UNA MONOGRAFIA COMO NO HAS LEIDO NUNCA SOBRE LA BATALLA DE GUADALAJARA.

No te la pierdas. Pídela en www.silente.tienda COMPRAR el libro

Pedro A. García Bilbao y Marco Puppini. Los campos de Guadalajara. La vittoria dell’antifascismo internazionale– A cura di Italo Poma. Traduzione: Ángeles Aguado López. Edizioni SEB27, Torino (2018). ISSN 1973-0101 Formato: 14×21 Pagine: 208 Anno: 2018 ISBN: 978-88-98670-28-4 – EDICIÓN BILINGÜE

Jornadas en la sede del CAUM, sobre “Archivos y Memoria – Propuestas programáticas para un ley de Víctimas del Franquismo”. – La impunidad en los Archivos – Por una ley de Víctimas del Franquismo. Intervenciones de Henar Alonso Rodríguez (Técnica Superior de Archivos del Cuerpo Facultativo de Archiveros del Estado), de Fernando Hernández Sánchez (Historiador – Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid), de José María Nogales (Presidente de la Federación de Asociaciones de Archivero, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas – ANABAD), y de Xulio Garcia Bilbao (Documentalista. Fototeca de la Agencia EFE) Acto moderado por Teresa Galeote (CAUM) Madrid 13-06-2018

QUIENES ERAN: VICTORIANO CASANOVA CORONA. 

deportado9000 Natural de Sacedón, Victoriano era jornalero de profesión y militante del PCE  y además miembro de la Federación Estatal de Trabajadores de la Tierra de la Unión General de Trabajadores. FETT-UGT.  Leal al gobierno legítimo de la República fue capturado bastante tardíamente, en marzo de 1940,  al regresar a Sacedón para ver a su madre.  Juzgado en el Consejo de Guerra Permanente nº 2. de Guadalajara, 4299-40. Sentenciado a pena de muerte con fecha 06/04/1940, fue preso en la Prisión Central de Guadalajara, donde sufrió seguramente un calvario dadas las terribles condiciones de escasez, torturas y hacinamiento a que los presos republianos era sometidos, Estuvo sufriendo esas condiciones casi dos años hasta que fusilado el 14 de marzo de 1942 en el cementerio municipal de Guadalajara. Es uno de los 20 fusilados de Guadalajara en 1942. El dia que Victoriano fue asesinado, otros 3 presos antifascistas le acompañaron en el paredón:  Segundo Martínez Manzano, Aurelio López Brotons, Domingo Gascueña Jiménez , todos ellos pasados por las armas en el lugar llamado Rambla del río, en la tapia suroeste del cementerio, junto a la fosa común del patio 4º o de Santa Isabel. La familia de Victoriano pudo pagar una sepultura de 3ª categoria, por lo que pudo ser inhumado en el patio 4º, En marzo de 1974, sus restos fueron trasladados al osario.

f184d65e-d7c2-40fc-8598-62ebd9e3a974
Juanfran Bolós consulta la documentación sobre su tio acompañado de José Morales, concejal de Ahora Guadalajara y miembro del Foro por la Memoria. Foto: FMG

Juanfran Bolós, sobrino de Victoriano, intentando recopilar información sobre su tio fusilado,  ha acudido a Guadalajara y los compañeros del Foro por la Memoria José Morales y Xulio Garcia le hemos  acompañado a los lugares relacionados con su tio. En primer lugar acompañado al Archivo Histórico Provincial de Guadalajara (AHPGU) donde pudimos conseguirle una copia de su expediente carcelario, incluyendo su sentencia, un documento que lo único que demuestra es la infamia cometida con los represaliados del franquismo, dado que está lleno de errores y es en si misma una aberración jurídica. A continuación estuvimos con Juanfran en el mismo cementerio, donde se emocionó al ver in situ el lugar de asesinato de los antifascistas. Alli se llevó la sorpresa de ver las nuevas placas colocadas por familiares y organizaciones, incluyendo la recientemente colocada por el sindicado CNT. Juanfran quiso posar junto a la placa de CNT porque aunque su abuelo materno era del PCE, su padre, Ángel Bolós Toribio, superviviente de la guerra aunque preso en un batallón penal en Cuelgamuros, habia sido militante libertario y combatió en la Columna del Rosal como artillero.

03543657-9a14-4002-8da5-64c5edb77b04-1

Juanfran posa junto a la placa dedicada a los fusilados de CNT

Finalmente acudimos a la Prisión Central, donde según los documentos habia estado preso Victoriano Casanova, pudiendo comprobar el creciente deterioro de este edificio.
Un saludo a Juanfran Bolós Casanova , y agradecerle su valentía de querer saber y recuperar su memoria; Se despidió de nosotros pidiendo que se ponga una placa con su nombre y el de todos los asesinados de Sacedón en su pueblo.

 

QUIENES ERAN; Benito Rodríguez Cascajero, fusilado el 13 de julio de 1939.

deportado9000Natural de Chiloeches (Guadalajara), Benito Rodríguez Cascajero residía en San Sebastián de los Reyes. (Madrid), donde trabajaba como albañil. Benito tenía 47 años cuando fue asesinado en un paredón  en Colmenar Viejo (Madrid). Era militante de la Unión General de Trabajadores (UGT), Durante la guerra civil, fue alcalde de San Sebastián de los Reyes, y presidente de la Central de Abastos. En 1939 fue hecho prisionero y juzgado  en el Consejo de Guerra Permanente nº 12 de Madrid, Causa nº 6701-39 , y condenado a la pena de muerte, ejecutada

35043471_933675536814553_5740722471166803968_o

El memorial inaugurado el 10 de mayo de 2018 incluye el nombre de Benito Rodriguez, natural de Chiloeches . Foto: FMGU

Organizado por el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, el pasado día 1 de mayo de 2018 tuvo lugar en el cementerio de Colmenar  un homenaje a los 108 fusilados por el franquismo en Colmenar Viejo entre ellos, Benito Rodriguez Cascajero albañil de Chiloeches (Gu) y militante de UGT. Sirvan estas líneas para recordad su memoria y homenajearle.  #MemorialColmenar @foromemoria @encuentrmemoria @IUMemoria @PodemosMemoria @PSOE @UGT_Comunica @AhoraChilo

34963336_933675673481206_5132468859109900288_o

Intervención de Xulio García Bilbao, portavoz del Foro por la Memoria Guadalajara en el homenaje organizado por CNT a los libertarios asesinados en el cementerio de Guadalajara.

Gracias a la CNT por organizar este acto tan emocionante. Es un orgullo participar en él. Nos encontramos en el antiguo cementerio Civil de Guadalajara, uno de los dos lugares donde se asesinaron a cientos de antifascistas tras la conquista de la ciudad por el franquismo, situado en la tapia sur del cementerio.

Plano de 1943 donde hemos señalado los dos principales de enterramiento de victimas de la dictadura. Arriba fosa del civil, Abajo dcha fosa de Sta Isabel, ignorada mediaticamente. Ahmgu/Fmgu

El otro lugar de ejecución y enterramiento de los republicanos es donde hemos estado hace un momento haciendo el homenaje: la fosa común del cementerio católico, un espacio situado en la parte oeste del cementerio y donde según nuestros datos fueron enterrados 376 antifascistas. Buena parte de ellos fusilados y fusiladas, pero también están allí los muertos en prisión, por las terribles condiciones carcelarias, por inanición y también por palizas. Aquel es un espacio de represión también compartido por inhumados de otra naturaleza como ancianos del asilo, indigentes y hasta enfermos de tuberculosis. La mayor parte de los enterrados en esa fosa fueron trasladados al osario al cumplirse 10 años. Aquel espacio ha sido objeto de una larga lucha para evitar su destrucción. Un proyecto de poner un monumento con los nombres de todas las victimas fue rechazado por el gobierno municipal del PP durante años, pero no renunciamos a él y finalmente ha sido aprobado por el pleno hace ahora un año, aunque el alcalde de Guadalajara no ha cumplido lo acordado. Actualmente esa fosa está declarada como un “jardín”, y por eso hemos promovido desde el Foro por la Memoria que familiares pongan placas individuales; En el pleno de hace un año también se aprobó que las organizaciones a las que pertenecían los antifascistas pudieran poner placas colectivas en su homenaje. Y por eso estamos hoy aquí. De momento se han puesto varias placas individuales de familiares y una de UGT y esta de CNT. El PP no cumple estas mociones aprobadas en el ayuntamiento y pone todo tipo de excusas y problemas a las organizaciones solicitantes. PCE. UGT, PSOE y CNT.

Ante la invisibilidad decretada por el PP, hemos optado por invitar a colocar placas, y así, lo que ahora es un “jardín” pasa a ser un “lugar de memoria”: No nos olvidamos ni renunciamos a la placa con todos los nombres, que debe ser institucional. Por cierto todas estas recientes reivindicaciones y actuaciones,  este espacio de memoria han sido completamente ignorados. Y eso que está a pocos metros del cementerio civil, donde se han producido las exhumaciones, La existencia de este otro espacio y la problemática o reivindicaciones que aquí existen han sido totalmente dejadas de lado en todas las declaraciones públicas, entrevistas o programas de televisión en las que se han dedicado programas enteros dedicados al cementerio de Guadalajara.

El otro lugar de ejecución y enterramiento es este espacio del antiguo cementerio civil donde nos encontramos, que es donde se han producido 50 exhumaciones recientemente. Aquí, junto a ese muro, fueron ejecutados unos 310 republicanos y arrojados a unas 16 fosas. Otras decenas de antifascistas también fueron enterrados en varias fosas a izquierda y derecha.

Este espacio del civil fue empezado a utilizar por los asesinos franquistas el dia 26 de julio de 1939, y los primeros ejecutados aquí en ese día fueron Alfonso Alonso Aguado , de Trijueque, y Gregorio Florián Expósito, de Torija. Ambos han sido exhumados e identificados en la reciente intervención en este lugar.

Y quisiera aprovechar para aclarar algo sobre este espacio. Últimamente una de las reivindicaciones más repetidas y asumida como un objetivo por diversas organizaciones de izquierda se resume en la siguiente frase: “hay que sacar a todas las victimas del franquismo, entregárselas a sus familiares, y darles un entierro digno”.

Y ciertamente es un honrado y digno objetivo, pero no obstante hay que aclarar algo:

Cuando este espacio del cementerio se comenzó a utilizar, el 26 de julio de 1939, ya para entonces, 32 antifascistas habían sido enterrados en otras partes del cementerio. Los dos primeros ejecutados, creemos que muertos por tortura, fueron Mariano Almendros y Francisco Lacerda, ambos fueron asesinados y enterrados el 26 de abril de 1939. Ambos eran de la ejecutiva del PCE. Mariano Almendros fue inhumado en una tumba individual pagada por sus familiares en el Patio 2, Otros cientos de victimas de la represión franquista lo fueron en otras partes del cementerio y muchos en sepulturas individuales pagadas por sus familiares. Queremos aclarar que en el cementerio lo que determinaba que alguien fuera enterrado en “una sepultura digna” o no, no era su condición de victima del franquismo, sino si sus familiares tenían o no dinero para pagársela. Ciertamente las victimas del franquismo habían sido expoliadas, empobrecidas, multadas, y su precariedad era absoluta lo que les hacia casi candidatas a no poder acceder a ninguna sepultura de pago. Pero no era así en todos los casos.

95507141-1f13-4e77-bdb7-e82f3f935e80

Sepultura de Wencelao Giménez. Fusilado el 7 de agosto de 1940. Indignamente considerado criminal todavía, pero enterrado “dignamente”  Foto: Xulio Garcia

Por ejemplo, Antonio Cañadas, alcalde de Guadalajara pudo ser enterrado en el patio 1 gracias a un esfuerzo final de su familia pagando una sepultura individual, o Wenceslao Giménez de Mondejar, o Facundo Abad, y muchos otros. Darles “sepultura digna” es un justo objetivo pero no puede ser el final del camino, porque muchos ya la tienen incluso desde entonces. Y es que la principal indignidad cometida con las victimas del franquismo de este cementerio, con todas, las que tienen familiares o no, las que fueron enterrados en un sitio o en otro, es que todas ellas fueron juzgadas ilegalmente por unos golpistas, asesinadas por defender la libertad y a un gobierno legítimo, y que esa sentencia y los tribunales que la dictaron siguen siendo consideradas legales por el régimen actual, Aunque digan que hayan prescrito, esas sentencias siguen siendo consideradas legales y ellos, unos criminales. Podremos hacerles una “sepultura digna” incluso una sepultura de mármol de Carrara, pero si no anulamos sus sentencias, seguirán siendo “criminales”, bien enterrados por fin, pero “criminales” al fin y al cabo. Os invito a que miréis el espacio que ha quedado vacío tras la actuación aquí llevada a cabo, que ha servido sin duda de reparación para algunas familias, y lo que observamos es que algunas lapidas dejadas por las familias han sido apartadas y casi escondidas, y por ello mantenemos la preocupación que expusimos cuando este proceso se inició, ¿Qué pasará con este espacio de memoria cuando sea vaciado? ¿qué pasará con los restos no reclamados o no identificados?

33077972_1914663468564540_3738391963104182272_o

Espacio de la fosa del cementerio civil en la actualidad. Foro: Xulio Garcia

Por otra parte asistimos en España a la imposición de un modelo de “memoria” que nos resulta preocupante:

1-Un modelo apolítico, en el que la presencia de banderas o de símbolos o de partidos relacionados con las victimas parece molesto o depende en última instancia, del deseo de los familiares o los encargados de la exhumación compartan o respeten o no la ideología de las propias víctimas.

2- Un modelo ajudicial, porque en procedimientos como el que hemos asistido en Guadalajara, la intervención del juez se ha limitado a tramitar una orden de traslado de restos en cumplimiento de la ley de Memoria Histórica, un procedimiento administrativo que no cuestiona la ilegalidad de sus ejecuciones ni sentencias, y se limita a facilitar la recuperación de sus restos, algo digno, pero insuficiente.

3-Un modelo privatizado, porque no es el propio juzgado el que lleva a cabo esa actividad sino que el juzgado delega la que consideramos su obligación en una entidad privada, que por muy honradamente que trabaje, no le correspondería hacerlo a ellos, sino al propio Estado.

4- Un modelo finalmente, individual y familiar, que deposita en manos de las familias el derecho de reclamar reparación, creando un agravio comparativo hacia miles de victimas que no tienen familiares, y que  ignora que estas personas murieron asesinadas por defender la libertad de todos y todas, y que corresponde a los que nos dicen representarnos honrarles en nombre de todos.

Ese modelo de memoria, apolítico, ajudicial, privatizado e individual, es totalmente funcional al sistema. El bloque de poder dominante no es monolítico, hay diferentes corrientes y opiniones, Y una parte del sistema es consciente del problema que supone la existencia de miles de victimas de la dictadura, y está dispuesto a conceder subvenciones, en un intento de quitarse el problema de encima, literalmente de “quitarse los muertos de encima”, pero con las condiciones que reseñamos más arriba.

Este modelo de memoria es aceptado por muchas organizaciones, e incluso Albert Rivera, el líder de Ciudadanos está dispuesto a aceptarlo, tal como ha dicho en varias entrevistas. El Estado está dispuesto en el mejor de los casos, a aceptar esa memoria exclusivamente sentimental, pero no acepta una memoria de lucha, que reivindique con orgullo el ejemplo de la sacrificio de estos compañeros y compañeras, Es un modelo que es hasta es ejemplificador. Vosotros en la CNT no necesitáis que nadie os de lecciones de todo esto porque siempre habéis reivindicado la memoria de los y las que os precedieron en la lucha. Rechazamos ese modelo que se está imponiendo porque sencillamente refuerza el llamado modelo español de impunidad. Necesitamos una ley de victimas del franquismo para obtener verdad, justicia y reparación.

Gracias y Viva la libertad

foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com

LOS CAMPOS DE GUADALAJARA
La vittoria dell’antifascismo
Pedro A. García Bilbao, Marco Puppini
Guadalajara_0.jpg

Libro co editado por la Associazione Italiana Combattenti Volontari Antifascisti di Spagna (AICVAS) y el Foro por la Memoria de Guadalajara (FMGU), que acabamos de publicar sobre la batalla de Guadalajara y la participación italiana en la Guerra de España. Se compone de dos partes, inspiradas en sendas conferencias pronunciadas en Guadalajara en marzo de 2017 con motivo de los actos conmemorativos del 80 aniversario de la batalla de Guadalajara.

Marco Puppini miembro de AICVAS
Pedro A. García Bilbao, presidente del FMGU

Acaba de salir de imprenta en Milán. Edición bilingüe italiano-castellano.

 

LOS CAMPOS DE GUADALAJARA
La vittoria dell’antifascismo internazionale
de Pedro García Bilbao, Marco Puppini

A cura di Italo Poma
Traduzione Ángeles Aguado López
Edizioni SEB27
Laissez-passer – 50
ISSN 1973-0101
Formato: 14×21
Pág: 208
Año: 2018
ISBN: 978-88-98670-28-4
P.V.P 20 €

Información y reserva:
foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com

c2c1af4e-a1ee-4c04-a63d-9b5e2c2661ac.jpgGuadalajara 23/01/2018,. FMGU.-
El sindicato Confederación Nacional del Trabajo (CNT) ha colocado una placa en el cementerio municipal de Guadalajara en homenaje a sus militantes asesinados (65 en Guadalajara) durante la dictadura franquísta. La primera de estas placas colectivas fue instalada por UGT el pasado 23 de enero, en cumplimiento de un acuerdo municipal aprobado en junio de 2017 y que permite a organizaciones vinculadas con las víctimas del franquismo colocar placas colectivas de homenaje a sus afiliados víctimas de la dictadura. El espacio elegido para instalar esta placa ha sido la tapia del osario, junto a la fosa común del antiguo patio de Santa Isabel, lugar donde yacieron más de 350 victimas de la represión franquista de postguerra. El otro espacio de este cementerio utilizado para la represión franquista, el antiguo cementerio civil, también fue objeto de visita y homenaje por parte de los libertarios.

1f942183-346b-46cf-8151-7ba59b840b5d.jpg

Tras la colocación de la placa de homenaje, los asistentes acudieron al espacio  del antiguo cementerio civil donde Xulio García, portavoz del Foro por la Memoria, pronunció unas palabras, seguido por José Morales en representación del PCE y como portavoz del grupo municipal de Ahora Guadalajara y finalmente intervino Conchi de Luz, de la agrupación de familiares de la fosa del cementerio católico. El acto acabó con una sencilla ofrenda floral en recuerdo de todas las victimas, colocada en el monumento inaugurado en 1979, y con el canto de A las barricadas y La Internacional

Desde hace dos años aproximadamente, varias placas solicitadas por familiares de victimas del franquismo han sido colocadas en la fosa común del patio 4ª . También y gracias un acuerdo del pleno municipal de junio pasado han sido solicitadas placas de homenaje de UGT, PCE, PSOE y CNT.

6f368fa0-7c1b-478e-baf1-01e5774485f3

Primera placa colocada por familiares de victimas del franquismo en la fosa del patio de Sta Isabel del cementerio. (año 2015) Foto: Xulio Garcia

El equipo de gobierno municipal a través de su negociado de Rentas, ha intentado obstaculizar el acuerdo del pleno tratando de impedir que las organizaciones sindicales y políticas a las que pertenecían los asesinados por la dictadura coloquen placas colectivas. En el cementerio de Guadalajara, fueron fusilados 822 antifranquistas entre 1939 y 1944, a los que hay que sumar 155 presos muertos a causa de las terribles condiciones de las cárceles de postguerra. Los afiliados al sindicato CNT  representan el 6’5% de esos fusilados de Guadalajara entre 1939 y 1944.

Fotos:© Xulio Garcia

cd02601d-7eb4-4a7b-9ee0-fc63a458582f.jpg

Comunicado leído por la CNT-AIT

Por la memoria de los anarquistas y antifascistas víctimas del franquismo.

“El 13 de mayo de 1940 el régimen franquista fusilaba a 54 presos antifascistas en el cementerio de Guadalajara en lo que fue la mayor “saca” de presos de toda la posguerra. Aquel año, en total, serían fusiladas 594 personas en dicho cementerio, y hasta 1944 serían 822 los antifranquistas asesinados en la capital, cuyos cuerpos se encuentran todavía hoy enterrados en las diferentes fosas del cementerio municipal. Otras 155 víctimas de la represión de la dictadura, muertos por las duras condiciones de las cárceles, yacen junto a estos fusilados, sumando la cifra total de 977 víctimas mortales (cifras extraídas de las investigaciones del Foro por la Memoria de Guadalajara). De todos ellos, 65 pertenecían a organizaciones anarquistas como la CNT, la FAI o la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias.

El pasado 30 de junio de 2017 el Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara aprobaba la moción conjunta presentada por Ahora Guadalajara y el grupo municipal socialista por la cual se comprometía a dignificar las fosas del cementerio donde están enterradas esas 977 víctimas conocidas de la represión franquista, además de convertir dichos lugares en espacios de memoria democrática. La moción había sido apoyada, además, por el Foro por la Memoria de Guadalajara y por la Agrupación de Familiares de Víctimas de la Represión Franquista de la Fosa Común del Cementerio de Guadalajara. Todos los grupos políticos excepto el Partido Popular votaron a favor de la moción.

Sin embargo, ¿ha hecho algo el consistorio municipal, dirigido por el PP, para cumplir los acuerdos de aquella moción? La respuesta es una negativa rotunda. El compromiso de los populares guadalajareños encabezados por Antonio Román y Jaime Carnicero con la memoria de quienes lucharon y murieron por la libertad y la justicia social y por la reparación de dichas víctimas es nulo. Ya en 2010 y 2013 el PP rechazó sendas mociones presentadas por PSOE e IU similares a la aprobada el año pasado. En septiembre de 2015 otro pleno municipal, pese a la negativa de los populares, aprobó la retirada del callejero franquista de Guadalajara (la Plaza del Capitán Boixerau Rivera, la calle del general Moscardó de Guzmán, la calle de Fernando Palanca, la calle Gutiérrez Orejón, la calle y travesía de los Hermanos Ros Emperador y la Plaza de los Caídos), reivindicación que la CNT de Guadalajara venía haciendo desde el año 2004. El PP, fiel a su talante prepotente y autoritario, nunca hizo efectiva dicha moción, sino que se limitó a realizar un cambio parcial dos años después, a golpe de decreto y sin contar con la opinión ni la colaboración de los habitantes de la ciudad.

El insulto de los populares a las víctimas de la dictadura franquista continuó cuando, tras la exhumación en junio de 2017 del cuerpo de Timoteo Mendieta y otros 27 asesinados, en el marco de la querella argentina contra los crímenes del franquismo, reclamó a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica la cantidad de 2.057 euros por los trabajos en el cementerio; trabajos que, por otra parte, habían corrido a cuenta de la propia Asociación. De nuevo, el PP se saltaba otro acuerdo previo de pleno que eliminaba las tasas de exhumaciones a represaliados por la dictadura, y menospreciaba la memoria y el respeto a las víctimas del franquismo y a sus familiares y allegados.

Con este historial de prepotencia y desprecio a la memoria antifranquista, el PP se niega actualmente a cumplir los acuerdos del pleno de junio de 2017. Según dicha moción, el Ayuntamiento debería haber instalado una lápida corrida con una inscripción con el texto “Por la libertad, la justicia y la democracia” junto a los nombres de las 977 víctimas de la represión franquista enterradas en el cementerio, algo que el Ayuntamiento del PP no ha hecho. Por otra parte, en el acuerdo se recogía que “el Ayuntamiento autorizará la colocación de placas individuales y colectivas a las víctimas de la represión franquista para familiares y organizaciones vinculadas con las víctimas, siempre que preserven el espacio y los enterramientos.” En base a dicho acuerdo, la CNT Guadalajara lleva intentando desde hace varios meses colocar una placa en homenaje a los 65 militantes anarquistas víctimas del franquismo enterrados en el cementerio. Las respuestas del Ayuntamiento a las solicitudes del sindicato han sido una y otra vez insultantes. Primero se exigió la lista completa de los fallecidos y su ubicación en el cementerio, después se pidió un boceto de la placa que se pretende colocar, se pidió también que dicha placa se ajustase a unas medidas aleatorias dictadas por el Ayuntamiento… Desde CNT Guadalajara pensamos que la voluntad del Partido Popular para recordar y dignificar a las víctimas del franquismo es inexistente; no es cuestión baladí que los orígenes de dicho Partido estén estrechamente relacionados con representantes de la dictadura. No podemos consentir que se menosprecie, se insulte y se olvide a quienes dieron sus vidas en la lucha por la libertad y por la consecución de una sociedad más justa e igualitaria. Tampoco pensamos que nadie nos tenga que dar permiso para honrar a militantes anarquistas y anarcosindicalistas asesinados por el fascismo. Es por ello que el próximo día 26 de mayo la CNT Guadalajara procederá a la colocación en el cementerio municipal de una placa homenaje a los militantes libertarios asesinados por la dictadura en Guadalajara, en un acto en el que invita a todos aquellos grupos, asociaciones e individualidades que se sientan identificados con la defensa de la memoria antifranquista y la dignidad de las víctimas.

La dictadura juzgó a 7.488 personas en Guadalajara desde 1939, de las que 1.418 acabaron finalmente muertas; no pueden caer en el olvido ni mucho menos ser insultadas y despreciadas por quienes no respetan ni nunca respetaron la libertad y la justicia social. Asimismo, queremos recordar que la propia dictadura, sus instituciones, sus juicios y sus sentencias siguen sin haber sido ilegalizadas. No basta solamente con declararlo ilegítimo, han de anularse sentencias y tribunales, y juzgar como se merece a un régimen que durante cuarenta años cometió infinidad de crímenes contra la humanidad. Recordamos, a su vez, que más de 120.000 personas siguen desaparecidas o enterradas en cunetas y cementerios a lo largo y ancho del país, y pensamos que dichos crímenes y sus responsables deben ser juzgados y la memoria de las víctimas debe ser rescatada. En CNT, una de las organizaciones que más sufrió la represión franquista, lo tenemos muy claro. No vamos a descansar hasta que nuestros compañeros y compañeras sean satisfactoriamente dignificados, hasta que se sepa toda la verdad de los crímenes franquistas, hasta que se haga justicia y hasta que se realicen las reparaciones pertinentes. Para nosotros, la memoria de los luchadores antifascistas nunca desaparecerá, y recogemos el testigo de la lucha por la emancipación social y por la consecución de una sociedad justa e igualitaria donde desaparezca la explotación del hombre por el hombre. Una vez más, gritamos bien alto: ¡Muerte al Estado y viva la anarquía!

—————————

Intervención de Xulio García Bilbao, portavoz del Foro por la Memoria Guadalajara

En el homenaje organizado por CNT a los libertarios asesinados en el cementerio de Guadalajara.

“Gracias a la CNT por organizar este acto tan emocionante. Es un orgullo participar en él. Nos encontramos en el antiguo cementerio Civil de Guadalajara, uno de los dos lugares donde se asesinaron a cientos de antifascistas tras la conquista de la ciudad por el franquismo, situado en la tapia sur del cementerio.

Plano de 1943 donde hemos señalado los dos principales de enterramiento de victimas de la dictadura. Arriba fosa del civil, Abajo dcha fosa de Sta Isabel, ignorada mediaticamente. Ahmgu/Fmgu

El otro lugar de ejecución y enterramiento de los republicanos es donde hemos estado hace un momento haciendo el homenaje: la fosa común del cementerio católico, un espacio situado en la parte oeste del cementerio y donde según nuestros datos fueron enterrados 376 antifascistas. Buena parte de ellos fusilados y fusiladas, pero también están allí los muertos en prisión, por las terribles condiciones carcelarias, por inanición y también por palizas. Aquel es un espacio de represión también compartido por inhumados de otra naturaleza como ancianos del asilo, indigentes y hasta enfermos de tuberculosis. La mayor parte de los enterrados en esa fosa fueron trasladados al osario al cumplirse 10 años. Aquel espacio ha sido objeto de una larga lucha para evitar su destrucción. Un proyecto de poner un monumento con los nombres de todas las victimas fue rechazado por el gobierno municipal del PP durante años, pero no renunciamos a él y finalmente ha sido aprobado por el pleno hace ahora un año, aunque el alcalde de Guadalajara no ha cumplido lo acordado. Actualmente esa fosa está declarada como un “jardín”, y por eso hemos promovido desde el Foro por la Memoria que familiares pongan placas individuales; En el pleno de hace un año también se aprobó que las organizaciones a las que pertenecían los antifascistas pudieran poner placas colectivas en su homenaje. Y por eso estamos hoy aquí. De momento se han puesto varias placas individuales de familiares y una de UGT y esta de CNT. El PP no cumple estas mociones aprobadas en el ayuntamiento y pone todo tipo de excusas y problemas a las organizaciones solicitantes. PCE. UGT, PSOE y CNT. Ante la invisibilidad decretada por el PP, hemos optado por invitar a colocar placas, y así, lo que ahora es un “jardín” pasa a ser un “lugar de memoria”: No nos olvidamos ni renunciamos a la placa con todos los nombres, que debe ser institucional. Por cierto todas estas recientes reivindicaciones y actuaciones,  este espacio de memoria han sido completamente ignorados. Y eso que está a pocos metros del cementerio civil, donde se han producido las exhumaciones, La existencia de este otro espacio y la problemática o reivindicaciones que aquí existen han sido totalmente dejadas de lado en todas las declaraciones públicas, entrevistas o programas de televisión en las que se han dedicado programas enteros dedicados al cementerio de Guadalajara.
El otro lugar de ejecución y enterramiento es este espacio del antiguo cementerio civil donde nos encontramos, que es donde se han producido 50 exhumaciones recientemente. Aquí, junto a ese muro, fueron ejecutados unos 310 republicanos y arrojados a unas 16 fosas. Otras decenas de antifascistas también fueron enterrados en varias fosas a izquierda y derecha.
Este espacio del civil fue empezado a utilizar por los asesinos franquistas el dia 26 de julio de 1939, y los primeros ejecutados aquí en ese día fueron Alfonso Alonso Aguado , de Trijueque, y Gregorio Florián Expósito, de Torija. Ambos han sido exhumados e identificados en la reciente intervención en este lugar.
Y quisiera aprovechar para aclarar algo sobre este espacio. Últimamente una de las reivindicaciones más repetidas y asumida como un objetivo por diversas organizaciones de izquierda se resume en la siguiente frase: “hay que sacar a todas las victimas del franquismo, entregárselas a sus familiares, y darles un entierro digno”. Y ciertamente es un honrado y digno objetivo. No obstante hay que aclarar algo, Cuando este espacio del cementerio fue comenzado a utilizar, el 26 de julio de 1939, ya para entonces, 32 antifascistas habían sido enterrados en otras partes del cementerio. Los dos primeros ejecutados, creemos que muertos por tortura, fueron Mariano Almendros y Francisco Lacerda, ambos fueron asesinados y enterrados el 26 de abril de 1939. Ambos eran de la ejecutiva del PCE. Mariano Almendros fue inhumado en una tumba individual pagada por sus familiares en el Patio 2, Otros cientos de victimas de la represión franquista lo fueron en otras partes del cementerio y muchos en sepulturas individuales pagadas por sus familiares. Queremos aclarar que en el cementerio lo que determinaba que alguien fuera enterrado en “una sepultura digna” o no, no era su condición de victima del franquismo, sino si sus familiares tenían o no dinero para pagársela. Ciertamente las victimas del franquismo habían sido expoliadas, empobrecidas, multadas, y su precariedad era absoluta lo que les hacia casi candidatas a no poder acceder a ninguna sepultura de pago. Pero no era así en todos los casos.

95507141-1f13-4e77-bdb7-e82f3f935e80

Sepultura de Wencelao Giménez. Fusilado el 7 de agosto de 1940. Indignamente considerado criminal todavía, pero enterrado “dignamente”  Foto: Xulio Garcia

Por ejemplo, Antonio Cañadas, alcalde de Guadalajara pudo ser enterrado en el patio 1 gracias a un esfuerzo final de su familia pagando una sepultura individual, o Wenceslao Giménez de Mondejar, o Facundo Abad, y muchos otros. Darles “sepultura digna” es un justo objetivo pero no puede ser el final del camino, porque muchos ya la tienen incluso desde entonces. Y es que la principal indignidad cometida con las victimas del franquismo de este cementerio, con todas, las que tienen familiares o no, las que fueron enterrados en un sitio o en otro, es que todas ellas fueron juzgadas ilegalmente por unos golpistas, asesinadas por defender la libertad y a un gobierno legítimo, y que esa sentencia y los tribunales que la dictaron siguen siendo consideradas legales por el régimen actual, Aunque digan que hayan prescrito, esas sentencias siguen siendo consideradas legales y ellos, unos criminales. Podremos hacerles una “sepultura digna” incluso una sepultura de mármol de Carrara, pero si no anulamos sus sentencias, seguirán siendo “criminales”, bien enterrados por fin, pero “criminales” al fin y al cabo. Os invito a que miréis el espacio que ha quedado vacío tras la actuación aquí llevada a cabo, que ha servido sin duda de reparación para algunas familias, y lo que observamos es que algunas lapidas dejadas por las familias han sido apartadas y casi escondidas, y por ello mantenemos la preocupación que expusimos cuando este proceso se inició, ¿Qué pasará con este espacio de memoria cuando sea vaciado? ¿qué pasará con los restos no reclamados o no identificados?

33077972_1914663468564540_3738391963104182272_o

Espacio de la fosa del cementerio civil en la actualidad. Foro: Xulio Garcia

Por otra parte asistimos en España a la imposición de un modelo de “memoria” que nos resulta preocupante: 1-Un modelo apolítico, en el que la presencia de banderas o de símbolos o de partidos relacionados con las victimas parece molesto o depende en última instancia, del deseo de los familiares o los encargados de la exhumación compartan o respeten o no la ideología de las propias víctimas. 2- Un modelo ajudicial, porque en procedimientos como el que hemos asistido en Guadalajara, la intervención del juez se ha limitado a tramitar una orden de traslado de restos en cumplimiento de la ley de Memoria Histórica, un procedimiento administrativo que no cuestiona la ilegalidad de sus ejecuciones ni sentencias, y se limita a facilitar la recuperación de sus restos, algo digno, pero insuficiente. 3-Un modelo privatizado, porque no es el propio juzgado el que lleva a cabo esa actividad sino que el juzgado delega la que consideramos su obligación en una entidad privada, que por muy honradamente que trabaje, no le correspondería hacerlo a ellos, sino al propio Estado. 4- Un modelo finalmente, individual y familiar, que deposita en manos de las familias el derecho de reclamar reparación, creando un agravio comparativo hacia miles de victimas que no tienen familiares, y que  ignora que estas personas murieron asesinadas por defender la libertad de todos y todas, y que corresponde a los que nos dicen representarnos honrarles en nombre de todos.

Ese modelo de memoria, apolítico, ajudicial, privatizado e individual, es totalmente funcional al sistema. El bloque de poder dominante no es monolítico, hay diferentes corrientes y opiniones, Y una parte del sistema es consciente del problema que supone la existencia de miles de victimas de la dictadura, y está dispuesto a conceder subvenciones, en un intento de quitarse el problema de encima, literalmente de “quitarse los muertos de encima”, pero con las condiciones que reseñamos más arriba. Este modelo de memoria es aceptado por muchas organizaciones, e incluso Albert Rivera, el líder de Ciudadanos está dispuesto a aceptarlo, tal como ha dicho en varias entrevistas. El Estado está dispuesto en el mejor de los casos, a aceptar esa memoria exclusivamente sentimental, pero no acepta una memoria de lucha, que reivindique con orgullo el ejemplo de la sacrificio de estos compañeros y compañeras, Es un modelo que es hasta es ejemplificador. Vosotros en la CNT no necesitáis que nadie os de lecciones de todo esto porque siempre habéis reivindicado la memoria de los y las que os precedieron en la lucha. Rechazamos ese modelo que se está imponiendo porque sencillamente refuerza el llamado modelo español de impunidad. Necesitamos una ley de victimas del franquismo para obtener verdad, justicia y reparación.

Gracias y Viva la libertad

foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com