HOMENAJE A LAS VICTIMAS DEL FRANQUISMO EN GUADALAJARA

40 aniversario del monumento del cementerio civil

01/11/2019, FMGU.-  En 1977, recién recuperada la democracia en España, un grupo de familiares de víctimas y militantes de las organizaciones políticas de izquierda de Guadalajara, decidieron unirse para constituir una “comisión civica” para homenajear a las victimas de la dictadura.

Hasta ese momento, los homenajes se habían celebrado por supuesto en la clandestinidad y la mayor parte de ellos en el ámbito privado y familiar aunque pequeños grupos de militantes antifranquistas habían acudido al cementerio civil a  homenajearles , sobretodo al final de la dictadura.

Aparte de los por supuesto, obstáculos derivados de la persecución política y prohibición de las organizaciones democráticas, el principal obstáculo físico era la separación del cementerio civil respecto al resto del cementerio,  que se hallaba separado del resto del cementerio por un alto muro, cuyo único acceso era una pequeña puerta junto a la caseta usada como depósito, en el llamado “camino al río” actual aparcamiento, en la tapia sureste del cementerio,.

El cementerio civil se hallaba cerrado al público, y sólo se abría el dia 1 de noviembre festividad de todos los Santos, Por tanto, sus familiares y personas que querían visitar esta , y que muchas veces venían desde lejanas localidades, se veían obligados a pedir que les fuera abierta la puerta exterior, cosa que a veces provocaba situaciones desagradables, pues algunos funcionarios, sobretodo al principio de la dictadura, trataron a veces despectivamente a los visitantes, por lo que estos  a veces se limitaban a tirar unas flores por encima del muro, o a intentar quitar las piedras del mismo.  La situación con los años se normalizó, pero la incomodidad seguía.

Hacia comienzos de la década de 1970, el muro que separaba ambos cementerios comenzó a deteriorarse,  y algunos visitantes lo saltaban, por lo que hacia 1974 el entonces concejal de cementerio, de la todavía corporación franquista, Francisco Borobia, decidió tirar el muro,  Esto permitió el acceso libre al recinto y las visitas se  multiplicó,

27/11/1979.- Inauguración del monumento a los muertos por la democracia y la libertad. Foto: FMGU

Fue entonces, con el cementerio civil totalmente incorporado, cuando un grupo de familiares, de víctimas allí enterradas,  todos ellos militantes de organizaciones obreras y antifranquistas, decidieron unirse para poder instalar un monumento dedicada a los resistentes que dieron su vida por la libertad,  Se llamó “Comisión Cívica pro monumento dedicado a la memoria de los fallecidos de la guerra civil española 1936-1939”.


En agosto de 1977 ,  dos meses después de las elecciones generales de junio, primeras democráticas en 41 años,  los miembros de la recién creada comisión pro monumento solicitaron una reunión con el recién nombrado gobernador civil Fernando Domínguez Garcia de Paredes. El gobernador recibió a la comisión, compuesta por Emilia Cañadas, Francisco Tobajas, Nicolás Escoz, Rafael Tarriza, José Cubero,  y Pedro López, Todos ellos eran militantes de organizaciones de izquierda, (PSOE, PCE; PTE, UGT y CNT) , pero prefirieron no desvelarlo (y asi lo dijeron en la rueda de prensa de presentación del proyecto), “en la medida en que consideramos el monolito como un logro de toda la izquierda”.  En el seno de la entrevista con el gobernador, le fue trasmitido el proyecto del monumento , a lo que García de Paredes respondió que no le correspondía a él otorgar ese permiso, sino al ayuntamiento,  Seguidamente y según la comisión, el gobernador les preguntó ¿Por qué no lo han pedido antes? A lo que le respondieron “porque teníamos miedo”, Decidieron por tanto esperar a la celebración de elecciones municipales, para poder presentarlo a la nueva corporación democrática,  Asi ocurrió y tras el triunfo del Partido Socialista en las elecciones locales de abril de 1979 , la comisión se apresuró a pedir los permisos, El nuevo concejal de Cementerio y teniente de alcalde socialista, Pedro Santiago, facilitó la cesión del terreno, Las autoridades democráticas no participaron como tales en el homenaje, pero pusieron todas las facilidades,

El diseño del monolito y lápida fue encargado al pintor Amador Álvarez, paisajista extremeño residente en Guadalajara, y la obra le fue ejecutada por mármoles Moya, El precio total fue de 250.000 ptas, cuyas cuentas claras fueron ofrecidas a la prensa en la presentación del proyecto ante los medios,  Las aportaciones voluntarias de centenares de personas  fueron desde 5 ptas hasta 10.000.  Los partidos abrieron cajas de recaudación para obtener dinero, Emilia Cañadas, residente en Madrid, recaudó dinero en su pequeña lavandería, en la que se celebraban reuniones de organizaciones de izquierda,  UGT y PSOE pusieron una tasa única voluntaria a aquellos militantes que quisieran colaborar.  Recaudando

El sábado 27 de octubre de 1979, en una tarde lluviosa en el cementerio civil, más de 200 personas se dieron cita, Entre las coronas de flores se encontraban las del PCE y PSOE,  CNT y UGT, asi como un ramo de flores de la Asociación  de Ex Presos y represaliados políticos de España, que colocó su presidente provincial, Emiliano Biroga quien también era miembro de la Liga de Mutilados de la República.
Aunque se habia previsto la posibilidad de que una bandera republicana cubriera el monumento, no fue así, y tan sólo una pequeña bandera republicana hecha con flores, en la parte inferior del monolito, que fue marcado con la inscripción “Muertos por la democracia y la libertad”,
El acto se inició con la lectura de un comunicado que leyó la portavoz de la comisión, EMILIA CAÑADAS, hija del alcalde Antonio Cañadas, fusilado en 1939.  “No estamos aquí para promover rencores ni para hablar de revanchas” … “supimos perder, hemos sabido llorar en silencio desde niños, y ahora dejaríamos de ser la izquierda civilizada, de la que tanto tienen que aprender los que no saben defender a los trabajadores”,  Tras agradecer a en nombre de la Comisión la colaboración técnica recibida por parte del ayuntamiento,  señalando la financiación que corrió a cargo de aportaciones voluntarias que oscilaron entre las 5 y 10.000 pesetas, “nuestro deseo hubiera sido que esta lápida estuviera cubierta con la bandera republicana, pero ante la imposibilidad, por motivos que todos conocemos, dejemos que la bandera tricolor ondee en nuestra mente mientras guardamos un minuto de silencio por los que murieron asesinados en defensa de la libertad la justicia y la democracia,”

A continuación intervino Francisco Tobajas, hijo del presidente de la Diputación Gregorio Tobajas, asesinado en 1939 y militante del PCE,
 “Estamos reunidos para deshacer una injusticia o al menos para proclamar ante el mundo, que esta injusticia a existido. No nos mueven venganzas ni revanchas, sino la justicia, la paz y la vida, y por esa justicia y esa paz estamos reunidos aquí. Han tenido que pasar muchos años, demasiados para honrar de verdad a nuestros muertos, años cargados de esperanza, años de lucha y padecimientos, en los que tuvimos que soportar oprobios y vejaciones. Pero al fin, aquí estamos: hombres y mujeres que muristeis con un grito en vuestro pecho: Libertad y democracia,
Quisieron ahogar vuestras gargantas, Quisieron paralizar el imparable avance de todo el universo. Os mataron y con vosotros quisieron matar a las ideas, a la justicia y a la verdad.
Aquí está con nosotros vuestra idea, y vuestro secreto; libertad y democracia fue vuestro grito, y unidad que nosotros debemos construir. ¡ Viva la Libertad ¡ ¡Viva la Democracia! y ¡Viva la Unidad de todo el pueblo!
”.  Tobajas pretendió acabar el acto cantando “La Internacional”, a lo que se opusieron algunos miembros de la comisión organizadora, entre murmullos de algunos de los asistentes.


José Cubero , en nombre del sindicato CNT intervino a continuación, aunque desgraciadamente no nos han llegado sus palabras. Finalmente se realizó un minuto de silencio en homenaje a todas las víctimas, que todos los asistentes respetaron cogidos de la mano, y de ese modo el acto concluyó con momentos de gran emotividad,  pues incluso se produjeron reencuentros de personas y familiares que habían estado separadas cuarenta años.  Según parece, el recién elegido alcalde de Guadalajara, Javier de Irizar, habia mandado un telegrama, pero el texto no fue leído en el desarrollo del acto . No obstante el acto contó con la presencia del teniente de alcalde y concejal de Cementerios, Pedro Santiago, quien además era hijo de Clemente Santiago, fusilado en 1940.  Pedro Santiago dio  todas las facilidades para la celebración del mismo, Tambien asistieron muchos políticos recién elegidos en las recientes elecciones municipales  celebradas en abril de 1979, tanto de Guadalajara como de Azuqueca de Henares, entre ellos el concejal Juan Ignacio Begoña del PCE, o el diputado socialista Leopoldo Torres Boursault,  A ese importantísimo acto asistieron familares venidos  desde toda la provincia,

El monumento dedicado a los  Muertos por la democracia y la libertad inaugurado hace 40 años en Guadalajara fue un ejemplo de valentía, de solidaridad colectiva y de unión de muchas organizaciones  y familiares que se  juntaron para una acción concreta,  Lamentablemente esa unidad que consiguió instalar el monumento, no prosiguió en años posteriores, realizándose actos separados por parte de las diferentes organizaciones políticas, El 1 de noviembre ha seguido homenajeándose a cargo del PSOE, haciendo el PCE primero y luego IU otro homenaje en el mismo lugar el dia 14 de abril de cada año, Por su parte CNT también ha realizado varios homenajes en el cementerio,

Los homenajes y reconocimiento a la memoria de los y las luchadores antifascistas en Guadalajara ha sufrido muchos obstáculos,  Primero, en la clandestinidad, por sus familias y sus compañeros, de modo privado, luego en público, Los homenajes y reconocimiento han seguido en la democracia ya de modo legal, Ahora, quedan los definitivos, el homenaje y reconocimiento institucional, Y ese corresponde a las autoridades públicas , ayuntamientos y gobiernos, Esperemos que pronto sea colocada una placa institucional con los nombres de todos esos luchadores, tal y como fue aprobado en pleno municipal en mayo de 2017, foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com

Jornadas de Memoria Histórica 2019. Guadalajara


Presentación del libro Budia, la historia silenciada, República, guerra civil y represión, en un pueblo de La Alcarria (Guadalajara),

Ponentes: Óscar de Marcos Cortijo Autor del libro y secretario del Foro por la Memoria de Guadalajara
Pedro A. Garcia Bilbao, (Sociólgo). Presidente del Foro por la Memoria de Guadalajara.

Lugar: Biblioteca Pública de Guadalajara,
Plaza de Dávalos s/n, Guadalajara. Salón de Actos. Hora. 19 h.
Fecha: jueves, 31 de octubre de 2019,

FMGU.- El pasado jueves 10 de octubre de 2019, otro nuevo y emocionado acto tuvo lugar en el cementerio municipal de Guadalajara, con la visita de Vladimiro Relaño y su hermanastra Isabel. Vladimiro es hijo del dirigente comunista de Guadalajara Vicente Relaño Martínez, asesinado en mayo de 1943 y enterrado en una simple fosa sin lápida en el cementerio civil de Guadalajara. Vladi, de 83 años, es hijo tambien de Isabel Sacristán, otra gran luchadora que sufrió a su vez una persecución política con una condena de 12 años y un día, y posterior destierro a Zaragoza, La aberración de las condenas y acusaciones de la maquinaria franquista llegó incluso a decir de ella que era militante de Juventudes Libertarias, siendo como era, simpatizante del PCE.
La emotiva estancia incluyó una visita al cementerio civil de nuestra ciudad en el lugar, donde según los libros de enterramiento , fui inhumado Vicente Relaño, cuya biografía ya abordamos en otro articulo,

shorturl.at/bKPV5

Vladimiro recordó y homenajeó ante la tumba de su padre asesinado, con la lectura de un emocionado poema de Fernando Pessoa :

Ni estatua ni lápida narre quién fue el que fue todos nosotros; como es todo el pueblo, debe tener por túmulo toda esta tierra. En su propia memoria lo debemos sepultar, y ponerle por lápida tan sólo su ejemplo. 

A continuación, el Foro por la Memoria de Guadalajara le entregó un diploma con una propuesta de “Medalla de la Libertad”,  que reproduce una medalla republicana de 1937, y que ya habia sido entregado a su sobrina, Isabel Hernando, socia del propio Foro. Estos diplomas, de caracter simbólico, se une a los más de 60 que han recibido ya resistentes antifascistas y a victimas del franquismo y a sus familiares, militantes de diversas organizaciones de Guadalajara, como homenaje. Según indica el propios diplomas, se entregan “en ausencia del gobierno legítimo de la República”. Vladimiro recibió emocionado el diploma. Los asistentes continuaron la visita al camposanto acudiendo a los otros lugares de memoria, especialmente el patio 4º, donde otros 370 antifascistas fueron asesinados y donde varios familiares han colocado placas dedicadas a sus seres queridos asesinados, y las organizaciones políticas a las que pertenecían, en espera de que algún dia se ponga la placa colectiva e INSTITUCIONAL que se aprobó en pleno en junio de 2017.
Emocionados, Vladi y su hermana posaron ante la placa colocada el 2 de diciembre de 2018 por el PCE en homenaje a los comunistas fusilados en la postguerra,

https://memoriaguadalajara.es/2018/12/02/pce-y-ujce-colocan-una-placa-homenaje-a-sus-militantes-fusilados-en-guadalajara/
La visita prosiguió en el exterior de la Prisión Central de la Ciudad, donde Vicente Relaño estuvo, preso, y la plaza de la Diputación, donde Relaño trabajó como delineante, y posteriormente fue “juzgado”,
Entre los recuerdos emocionados que Vladi compartió con nosotros, nos contó que él nació en la noche del 14 de agosto de 1937, fecha de otro de los grandes bombardeos fascistas de nuestra ciudad, en el que el asilo de ancianos fue pasto de las bombas de la Legión Cóndor y sobretodo la Inclusa, en la que pereció su director. Con apenas dos años, nos contó como ya sus padres ya ambos detenidos en marzo de 1939, su tio Jesús Hernando vino a recogerle, y cómo estando en el tren abarrotado de refugiados y civiles, sufrieron un terrible bombardeo,
Una jornada emocionante que remató con la petición de Vladimiro al ayuntamiento de nuestra ciudad, de colocación de una placa en el lugar donde reposan los restos de su padre, Situado a apenas 10 pasos del lugar donde hace dos años fueron exhumados 53 cuerpos, entre ellos, el de Timoteo Mendieta. En su petición, Vladi dejó claro que “no renuncio a la placa colectiva” que esperamos sea colocada pronto, con todos los nombres, Tambien que no autoriza a que los restos de su padre sean exhumados si no es por el juzgado y la policia judicial en el seno de una investigación penal,

Gracias Vladimiro Relaño por honrar la memoria de tu padre.

Para saber más:
https://memoriaguadalajara.es/2015/02/01/la-represion-contra-el-pce-en-guadalajara-clandestinidad-y-resistencia/

Vladimiro Relaño, ante la tumba de su padre, Vicente Relaño, Foto FMGU
Pedro Garcia, del Foro por la Memoria entrega el diploma con la propuesta de la Medalla de la Libertad a Vladimiro Relaño, FMGU
Vladi lee un poema de Fernando Pessoa ante la tumba de su padre, FMGU
Ante la placa a las y los comunistas asesinados en la postguerra. FMGU
Diploma a Vicente Relaño, entregado por el Foro por la Memoria; FMGU

Disposición original que figura en el reverso de cada diploma con el texto de la concesión en el Diario Oficial (DO). Fmgu, Se han entregado 61 diplomas hasta la fecha.

Vladi y su hermana Isabel en el exterior de la Prision Central de Guadalajara, FMGU

Jornadas de Memoria Histórica 2019. Guadalajara
“La memoria histórica ante los nuevos retos políticos”
Ponentes:
Arturo Peinado Cano. (historiador) Presidente de la Fed. Estatal de Foros por la Memoria
Pedro A. Garcia Bilbao, (Sociólgo). Presidente del Foro por la Memoria de Guadalajara.

Lugar: Biblioteca Pública de Guadalajara,
Plaza de Dávalos s/n, Guadalajara. Salón de Actos. Hora. 19 h.
Fecha: 17 de octubre de 2019,

Comunicado del Foro por la Memoria de Guadalajara.  24 de septiembre, 2019

El traslado de los despojos de Franco no resuelve el problema ni del Valle ni de la impunidad.

La noticia largamente esperada del desbloqueo legal en el Supremo del traslado de restos del dictador desde Cuelgamuros a un destino privado, ha llegado finalmente. Ha sido un pulso con elementos políticos y judiciales entre la familia Franco y el gobierno socialista. La complejidad del entramado legal franquista que se mantiene, la impunidad en estado puro, convirtió este traslado de restos en un verdadero problema. El pretendido final de hoy no es tal, es un cierre en falso de un problema que pervive.

El presidente Sánchez ha calificado el fallo de un triunfo de la democracia española. Si trasladar los restos de un dictador es un triunfo democrático, ¿cómo debemos calificar que el mismo Tribunal Supremo considerase legal su nombramiento como jefe de estado por la junta golpista de 1936?

Los portavoces del gobierno no dudan en calificar de dictador a Franco, pero su afán por dejar claro esta condición criminal no alcanza a ponerlo por escrito en el Boletin Oficial del Estado; es por ello que este traslado y esta decisión no es más que un engaño más. Es una victoria en cierto modo frente a la extrema derecha que no deseaba cambio alguno, pero en términos democráticos, lo logrado con este fallo es insuficiente. Han llegado a afirmar – Adriana Lastra- que el gobierno de España no admite ni concede honores a dictadores, y lo dice apenas unos días después de reconocer el Ducado de Franco a su nieta.

Buena parte de los análisis y discursos que aplauden el traslado de restos como el final de este problema afirman que esto era algo debido casi en exclusiva a las victimas y sus familiares. No solamente, afirmamos. Es la dignidad colectiva del pueblo español la que está aplastada bajo las rocas de Cuelgamuros mientras persista el monumento en su forma actual.

La existencia de los enterramientos colectivos en la cripta constituye un horror cuando se entra en los detalles. Fueron inhumados por decreto, sin pedir permiso a nadie, se rodeó al dictador de los cráneos de sus enemigos, en un monumento construido para legitimar la matanza de todos ellos. Las criptas llenas del valle son la mejor prueba del desprecio del estado español actual a cuantos entregaron sus vidas en la defensa de la libertad de todos. No es la dignidad de las víctimas la que está cuestionada, sino la del mismo estado democrático, estén donde estén los restos del dictador, si no se actúa con valor y decisión. Son Víctimas que no son reconocidas como tales legalmente y a las que su condición de combatientes y resistentes es negada cada día.

No debe olvidarse que en lo relacionado con el valle de Cuelgamuros, el objetivo de la lucha memorialista y republicana y del antifascismo español no se centró en la ubicación de la tumba, sino en la existencia misma del gigantesco monumento. No era la tumba, era el Valle. Y la impunidad.

El hecho es que el traslado de restos de Franco no resuelve nada de lo sustancial en la lucha contra la impunidad. Supone, eso sí, una negativa a los deseos de la familia del dictador pero poco más, pues el Valle sigue intocado.

El traslado ha sido asumido por el Tribunal Supremo como un sacrificio por España más que se le pide al general Franco, unas semanas después de que ese mismo tribunal le avalara como jefe de estado legal en su día y militar sin tacha. Es por eso que el traslado no es lo que parece o pretende el gobierno del PSOE: para los magistrados del supremo que le reconocieron como jefe de estado legal, hoy, acallados e invisibilizados los republicanos, le han dado a Franco su último destino militar mientras ondea su bandera y la impunidad cimenta el régimen del 78.

El Valle no era un monumento a Franco, sino a la legitimación del golpe y la guerra, la expresión en piedra de que todo aquel horror fue necesario y justo, doloroso pero justo según ellos. La expresión plástica escogida para la obra es la iconografía Nacional-Católica, que es la variante española del totalitarismo fascista. La Cruz del Valle no es en ese sentido una cruz cristiana, sino nacional-católica, es decir, mantenerla dominando el horizonte es una humillación colectiva que no se resuelve con un traslado de restos.

El mismo PSOE que ha llevado al Coro de Niños del Valle de los Caídos a actos en recuerdo del Holocausto, que ya es sarcasmo, es el que nos dice que con sacar los restos del dictador está todo resuelto en este tema. No se trata de si los restos están en el valle o no. Es el monumento entero. Hay que desmontar la Cruz, desacralizar la basílica, disolver la congregación de monjes y que la familia de Franco devuelva lo que cobró indebidamente desde que se le expulsó del ejército el 22/7/36

Siendo importante el fallo de hoy y el traslado de restos, que no es sino apartar de la vista lo que no se quiere ver porque muestra crudamente la contradicción dominante, la decisión más importante del Supremo ha sido en 2019 reconocer la legalidad del golpe y de Franco como jefe de estado. Eso es lo sustancial. Donde estén sus despojos es lo de menos. El traslado de los despojos de Franco no resuelve el problema de la impunidad.

Guadalajara, 21/09/2109.- Dos nuevas placas dedicadas a víctimas del franquismo ha sido colocadas en el cementerio de Guadalajara por familiares de personas allí asesinadas en la postguerra. Dichas placas llevan varios años colocándose. En esta ocasión las personas homenajeadas han sido Felipe Corral , fusilado el 13 de mayo de 1941, y Alejandro Martínez, fusilado en agosto de 1940, ambos naturales de Fuentenovilla,

Hasta el momento se han colocado 10 placas personales (la primera en 2016) y 5 correspondientes a organizaciones políticas, sindicales y la plataforma feminista dedicadas a sus miltantes fusilados (hay 976 muertos republicanos enterrados en el cementerio de Guadalajara). En el acto de hoy también se han entregado varios diplomas del Foro con la propuesta de concesión de la Medalla de la Libertad que hacemos en ausencia del gobierno de la República. De estos el Foro por la Memoria ha entregado más de 60, normalmente a combatientes veteranos, a resistentes de toda época, incluidas las familias que han luchado por su memoria. Al acto han asistido unas 40 personas, desde la ciudad, pero también desde Sigüenza, Alcalá de Henáres, Torrejón y Madrid. Tomaron la palabra miembros del Foro por la Memoria, el concejal José Morales —-miembro del PCE y del Foro—, y por supuesto los familares que son quienes han puesto las placas. Al acto tambien asistió Pedro del Olmo secretario provincial de UGT, porque uno de los homenajeados era de ese sindicato y algunos militantes de PCE de Alcalá y Guadalajara
foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com

QUIENES ERAN:
Ramón Garrido Montero,  de 55 años, era un  jornalero natural y residente en Cifuentes (Guadalajara).  Secretario del Radio Comunista de la localidad (nombre de la agrupación del PCE)  y teniente de alcalde de su Ayuntamiento. Fusilado en el cementerio municipal de Guadalajara el 28/05/1940. El simulacro de juicio tuvo lugar en  Guadalajara el 26/01/1940, (Causa: 401/39).  Enterrado en la fosa 8ª del cementerio civil, lugar donde reponsan 22 asesinados. (De un total de 316 en ese espacio) En los años 80, uno de estos familiares colocó individualmente una lápida con un único nombre, pero alli hay 22 cuerpos, El 21 de septiembre de 2019 en un sencillo acto, el Foro por la Memoria les entregó un diploma proponiendo a Ramón para la Medalla de la Libertad. La encargada de entregarles el diploma fue Ascensión Florián, nieta de Gregorio Florián Expósito.

Familiares de Ramón Garrido Montero asesinado en el cementerio de Guadalajara en 1940, posan en la fosa donde sus restos fueron arrojados en 1940, tras recibir un diploma con la propuesta de la Medalla de la Libertad, Foto: FMGU
Ascensión Florián, nieta de Gregorio Florián, republicano asesinado en ese mismo espacio, entrega un diploma a la familia Garrido. A la izquierda José Carlos Tobajas y Carlos Paramio. Foto: FMGU
Diploma que el Foro por la Memoria ha entregado a la familia con la propuesta de Medalla de la LIbertad a Ramón Garrido, Se han entregado casi 70 e incluyen los logotipos de las organizaciones a las que pertenecían, Foto y copyright FMGU