicolás Atienza, Esteban Martínez, Amparo de la Fuente, Mauricio de la Fuente, María Pintado, Eloy Pastor y Paula Trijueque, que fueron trasladados en coches al Hospital. Posteriormente, fallecieron tres de los heridos, dos en el Hospital y uno en el mismo pueblo.

Existe una versión poco creíble de los hechos que cuenta que el bombardeo se produjo porque alguien del pueblo, como venganza, encendió la luz para atraer a los aviones fascistas. Parece ser que los mozos del pueblo habían sido reclutados por el ejército republicano y enviados al frente de Brihuega, Hita. Este personaje escondió a su hijo, y fue denunciado por gente del pueblo, que no concebía como sus hijos habían sido llamados a filas mientras el suyo permanecía escondido en el pueblo. Parece ser que dejó alguna luz encendida y abandonó el pueblo, y nunca más se supo de él. Este hecho es relatado por el citado artículo de UHP, pero es de dificil comprobación.

Uno de los libros de enterramientos del cementerio municipal de Guadalajara da cuenta a posteriori del fallecimiento de seis de los heridos reseñados, que habían sido trasladados al hospital Civil de Guadalajara capital. Son los siguientes:

Elías Minguez Retuerta, de 9 años, ; Mauricio Fuente Sánchez, Rafaela Pérez Retuerta, de 16 años; Aterina Ruiz Rubio, de 24 años; Benita Retuerta Meco, de 35 años; Esteban Martinez Pastor, de 30 años. En todos ellos, el libro de enterramientos indica: “herida de metralla” como causa de la muerte, excepto Esteban Martinez Pastor, en el que indica que la causa de fallecimiento es “Herida penetrante en el tórax”.

Datos del libro A 47-38 de enterramientos (AHMGU):
Minguez Retuerta, Elias, natural de Peñalver lugar de fallecimiento: Hospital Civil 9 años 8/1/37 Heridas de metralla
Fuente Sanchez, Mauricio naturaleza: Peñalver lugar fallecimiento: Hospital Civil fecha fallecimiento: 9/1/37 causa de la muerte: Heridas de metralla
Perez Retuerta, Rafaela , natural de Peñalver, lugar de fallecimiento: Hospital Civil 16 años 10/1/37 causa de la muerte: Heridas de metralla
Ruiz Rubio, Aterina, natural de Pereda (Santander) lugar de fallecimiento: Hospital Civil 24 años fecha de fallecimiento: 11/1/37 causa de fallecimiento: Heridas de metralla
Retuerta Meco, Benita.  Natural de Peñalver lugar de fallecimiento: Hospital Civil 35 años 12/1/37  causa: Heridas de metralla
Martinez Pastor, Esteban Natural de Peñalver lugar de fallecimiento: Hospital Civil 30 años fehca:  21/1/37 causa: Herida penetrante en el torax

Agradecimientos, Inés GCE , Antonio de la Serna, AHMGU

Pañalver detalle articulo

FC_CG_1305_011_30151896 Peñalver

Bombardeo de Peñalver. FC_CG_1305_011_30151896

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: