Archive

Personajes

Emilia Cañadas es presidenta de honor del Foro por la memoria de Guadalajara. Su padre, D. Antonio Cañadas, fue alcalde de Guadalajara y fue ejecutado por los franquistas en 1939. Emilia ha sido una luchadora toda su vida, una madre coraje como pocas, y una persona con un corazón inmenso, un ejemplo de dignidad y valentía. En el video, votando en mayo 26.

Francisco Prendes Quirós 1939-2019

[ASR 18/01/2019 ] Francisco Prendes Quirós, republicano leal, hombre de bien, referente moral , intelectual comprometido y persona solidaria para quien la fraternidad no era sólo una palabra, ha fallecido ayer día 17 de enero en Gijón. Fue fundador y presidente del Ateneo Republicano de Asturias, y junto a Macrino Suárez (el último miembro del gobierno de la República en el exilio) participó activamente en la Asociación José Maldonado. Era abogado y durante toda su vida se entregó a la defensa de quien lo necesitara y a luchar por las causas que creía justas. Fue sincero y honrado y un gran intelectual republicano.
Conocedor de las ideas y aportaciones del republicanismo liberal español clásico, formado con referentes intelectuales como Gumersindo de Azcárate, Melquiades Álvarez, Manuel Azaña o Álvaro de Albornoz, defendió siempre el laicismo y la libertad de conciencia, la necesidad de un estado armónico entre la garantía de los derechos sociales y las libertades republicanas, que tuviera en la instrucción pública su base más sólida e instituciones democráticas fuertes sostenidas por la virtud moral de la ciudadanía. Francisco Prendes fue un gran patriota en una época en la que pocos saben qué significa esta palabra. Hoy España pierde con él a uno de sus mejores hijos.
En los años últimos del franquismo y en la transición formó parte del PSP de Tierno Galván, pasando luego al PSOE donde se mantuvo en un segundo plano, manteniendo siempre intacto su compromiso personal y moral con la República Española.
“Paco” Prendes, como era tratado con cercanía por cuantos le conocían, supo mantener el republicanismo cívico en Asturias e hizo cuanto estuvo en su mano por lograr que se mantuviera la llama republicana. La muerte le ha sorprendido en su casa, en su escritorio, mientras preparaba su cotidiana colaboración de prensa.
No había lugar en la política española para personas como él, al menos no para que quien con sus ideas y principios pudiera estar en posición de decidir y tomar decisiones, se le toleraba como intelectual lejano, como una referencia moral a la que acudir en ocasiones donde se precisaba ofrecer una cierta perspectiva histórica que legitimase algunas cosas; pero Prendes, siendo leal a su partido, supo mantener un equilibrio entre su corazón republicano y su militancia, a sabiendas que ir en esta a ciertas honduras le podría hacer entrar en conflicto con aquel: cuanto hizo lo hizo porque creía que debía hacerlo y siempre creyó que su partido acabaría también por hacer lo mismo. Prendes nos deja un legado importante. su ejemplo de vida y coherencia moral y sus escritos y trabajos sobre el republicanismo español. No olvidaré nunca los momentos pasados con él, en diversos actos compartidos en Tineo y en Gijón, sus palabras y su ejemplo, él era muy consciente de que se precisaba transmitir el testigo y buscaba siempre el entendimiento con los jóvenes y la oportunidad para compartir cuanto había aprendido a lo largo de su vida. Descansa en paz, no te olvidaremos.
En nombre del Colectivo AL SERVICIO DE LA REPÚBLICA queremos expresar nuestra sincera condolencia a su familia y a todos los compañeros asturianos.Algún día cuando al sol de España brille de nuevo la libertad y ondee la bandera tricolor, el estará allí también. Hermanos, un abrazo sincero,
Pedro A. García Bilbao Colectivo AL SERVICIO DE LA REPÚBLICA.

espaa+1934+12+20

Selección española de fútbol, final de la Copa del Mundo, Florencia, 1934. Quincoces, Zamora, Lángara, Vantolrá, Cilaurren, Iraragorri, Luis Regueiro y Fede; Zabalo, Gorostiza y Marculeta, Seleccionador (no está en la foto) García de Salazar.

Hace unos 10 años, Jesús Hurtado, un coleccionista de discos históricos a quien nunca le podremos agradecer lo bastante su gesto, encontró uno con un desconocido himno a la Selección Española de Fútbol. Desconocido ahora, claro, pues en 1934 y años posteriores se hizo muy popular.

España llegó a cuartos de Final del Campeonato del Mundo en aquel año, en un disputado partido en Florencia contra Italia. La Roja había vencido previamente a Brasil por 3 a 1 en un encuentro en el que Zamora demostró su valía parando un penalti al delantero brasileño Leónidas. El pase a cuartos le tocó ante los anfitriones italianos en lo que sería un episodio que desbordó los límites de lesionados ( siete españoles y cuatro italianos), fue un encuentro durísimo. Se jugó el 31 de mayo en el estadio de Florencia, pero al acabar en empate se hubo de jugar una prórroga al día siguiente 1 de junio en la que siete jugadores titulares españoles fueron baja; el portero, Zamora, había acabado la jornada con dos costillas rotas. Comenzó marcando España con un gol de Regueiro en el minuto 31. A partir de ahí las irregularidades se dispararon con una gran violencia y malas jugadas en el campo que no fueron sancionadas. Al día siguiente, la prórroga supuso una repetición del juego sucio y resultaron lesionados Bosch, Chacho, Regueiro y Quincoces, mientras dos goles españoles eran anulados. El colegiado suizo Rene Marcet tuvo en este encuentro su último partido como juez y fue expuldado de la Federación Internacional y la suiza.  El partido fue conocido como “la batalla de Florencia”.  A su retorno a España, la selección a España fue objeto de un homenaje y se jugó en el estadio de Chamartín un encuentro internacional de desagravio ante lo que se consideró un robo de la clasificación.

Bajo la luz del buen juego de España con aquella selección excelente, con delanteros como Quincoces y Regueiro o porteros como Zamora, las estrofas del Himno a los Leones rojos adquieren un perfil especial que llenó de emoción y orgullo a los españoles que siguieron el encuentro por radio: “Tan limpio es vuestro juego como el blasón de España- Leones españoles, avante y al balón”.

Esta pieza musical fue borrada de la historia, no fue lo único. El franquismo cambió el uniforme de la selección, los colores de la camiseta, el escudo de la selección, en fin, todo. El color de la camiseta de la selección nacional fue siempre rojo, con Alfonso XII y con la II RE. En 1939, el régimen cambió la camiseta al color azul y así se mantuvo hasta 1947.

La canción es muy hermosa, con esa tierna ingenuidad patriotica que nuestra España vio tan salvajamente violada y destruida. El cantante, de San Sebastián, Pablo Hertzog, el seleccionador nacional, un médico de Vitoria llamado Amadeo García de Salazar y mas de media docena de los jugadores acabaron todos en el exilio. Recordemos que el presidente del Madrid y el del Barcelona fueron fusilados. No hay palabras. Escuchad la canción, es, como digo, muy hermosa y nos habla de España. Por cierto, no hay copia, ni registro, ni huella alguna en los archivos. Lo borraron del mapa, como si nunca hubiera existido.

Aquel año de 1934, la selección estaba compuesta por Quincoces, Zamora, Lángara, Vantolrá, Cilaurren, Iraragorri, Luis Regueiro y Fede; Zabalo, Gorostiza y Marculeta, El dr. García de Salazar – uno de los fundadores de Acción Nacionalista Vasca-, fue el seleccionador nacional.

Para más detalles sobre cómo fue posible recuperar esta historia, véase: Ignacio Pato, “Leones rojos: el himno maldito de España”. Sobre el encuentro en Florencia: Carlos Jurado, “Italia 1934. El primer pique entre Italia y España“;

Himno de la selección nacional de fútbol. 1934. Letra Ramos de Castro y González Tablas. Canta: Pablo Hertozg. Música: Francisco Gravina. Dirige: Pablo Godes y Banda Hispánica.

Rojos leones ardientes
de legendaria fiereza
los de jugadas valientes
los de la franca entereza

Aunque a vuestro pase, ladre
la impotencia del balón
España como una madre
os lleva en el corazón
y cuando tiende los ojos
lanza ese grito triunfal…

¡Vivan mis leones rojos
del equipo nacional!

Leones españoles
vibrantes como acero
templado por las aguas
del Tajo y del Nervión

A fuerza de entusiasmo
se impone al mundo entero
la indómita bravura
de vuestro corazón

Seguid siempre adelante
que ESPAÑA os acompaña
no tuerzan vuestro rumbo
la farsa ni el baldón

Tan limpio es vuestro juego
como el blasón de España
Leones españoles
avante y al balón

(…) instrumental

Seguid siempre adelante
que ESPAÑA os acompaña
no tuerzan vuestro rumbo
la farsa ni el baldón

Tan limpio es vuestro juego
como el blasón de España
Leones españoles
avante y al balón…
Al balón…

Fotos: EMBAJADA RUSA

Continuando el trabajo conmemorativo militar que lleva la Embajada de la Federación de Rusia para encontrar a los soldados internacionalistas que cayeron en España durante la Guerra Civil de 1936-1939, los diplomáticos y los representantes de la Agregaduría militar rusos el pasado 3 de Diciembre (el Día del soldado desconocido que se conmemora en Rusia) instalaron en la ciudad de Escalonilla (provincia de Toledo, Castilla-La Mancha) un munumento al aviador soviético.

A lo largo de más de 8 décadas los habitantes locales cuidadosamente preservaban y transmitían de generación en generación la memoria sobre el piloto soviético que cayó en los cielos de España, combatiendo por la Segunda República.

Los diplomáticos rusos junto con los representantes del Centro Ruso de Ciencia y Cultura de Madrid (“Rossotrudnichestvo”) honraron la memoria del aviador, agradecieron la disposición de las autoridades locales de trabajar juntos para preservar la historia.

Durante el acto solemne emotivo, que asistieron el Agregado Militar a.i. coronel Andrey Rakov, Director de la representación de “Rossotrudnichestvo” en España Eduard Sokolov, Primer Secretario de la Embajada Pavel Zavarzin, Alcaldesa de Escalonilla Sonia María Gómez Fernandéz y residentes locales fue subrayada la importancia de guardar la verdad histórica, para que la barbarie del fascismo y las guerras jamás vuelvan a hacer nuestro presente.

Los participantes del acto notaron un detalle simbólico: al instalar el monumento en memoria del piloto soviético, se despejaron los cielos de Escalonilla, dando paso al sol, que iluminó con la luz templada la perspectiva de las relaciones de amistad entre Rusia y España.

‘Memorias de una mujer republicana’ relata la vida de Emilia Cañadas, hija del último alcalde republicano de Guadalajara, fusilado en 1939

Hoy, a los 90 años, revela convencida que “mi gran ilusión es vivir la III República antes de morirme”

“Os juro que muero siendo inocente”. Con estas profundas palabras se despedía Antonio Cañadas Ortego de su familia desde la cárcel, antes de ser fusilado el 5 de julio de 1939. Es la fecha que consignan Pedro A. y Xulio García Bilbao, y Carlos Paramio, en la monumental obra ‘La represión franquista en Guadalaja’ (Ediciones Silente, 2010).

Fue uno de los perdedores de la Guerra Civil. “Muchos de ellos serán fusilados al amanecer, tras recorrer en una furgoneta militar su último camino: el trayecto que va desde la prisión en que están recluidos hasta la tapia del cementerio. Así acabarán sus días muchos nombres significados de la crónica local de Guadalajara, como Antonio Cañadas Ortego, el profesor de instituto Marcelino Martín o el ebanista Facundo Abad, alcaldes socialistas durante el periodo republicano”, escribió Javier Solano en ‘Guadalajara durante el Franquismo: memoria de la ciudad 1939-1959’ (Nueva Alcarria, 1995).

La vida de Antonio Cañadas, militante de Izquierda Republicana, concejal, alcalde  y Gobernador Civil de Guadalajara durante la Segunda República evoca el trágico destino que siguieron miles de republicanos españoles por defender la libertad hasta las últimas consecuencias. Nacido en la capital alcarreña en 1892, Cañadas estudió para maestro, se casó con Ascensión, una mujer de Guadalajara de familia acomodada y, junto a ella,  formó una familia de seis hijos.

Antonio Cañadas Ortego
Antonio Cañadas Ortego Familia Cañadas

Durante años el matrimonio regentó un comercio de bicicletas en la céntrica calle de la Concordia de Guadalajara, aunque si por algo se recuerda a Antonio Cañadas es por su activismo político a favor de la República. Afiliado a Izquierda republicana desde joven, escribió en el diario ‘Abril’ y ejerció de concejal y alcalde de Guadalajara en 1931 y 1936. Ahora Emilia Cañadas, su hija y Presidenta de Honor del Foro Por la Memoria de Guadalajara recupera la historia de su padre, y la suya propia, en ‘Memorias de una mujer republicana’, presentado esta semana en la localidad de Cabanillas del Campo.

La llegada de la Guerra Civil

La vida de la familia transcurría sin sobresaltos hasta que estalló la Guerra Civil y se vieron empujados a desplazarse a la localidad alcarreña de Fuentenovilla, después del bombardeo con el que la aviación alemana arrasó Guadalajara, en diciembre de 1936. El plan de la familia Cañadas era emigrar a México para empezar una nueva vida después de la guerra. Un proyecto que se truncó, cuando los nacionales capturaron a Antonio en el puerto de Valencia junto a otros muchos republicanos, que esperaban subir a un barco para viajar a América. A partir de entonces comenzó el sufrimiento y la tortura para el político de Guadalajara. “Los falangistas sometieron a mi padre a un juicio sumarísimo y le fusilaron en el cementerio de Guadalajara el 5 de julio de 1939”, recuerda emocionada a eldiarioclm.es Emilia Cañadas, hija de Antonio, de 90 años de edad, quien recuerda cómo su padre “nos contó en su testamento las torturas que sufrió y hasta donde quería que se le enterrase”.

Tras el fusilamiento de Cañadas, Ascensión y sus hijos vivieron en la penuria durante la posguerra, porque, según afirma Emilia “nos obligaron a pagar una multa de 14.000 pesetas y nos robaron todo, hasta las camas”. Después poco a poco rehicieron su vida en Madrid bajo la tutela de su madre Ascensión,  que hubo de trabajar limpiando casas para mantener a su familia, y siempre con el recuerdo imborrable de su padre.

Emilia Cañadas y Xulio García, en la presentación del libro
Emilia Cañadas y Xulio García, en la presentación del libro IU

Casi 80 años después del asesinato de Antonio Cañadas, su hija Emilia le rinde un emotivo homenaje. “Mi padre era un hombre bondadoso, justo con los demás y nunca me avergonzaré de que le mataran, porque defendió sus ideales hasta el final”, asevera. Emilia contaba con ocho años cuando fusilaron a su padre. Una historia “triste” que ha marcado la existencia de esta mujer de fuertes convicciones republicanas, que a sus 90 años recoge el testigo de su antecesor con una intensa actividad política en las filas de Izquierda Unida y como Presidenta de honor del Foro por la Memoria de Guadalajara: “He vivido teniendo presente el legado inolvidable de mi padre, soy republicana, me afilié en la clandestinidad al Partido del Trabajo y siempre he tratado de defender la libertad y la justicia social”, enfatiza Cañadas.

“Que la sociedad aprenda la historia horrible que padecimos durante el franquismo”

El libro ‘Memoria de una mujer republicana’ recoge esta dolorosa trayectoria vital. “Desde joven escribí mi diario y con este libro deseo dar a conocer mi vida y que la sociedad aprenda la historia horrible que padecimos durante el franquismo, porque hay incultura y la historia no se explica a los jóvenes como ocurrió”, subraya la guadalajareña.

La obra aborda la vida de Emilia, grabada por la pérdida de su padre, y relata cómo desde los ocho años, su familia y ella misma lucharon incansablemente para sobrevivir a la posguerra. “Viví durante años separada de mi madre en el internado de las monjas Adoratrices de Alcalá de Henares, porque estaba en la penuria y no podía ocuparse de mi”.

Hoy, a los 90 años y una lucidez asombrosa revela convencida que “mi gran ilusión es vivir la III República antes de morirme”.

Arturo Peinado: “Todos los gobiernos han preservado la impunidad del franquismo”

Entrevistamos a Arturo Peinado, presidente de la Federación de Foros por la Memoria para conocer la posición del movimiento memorialista sobre la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, entre otras cuestiones referentes a la reparación de los crímenes cometidos por el régimen fascista que gobernó España con puño de hierro desde 1.939 hasta 1.978.

¿Cómo valoran la labor en cuanto a la Memoria de los gobiernos que se han sucedido desde el franquismo?

Entendemos que uno de los elementos centrales del régimen establecido en 1977-1978 es lo que organizaciones internacionales de derechos humanos llaman el “modelo español de Impunidad”, consistente en que no se aplicó en España una “justicia transicional”, como en otros países donde se pasó de dictaduras de muy diverso tipo a regímenes democráticos.La impunidad del franquismo no afecta sólo a la impunidad penal de ejecutores de crímenes y responsables políticos, sino también a respetar el estatus económico y social de los beneficiarios de la guerra y de la dictadura. Los gobiernos, con muy pocos matices, han sostenido y preservado este sistema de impunidad, acompañándolo de políticas activas de silencio y olvido con respecto a los crímenes cometidos, y a la resistencia antifascista durante la guerra y toda la dictadura, en sus diferentes formas.

¿Qué supuso para la recuperación de la memoria la Ley de Memoria Histórica del expresidente Zapatero?

En primer lugar hay que decir, que una Ley de Memoria no estaba en el programa electoral socialista de 2004, sino que fue una exigencia de sus socios de investidura, ERC e IU-ICV. Sucedió gracias a la presión y a la pujanza de un extenso y plural movimiento memorialista.

Arturo Peinado, presidente de la Federación de Foros por la Memoria

El objetivo final de la Ley de 2007 fue preservar en lo esencial el modelo de impunidad, intentando “domesticar” al movimiento memorialista mediante subvenciones. Obviamente la Ley fracasó, si no, no estaríamos hablando 11 años después de fosas, sentencias o de los restos de Franco.La Ley de Memoria no anuló las sentencias franquistas; impuso un sistema de exhumaciones extrajudiciales mediante la gestión privada de subvenciones públicas; estableció unas medidas de reparación material y simbólica limitadas; pero fundamentalmente, negó el derecho a la Justicia de las víctimas del franquismo, y el derecho a la verdad de la sociedad española.

¿Qué opinan de la exhumación de los restos del dictador Franco propuesta por el presidente Pedro Sánchez?

Obviamente estamos de acuerdo, aunque nos parece insuficiente si no salen también los restos de Primo de Rivera, y no se hace una política integral sobre el futuro del Valle de Cuelgamuros. Nos tememos que esto quede en un hecho puntual, que sirva para dar una imagen de izquierdismo al Gobierno ante su electorado, explotando mediáticamente la reacción furibunda de las derechas (y de paso permita al Gobierno incumplir otras de sus promesas, en los planos social y económico, fundamentalmente).

¿Cuál es la valoración que hacen de la propuesta de IU para el Valle de los Caídos?

Es correcta y coincide en líneas generales con nuestras propuestas. Es lógico, puesto que nos hemos reunido e intercambiado criterios con ellos, y con otras fuerzas políticas y grupos institucionales, no solamente del ámbito de la izquierda, aunque las coincidencias, obviamente, se dan sobre todo con las fuerzas progresistas.

¿Cuál es su opinión sobre la posición que llama a mantener todo como está bajo el argumento de “no reabrir heridas”?

Que los que proponen eso no lo plantean para otros casos, como el del terrorismo vasco y sus víctimas. El caso de España y las víctimas del franquismo es una excepción, un paréntesis, una especie de limbo, con respecto al tratamiento que se da en el resto del mundo a las agresiones contra los derechos humanos, donde se aplica el derecho internacional para delitos que por su naturaleza son imprescriptibles.

¿Qué medidas debería tomar el gobierno para reparar lo acontecido durante la Dictadura de Francisco Franco?

Nosotros, junto a otras organizaciones en el marco del Encuentro Estatal de Colectivos de Víctimas del franquismo y de Memoria Histórica, proponemos una Ley Integral de Víctimas del franquismo, que iguale en derechos a las víctima del franquismo con respecto a otros colectivos de víctimas para las que el estado español ha legislado convenientemente, y ha reconocido su derecho a obtener Verdad, Justicia y Reparación.En cuanto a medidas concretas, exigimos, entre otras cuestiones, la anulación de todas las sentencias represivas del franquismo, la exhumación judicializada de las fosas comunes clandestinas, la eliminación completa de la simbología y callejero que homenajea a la dictadura y a los golpistas de 1936, y la declaración de nulidad de la Ley de Amnistía de 1977 para poder llevar ante los tribunales a los responsables de crímenes contra la humanidad, como ha pasado y sigue pasando en Argentina, Alemania…

¿Considera el movimiento memorialista que es necesario desarrollar un proceso constituyente para conseguir sus objetivos?

Entiendo que en un proceso de cambio de régimen se abrirían espacios para aplicar elementos de Justicia transicional, lo que no se pudo hacer en 1977, aunque será demasiado tarde para muchas víctimas y familiares. De cualquier modo, nosotros tenemos que trabajar aquí y ahora, exigiendo al Estado español en su actual forma el cumplimento del derecho internacional de los derechos humanos.También hay que tener en cuenta que las denuncias y exigencias del movimiento memorialista, suponen un cuestionamiento frontal de los pactos de impunidad, silencio y olvido de la Transición, sin tener que proclamar públicamente nuestro republicanismo a cada minuto. La misma existencia a día de hoy de docenas de miles de desaparecidos implica un cuestionamiento del régimen del 78, y del propio Estado de derecho en España.

¿Existen ejemplos en otros países del mundo que sean una inspiración para la Federación que usted preside?

Es complicado, porque las circunstancias españolas son muy específicas: la duración del franquismo, con sus fases históricas, y sus múltiples formas de represión; el “peculiar” modo en que se pasó aquí de la dictadura a la democracia… Hay modelos de los que podemos aprender, comparándolos con nuestro caso: la victoria de los antifascistas en Europa en 1945; la Revolución de los Claveles…Quizás de donde más enseñanza e inspiración obtenemos es de las luchas contra la impunidad en el Cono Sur americano: las organizaciones de víctimas y familiares; los activistas; el papel de la sociedad, las fuerzas políticas y los juristas en la lucha contra leyes de Punto Final; las posteriores políticas públicas de Memoria… en todos los aspectos estamos a años luz de lo que se ha conseguido allí.

Con otras fuerzas tenemos desde hace tiempo una sintonía especial, como es el caso de ERC a través de Joan Tardà, que siempre ha trasladado al Congreso las propuestas del sector del movimiento memorialista más implicado en la lucha contra la impunidad. También mantenemos una colaboración permanente con Compromìs, por medio del senador Carles Mulet, con quien el año pasado presentamos una propuesta de Ley de Víctimas en el Senado, que PP, PSOE y Cs no admitieron a trámite.Mantenemos una relación fluida tanto con Podemos como con IU, que han recogido en sus propuestas parlamentarias y programáticas, buena parte de los planteamientos del Encuentro Estatal de Colectivos, aunque no hemos sido capaces de conseguir, de momento, que las fuerzas democráticas presentaran una propuesta común. Por el contrario, han proliferado en esta legislatura múltiples iniciativas particulares, de muy diverso sentido, desde el ámbito de la izquierda y de los nacionalismos periféricos.

¿Considera que el golpe que lideró Franco contra el gobierno de la II República estuvo justificado?

Desde un punto de vista democrático, de ninguna manera. Querían arrancar de raíz, la tradición liberal y democrática, así como la propia existencia del movimiento obrero. Y para ello no ahorraron esfuerzos: algunos historiadores han utilizado conceptos como “inversión en violencia” (o en terror), para explicar la represión franquista.El objetivo era claro, eliminar la experiencia reformista republicana, y garantizar la dominación sin contestación de la clase dominante y de los sectores más reaccionarios de la sociedad española: iglesia, ejército, latifundismo agrario… Mediante el exterminio del enemigo político.

¿Qué podría decir sobre la represión que tuvo lugar bajo el régimen fascista de Franco?

Frente a lo que se dice por el negacionismo y revisionismo tan de boga estos días, inconcebiblemente exhibido en los medios de comunicación, la represión franquista está relativamente bien estudiada, con algunos puntos negros, como los problemas de acceso a determinados archivos de la represión.Cientos de investigadores han publicado monografías locales y comarcales; luego especialistas, generalmente en obras colectivas, han realizado un análisis comparativo e interpretativo. Al tiempo, se han estudiado las diferentes formas de represión y colectivos de víctimas: asesinatos “legales” y extrajudiciales, prisión, exilio, deportación, bebés robados, represión económica y profesional… Y progresivamente la historiografía ha pasado de intentar la cuantificación de la represión como tema central, a buscar la explicación de los cómos y los porqués.El problema es que tenemos la Verdad, sostenida por un amplio consenso académico y científico, pero su ignorancia por el sistema educativo y la “censura” o desatención de los medios, hace muy difícil que ese conocimiento llegue al conjunto de la sociedad.Es una gran pelea, que no sé si vamos ganando, pero que va inexorablemente unida a las posibilidades que tenemos de que en el futuro se haga efectivo el derecho a la Justicia. Y la lucha por la memoria histórica y los derechos de las víctimas del franquismo ocupa un espacio central en la defensa de una democracia real, y de los derechos humanos y civiles en nuestro país.

NACHO IZQUIERDO

Foto © Nacho Izquierdo

Audio: Reportaje Cadena SER: «Vidas enterradas Episodio III: Timoteo Mendieta Alcalá»

Para saber más: