Arturo Peinado: “Todos los gobiernos han preservado la impunidad del franquismo”

Entrevistamos a Arturo Peinado, presidente de la Federación de Foros por la Memoria para conocer la posición del movimiento memorialista sobre la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, entre otras cuestiones referentes a la reparación de los crímenes cometidos por el régimen fascista que gobernó España con puño de hierro desde 1.939 hasta 1.978.

¿Cómo valoran la labor en cuanto a la Memoria de los gobiernos que se han sucedido desde el franquismo?

Entendemos que uno de los elementos centrales del régimen establecido en 1977-1978 es lo que organizaciones internacionales de derechos humanos llaman el “modelo español de Impunidad”, consistente en que no se aplicó en España una “justicia transicional”, como en otros países donde se pasó de dictaduras de muy diverso tipo a regímenes democráticos.La impunidad del franquismo no afecta sólo a la impunidad penal de ejecutores de crímenes y responsables políticos, sino también a respetar el estatus económico y social de los beneficiarios de la guerra y de la dictadura. Los gobiernos, con muy pocos matices, han sostenido y preservado este sistema de impunidad, acompañándolo de políticas activas de silencio y olvido con respecto a los crímenes cometidos, y a la resistencia antifascista durante la guerra y toda la dictadura, en sus diferentes formas.

¿Qué supuso para la recuperación de la memoria la Ley de Memoria Histórica del expresidente Zapatero?

En primer lugar hay que decir, que una Ley de Memoria no estaba en el programa electoral socialista de 2004, sino que fue una exigencia de sus socios de investidura, ERC e IU-ICV. Sucedió gracias a la presión y a la pujanza de un extenso y plural movimiento memorialista.

Arturo Peinado, presidente de la Federación de Foros por la Memoria

El objetivo final de la Ley de 2007 fue preservar en lo esencial el modelo de impunidad, intentando “domesticar” al movimiento memorialista mediante subvenciones. Obviamente la Ley fracasó, si no, no estaríamos hablando 11 años después de fosas, sentencias o de los restos de Franco.La Ley de Memoria no anuló las sentencias franquistas; impuso un sistema de exhumaciones extrajudiciales mediante la gestión privada de subvenciones públicas; estableció unas medidas de reparación material y simbólica limitadas; pero fundamentalmente, negó el derecho a la Justicia de las víctimas del franquismo, y el derecho a la verdad de la sociedad española.

¿Qué opinan de la exhumación de los restos del dictador Franco propuesta por el presidente Pedro Sánchez?

Obviamente estamos de acuerdo, aunque nos parece insuficiente si no salen también los restos de Primo de Rivera, y no se hace una política integral sobre el futuro del Valle de Cuelgamuros. Nos tememos que esto quede en un hecho puntual, que sirva para dar una imagen de izquierdismo al Gobierno ante su electorado, explotando mediáticamente la reacción furibunda de las derechas (y de paso permita al Gobierno incumplir otras de sus promesas, en los planos social y económico, fundamentalmente).

¿Cuál es la valoración que hacen de la propuesta de IU para el Valle de los Caídos?

Es correcta y coincide en líneas generales con nuestras propuestas. Es lógico, puesto que nos hemos reunido e intercambiado criterios con ellos, y con otras fuerzas políticas y grupos institucionales, no solamente del ámbito de la izquierda, aunque las coincidencias, obviamente, se dan sobre todo con las fuerzas progresistas.

¿Cuál es su opinión sobre la posición que llama a mantener todo como está bajo el argumento de “no reabrir heridas”?

Que los que proponen eso no lo plantean para otros casos, como el del terrorismo vasco y sus víctimas. El caso de España y las víctimas del franquismo es una excepción, un paréntesis, una especie de limbo, con respecto al tratamiento que se da en el resto del mundo a las agresiones contra los derechos humanos, donde se aplica el derecho internacional para delitos que por su naturaleza son imprescriptibles.

¿Qué medidas debería tomar el gobierno para reparar lo acontecido durante la Dictadura de Francisco Franco?

Nosotros, junto a otras organizaciones en el marco del Encuentro Estatal de Colectivos de Víctimas del franquismo y de Memoria Histórica, proponemos una Ley Integral de Víctimas del franquismo, que iguale en derechos a las víctima del franquismo con respecto a otros colectivos de víctimas para las que el estado español ha legislado convenientemente, y ha reconocido su derecho a obtener Verdad, Justicia y Reparación.En cuanto a medidas concretas, exigimos, entre otras cuestiones, la anulación de todas las sentencias represivas del franquismo, la exhumación judicializada de las fosas comunes clandestinas, la eliminación completa de la simbología y callejero que homenajea a la dictadura y a los golpistas de 1936, y la declaración de nulidad de la Ley de Amnistía de 1977 para poder llevar ante los tribunales a los responsables de crímenes contra la humanidad, como ha pasado y sigue pasando en Argentina, Alemania…

¿Considera el movimiento memorialista que es necesario desarrollar un proceso constituyente para conseguir sus objetivos?

Entiendo que en un proceso de cambio de régimen se abrirían espacios para aplicar elementos de Justicia transicional, lo que no se pudo hacer en 1977, aunque será demasiado tarde para muchas víctimas y familiares. De cualquier modo, nosotros tenemos que trabajar aquí y ahora, exigiendo al Estado español en su actual forma el cumplimento del derecho internacional de los derechos humanos.También hay que tener en cuenta que las denuncias y exigencias del movimiento memorialista, suponen un cuestionamiento frontal de los pactos de impunidad, silencio y olvido de la Transición, sin tener que proclamar públicamente nuestro republicanismo a cada minuto. La misma existencia a día de hoy de docenas de miles de desaparecidos implica un cuestionamiento del régimen del 78, y del propio Estado de derecho en España.

¿Existen ejemplos en otros países del mundo que sean una inspiración para la Federación que usted preside?

Es complicado, porque las circunstancias españolas son muy específicas: la duración del franquismo, con sus fases históricas, y sus múltiples formas de represión; el “peculiar” modo en que se pasó aquí de la dictadura a la democracia… Hay modelos de los que podemos aprender, comparándolos con nuestro caso: la victoria de los antifascistas en Europa en 1945; la Revolución de los Claveles…Quizás de donde más enseñanza e inspiración obtenemos es de las luchas contra la impunidad en el Cono Sur americano: las organizaciones de víctimas y familiares; los activistas; el papel de la sociedad, las fuerzas políticas y los juristas en la lucha contra leyes de Punto Final; las posteriores políticas públicas de Memoria… en todos los aspectos estamos a años luz de lo que se ha conseguido allí.

Con otras fuerzas tenemos desde hace tiempo una sintonía especial, como es el caso de ERC a través de Joan Tardà, que siempre ha trasladado al Congreso las propuestas del sector del movimiento memorialista más implicado en la lucha contra la impunidad. También mantenemos una colaboración permanente con Compromìs, por medio del senador Carles Mulet, con quien el año pasado presentamos una propuesta de Ley de Víctimas en el Senado, que PP, PSOE y Cs no admitieron a trámite.Mantenemos una relación fluida tanto con Podemos como con IU, que han recogido en sus propuestas parlamentarias y programáticas, buena parte de los planteamientos del Encuentro Estatal de Colectivos, aunque no hemos sido capaces de conseguir, de momento, que las fuerzas democráticas presentaran una propuesta común. Por el contrario, han proliferado en esta legislatura múltiples iniciativas particulares, de muy diverso sentido, desde el ámbito de la izquierda y de los nacionalismos periféricos.

¿Considera que el golpe que lideró Franco contra el gobierno de la II República estuvo justificado?

Desde un punto de vista democrático, de ninguna manera. Querían arrancar de raíz, la tradición liberal y democrática, así como la propia existencia del movimiento obrero. Y para ello no ahorraron esfuerzos: algunos historiadores han utilizado conceptos como “inversión en violencia” (o en terror), para explicar la represión franquista.El objetivo era claro, eliminar la experiencia reformista republicana, y garantizar la dominación sin contestación de la clase dominante y de los sectores más reaccionarios de la sociedad española: iglesia, ejército, latifundismo agrario… Mediante el exterminio del enemigo político.

¿Qué podría decir sobre la represión que tuvo lugar bajo el régimen fascista de Franco?

Frente a lo que se dice por el negacionismo y revisionismo tan de boga estos días, inconcebiblemente exhibido en los medios de comunicación, la represión franquista está relativamente bien estudiada, con algunos puntos negros, como los problemas de acceso a determinados archivos de la represión.Cientos de investigadores han publicado monografías locales y comarcales; luego especialistas, generalmente en obras colectivas, han realizado un análisis comparativo e interpretativo. Al tiempo, se han estudiado las diferentes formas de represión y colectivos de víctimas: asesinatos “legales” y extrajudiciales, prisión, exilio, deportación, bebés robados, represión económica y profesional… Y progresivamente la historiografía ha pasado de intentar la cuantificación de la represión como tema central, a buscar la explicación de los cómos y los porqués.El problema es que tenemos la Verdad, sostenida por un amplio consenso académico y científico, pero su ignorancia por el sistema educativo y la “censura” o desatención de los medios, hace muy difícil que ese conocimiento llegue al conjunto de la sociedad.Es una gran pelea, que no sé si vamos ganando, pero que va inexorablemente unida a las posibilidades que tenemos de que en el futuro se haga efectivo el derecho a la Justicia. Y la lucha por la memoria histórica y los derechos de las víctimas del franquismo ocupa un espacio central en la defensa de una democracia real, y de los derechos humanos y civiles en nuestro país.

32835121_10216812345440619_6859200876385402880_n

Ante el manifiesto franquista y el silencio de Defensa

Carta pública a la ciudadanía y fuerzas políticas y sociales

Exigimos al Ministerio de Defensa, la desautorización total del manifiesto franquista y condene la figura del ex-general Franco como incompatible con las Fuerzas Armadas de un estado democrático.

A 13 de agosto de 2018

Pedro A. García Bilbao

Apenas ser nombrada ministra de Defensa, Margarita Robles declaró que ese ministerio se ocupaba de una materia de estado, por encima de cuestiones de partido, y que por tanto la nueva administración procuraría continuar las líneas seguidas en ese tema por anteriores gobiernos. La defensa de nuestro país, nuestra seguridad última, nuestra independencia nacional y nuestro sistema de libertades justificaban, en las palabras de la ministra, esa visión de estado. Robles deseaba enviar un mensaje de confianza y seguridad.

Han transcurrido apenas dos meses. Cientos de militares retirados – y bastantes en la reserva- han estado suscribiendo un manifiesto público en donde defienden al ex-general Franco como modelo de militar y exigiendo respeto a su figura y expresando su rechazo a toda crítica al dictador y al previsto traslado de sus restos fuera del Valle de los Caídos. El manifiesto original fue sumando hasta la fecha 674 firmantes y de ellos 62 generales. Se da la circunstancia de que todos se amparan en su derecho de expresión, libre por su condición de retirados. En el texto explican que el a su modo modélico militar Franco, aceptó el mando ofrecido por sus compañeros ante la situación por la que atravesaba el país en 1936 en su muy peculiar punto de vista. Justifican en su escrito toda la trayectoria del ex-general y desde luego su responsabilidad y ejecutoria en el golpe de estado, la guerra y la posterior dictadura.

Los militares retirados que han suscrito el manifiesto han sido ampliamente invitados a participar en radios y televisiones al tiempo que la prensa escrita y digital les han permitido expresarse en profundidad. Todo ello en medio del absoluto silencio del Ministerio de Defensa, del gobierno, pero también de los partidos con representación parlamentaria.

Las protestas a tales manifestaciones y hechos han sido por parte de un puñado de periodistas, sin mucho acierto en sus argumentos por otra parte, pero sobre todo en las redes sociales a cargo de numerosos ciudadanos. Ha destacado especialmente la respuesta dada por un oficial retirado del Ejército del Aire, quien valientemente ha sabido alzar su voz y poner en su sitio a los que justifican el golpismo, la guerra y el terror. Un segundo militar se ha sumado pocos días después a la denuncia del manifiesto, así como algunos colectivos militares democráticos, pero es de destacar que ninguno de estos militares retirados de asociaciones democráticas ha sido invitado en los medios de comunicación a dar su opinión. Hemos de recordar que la Amnistía de 1977, que no cuestionaba la legalidad del régimen franquista, dejó fuera del ejército al puñado de militares antifranquistas y democráticos (UMD) que habían sabido comprometerse por las libertades contra la dictadura, sin que el régimen de 1978 les haya ofrecido después nada, salvo destierro profesional y olvido. Vemos hoy las consecuencias de tal injusticia.

Hay aquí una cuestión muy sencilla, aunque no por ello menos grave.

Si el ex-general Franco -fue destituido de sus cargos y posición por Orden Ministerial el día 22 de julio de 1936-, es un ejemplo de lo que ha de ser un militar de honor y profesional, es de suponer que lo del ejemplo incluye asumir la responsabilidad de decidir cuando dar un golpe de estado y llevar el país entero a una guerra y a una dictadura, si la situación lo vuelve a requerir y sus compañeros le entregan el mando como expresan en su carta. En otras palabras, los españoles de 2018 debemos estar contentos de que estos militares tengan a bien no considerar la situación de España en la actualidad como algo que al menos todavía no justifique su intervención. Una intervención en la que el estar retirado no supone diferencia alguna si recordamos la identidad de algunos de los golpistas de 1936, igualmente retirados. Lo que convierte en algo terrible estas “opiniones” es el hecho innegable de que quienes se mantuvieron leales a la constitución en su momento y acabaron asesinados, son considerados legalmente todavía como rebeldes y sus ejecutores militares, “modélicos”. Los firmantes del manifiesto nos están perdonando la vida a todos.

El Ministerio de Defensa, a lo que se ve, nada tiene que decir. Debe formar parte de la política de estado y de la necesaria seguridad y confianza, el que modelos de militar como Franco sean defendidos públicamente por parte de cientos de militares retirados. Escudarse en el hecho de la libertad de expresión de los declarantes es un engaño. Si los firmantes tienen derecho a dar su opinión, muchos consideramos que la Ministra de Defensa tiene la obligación de hacer una declaración pública dejando muy claro que el haber sido un traidor a la constitución y un perjuro al juramento de fidelidad al régimen legal y democráticamente constituido, no puede ser tomado como modelo de nada por un militar honrado y digno de tal condición.

Defensa calla. El gobierno calla. Los partidos parlamentarios callan. El retirado general Rodríguez, el militar retirado quizá con más proyección pública y política en la España actual, calla. Todos callan.

Y desde luego, el jefe supremo de las Fuerzas Armadas, Su Majestad el Rey Felipe VI, calla. No parece que la Casa Real vaya a hacer una declaración pública dejando claro que un traidor y responsable de un golpe, una guerra y una dictadura construida sobre un monstruoso baño de sangre, no puede ser considerado modelo para un militar honrado y un ejército en un país democrático y decente. Es evidente que debería hacerlo. Sinceramente, no lo entiendo, es muy difícil de comprender, si en su condición constitucional de jefe de las Fuerzas Armadas y en unión al gobierno y el Ministerio de Defensa respondiera como debe, incluso quienes no somos monárquicos ni sospechos de serlo, tendríamos que apoyar su toma de posición en esto. No lo han hecho y no lo van a hacer a lo que parece.

Pero si quienes tienen la responsabilidad legalmente callan, los ciudadanos tenemos la obligación moral de alzar nuestra voz. No es cuestión de siglas, de partidismo o de facciones, es decencia pública, es de honradez moral que obliga aunque situarse públicamente nos marque, es cuestión de estado, estado democrático desde abajo, desde la ciudadanía, no se puede quedar uno callado ante esta última humillación colectiva.

Debemos exigir públicamente una declaración pública del Ministerio de Defensa aclarando que el ex-general Franco fue un traidor y un criminal, indigno de vestir el uniforme de España y que quienes hoy defiendan su figura y proceder, desde cualquier punto de relación con los ejércitos, se situan fuera del margen de la sociedad y la legalidad democrática.

Es necesario dejar las cosas claras. Los honores a la deslealtad y el crimen convierten un ejército honrado en un grupo de facciosos, esto no puede quedar sin respuesta.

Quienes en estos momentos callen ante esta situación, lo que están haciendo es apoyar con su silencio el manifiesto franquista.

Pedimos a toda la ciudadanía y a todas las fuerzas políticas y sociales que exijan al Ministerio de Defensa, la desautorización total del manifiesto y condene la figura del ex-general Franco como incompatible con las Fuerzas Armadas de un estado democrático.

Firmado:

Pedro A. García Bilbao

Apoyos vía redes, página o al correo dedona@mac.com

ILLANA (GUADALAJARA), 28/07/2108: La asociación cultural “Juan de Goyeneche” de Illana, con la colaboración con el Foro por la Memoria de Guadalajara  y el apoyo del sindicato UGT,  ha celebrado este fin de semana un homenaje al maestro republicano  Cesáreo Valdés Aguado, natural de Millana, quien ejerció como maestro nacional en el pueblo de Illana desde finales de los años 20 hasta el final de la guerra civil, fecha en que fue detenido por su compromiso republicano y antifascista y fusilado en  Guadalajara en mayo de 1940. La esposa y compañera de Cesáreo Josefina Yanguas, fue también maestra del pueblo, y aunque fue también sometida a un expediente de depuración, pudo seguir ejerciendo, y tras ser su marido encarcelado y asesinado por la dictadura, quedó al cuidado de sus tres hijas.

El homenaje celebrado el pasado dia 28 de julio, comenzó con la llegada de la familia de Cesáreo Valdés quienes acudieron a Guadalajara desde Burgos donde viven, y visitaron acompañados del Foro por la Memoria, los lugares relacionados con la represión franquista en Guadalajara, como la Prisión Central, el Palacio de la Diputación y las fosas comunes del Cementerio, donde depositaron unas flores en el lugar donde el maestro republicano fue asesinado, en la saca del 13 de mayo de 1940, la más sanguinaria de nuestra postguerra, con 54 personas asesinadas.  En el lugar donde reposaron sus restos hasta que fueron trasladados al osario, hace un año se colocó una placa en memoria del asesinado la familia colocó un sencillo ramo de flores.  Tras la visita al cementerio de Guadalajara, el homenaje prosiguió en Illana.52f29d96-c0ba-421b-9a10-60933bf0f91c

Una vez en Illana, la hija de Cesareo Valdés, Nieves Valdés Yanguas,  emocionada, agradeció a la asociación Juan de Goyeneche el caluroso recibimiento, y la entrega de una placa de agradecimiento a la memoria de su padre. Los nietos de Cesáreo, Ismael y Olga Portillo, quienes son también maestros como sus abuelos también asistieron al acto, celebrado en el centro social de Illana. La familia del homenajeado pudo conocer personalmente a Ignacia y Ciriaco, quienes de niños fueron alumnos de Cesareo Valdés.

c94a69a3-38e3-4317-9512-56e37b9df01c

Entrega de la placa de homenaje a Nieves Valdés. FMGU

b074b4f8-f059-4312-b1c0-94f1501cd439

Detalle de la placa. FMGU

A continuación tuvo lugar un ameno debate sobre el modelo de educación republicano, cuyo proyecto de modernización representaba perfectamente Cesáreo Valdés, Un proyecto que se vio truncado por el golpe de Estado criminal, “pero que debemos recuperar con homenajes como este” como citó Xulio García, del Foro por la Memoria,, quien además lamentó que el merecido homenaje no tuviera carácter institucional pues ninguna institución oficial participó en ella.

Nieves Valdés y su hijo Ismael Portillo, posan ante el edificio de la escuela de Illana. FMGU

Nieves Valdés y su hijo Ismael Portillo, posan ante el edificio de la escuela de Illana. FMGU

La jornada de homenaje culminó con una visita a las antiguas escuelas, donde los asistentes se hicieron una foto frente a las aulas donde Cesareo Valdés y su mujer Josefina Yanguas trabajaron. Entre los vecinos de Illana y los miembros de la asociación Juan de Goyeneche quedó el compromiso de conseguir que próximamente el homenaje continúe con la colocación de una placa institucional en la escuela de la localidad.

UNA MONOGRAFIA COMO NO HAS LEIDO NUNCA SOBRE LA BATALLA DE GUADALAJARA.

No te la pierdas. Pídela en www.silente.tienda COMPRAR el libro

Pedro A. García Bilbao y Marco Puppini. Los campos de Guadalajara. La vittoria dell’antifascismo internazionale– A cura di Italo Poma. Traduzione: Ángeles Aguado López. Edizioni SEB27, Torino (2018). ISSN 1973-0101 Formato: 14×21 Pagine: 208 Anno: 2018 ISBN: 978-88-98670-28-4 – EDICIÓN BILINGÜE

Jornadas en la sede del CAUM, sobre “Archivos y Memoria – Propuestas programáticas para un ley de Víctimas del Franquismo”. – La impunidad en los Archivos – Por una ley de Víctimas del Franquismo. Intervenciones de Henar Alonso Rodríguez (Técnica Superior de Archivos del Cuerpo Facultativo de Archiveros del Estado), de Fernando Hernández Sánchez (Historiador – Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid), de José María Nogales (Presidente de la Federación de Asociaciones de Archivero, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas – ANABAD), y de Xulio Garcia Bilbao (Documentalista. Fototeca de la Agencia EFE) Acto moderado por Teresa Galeote (CAUM) Madrid 13-06-2018

QUIENES ERAN: VICTORIANO CASANOVA CORONA. 

deportado9000 Natural de Sacedón, Victoriano era jornalero de profesión y militante del PCE  y además miembro de la Federación Estatal de Trabajadores de la Tierra de la Unión General de Trabajadores. FETT-UGT.  Leal al gobierno legítimo de la República fue capturado bastante tardíamente, en marzo de 1940,  al regresar a Sacedón para ver a su madre.  Juzgado en el Consejo de Guerra Permanente nº 2. de Guadalajara, 4299-40. Sentenciado a pena de muerte con fecha 06/04/1940, fue preso en la Prisión Central de Guadalajara, donde sufrió seguramente un calvario dadas las terribles condiciones de escasez, torturas y hacinamiento a que los presos republianos era sometidos, Estuvo sufriendo esas condiciones casi dos años hasta que fusilado el 14 de marzo de 1942 en el cementerio municipal de Guadalajara. Es uno de los 20 fusilados de Guadalajara en 1942. El dia que Victoriano fue asesinado, otros 3 presos antifascistas le acompañaron en el paredón:  Segundo Martínez Manzano, Aurelio López Brotons, Domingo Gascueña Jiménez , todos ellos pasados por las armas en el lugar llamado Rambla del río, en la tapia suroeste del cementerio, junto a la fosa común del patio 4º o de Santa Isabel. La familia de Victoriano pudo pagar una sepultura de 3ª categoria, por lo que pudo ser inhumado en el patio 4º, En marzo de 1974, sus restos fueron trasladados al osario.

f184d65e-d7c2-40fc-8598-62ebd9e3a974
Juanfran Bolós consulta la documentación sobre su tio acompañado de José Morales, concejal de Ahora Guadalajara y miembro del Foro por la Memoria. Foto: FMG

Juanfran Bolós, sobrino de Victoriano, intentando recopilar información sobre su tio fusilado,  ha acudido a Guadalajara y los compañeros del Foro por la Memoria José Morales y Xulio Garcia le hemos  acompañado a los lugares relacionados con su tio. En primer lugar acompañado al Archivo Histórico Provincial de Guadalajara (AHPGU) donde pudimos conseguirle una copia de su expediente carcelario, incluyendo su sentencia, un documento que lo único que demuestra es la infamia cometida con los represaliados del franquismo, dado que está lleno de errores y es en si misma una aberración jurídica. A continuación estuvimos con Juanfran en el mismo cementerio, donde se emocionó al ver in situ el lugar de asesinato de los antifascistas. Alli se llevó la sorpresa de ver las nuevas placas colocadas por familiares y organizaciones, incluyendo la recientemente colocada por el sindicado CNT. Juanfran quiso posar junto a la placa de CNT porque aunque su abuelo materno era del PCE, su padre, Ángel Bolós Toribio, superviviente de la guerra aunque preso en un batallón penal en Cuelgamuros, habia sido militante libertario y combatió en la Columna del Rosal como artillero.

03543657-9a14-4002-8da5-64c5edb77b04-1

Juanfran posa junto a la placa dedicada a los fusilados de CNT

Finalmente acudimos a la Prisión Central, donde según los documentos habia estado preso Victoriano Casanova, pudiendo comprobar el creciente deterioro de este edificio.
Un saludo a Juanfran Bolós Casanova , y agradecerle su valentía de querer saber y recuperar su memoria; Se despidió de nosotros pidiendo que se ponga una placa con su nombre y el de todos los asesinados de Sacedón en su pueblo.

 

QUIENES ERAN; Benito Rodríguez Cascajero, fusilado el 13 de julio de 1939.

deportado9000Natural de Chiloeches (Guadalajara), Benito Rodríguez Cascajero residía en San Sebastián de los Reyes. (Madrid), donde trabajaba como albañil. Benito tenía 47 años cuando fue asesinado en un paredón  en Colmenar Viejo (Madrid). Era militante de la Unión General de Trabajadores (UGT), Durante la guerra civil, fue alcalde de San Sebastián de los Reyes, y presidente de la Central de Abastos. En 1939 fue hecho prisionero y juzgado  en el Consejo de Guerra Permanente nº 12 de Madrid, Causa nº 6701-39 , y condenado a la pena de muerte, ejecutada

35043471_933675536814553_5740722471166803968_o

El memorial inaugurado el 10 de mayo de 2018 incluye el nombre de Benito Rodriguez, natural de Chiloeches . Foto: FMGU

Organizado por el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, el pasado día 1 de mayo de 2018 tuvo lugar en el cementerio de Colmenar  un homenaje a los 108 fusilados por el franquismo en Colmenar Viejo entre ellos, Benito Rodriguez Cascajero albañil de Chiloeches (Gu) y militante de UGT. Sirvan estas líneas para recordad su memoria y homenajearle.  #MemorialColmenar @foromemoria @encuentrmemoria @IUMemoria @PodemosMemoria @PSOE @UGT_Comunica @AhoraChilo

34963336_933675673481206_5132468859109900288_o