Archive

Artículos

‘Memorias de una mujer republicana’ relata la vida de Emilia Cañadas, hija del último alcalde republicano de Guadalajara, fusilado en 1939

Hoy, a los 90 años, revela convencida que “mi gran ilusión es vivir la III República antes de morirme”

“Os juro que muero siendo inocente”. Con estas profundas palabras se despedía Antonio Cañadas Ortego de su familia desde la cárcel, antes de ser fusilado el 5 de julio de 1939. Es la fecha que consignan Pedro A. y Xulio García Bilbao, y Carlos Paramio, en la monumental obra ‘La represión franquista en Guadalaja’ (Ediciones Silente, 2010).

Fue uno de los perdedores de la Guerra Civil. “Muchos de ellos serán fusilados al amanecer, tras recorrer en una furgoneta militar su último camino: el trayecto que va desde la prisión en que están recluidos hasta la tapia del cementerio. Así acabarán sus días muchos nombres significados de la crónica local de Guadalajara, como Antonio Cañadas Ortego, el profesor de instituto Marcelino Martín o el ebanista Facundo Abad, alcaldes socialistas durante el periodo republicano”, escribió Javier Solano en ‘Guadalajara durante el Franquismo: memoria de la ciudad 1939-1959’ (Nueva Alcarria, 1995).

La vida de Antonio Cañadas, militante de Izquierda Republicana, concejal, alcalde  y Gobernador Civil de Guadalajara durante la Segunda República evoca el trágico destino que siguieron miles de republicanos españoles por defender la libertad hasta las últimas consecuencias. Nacido en la capital alcarreña en 1892, Cañadas estudió para maestro, se casó con Ascensión, una mujer de Guadalajara de familia acomodada y, junto a ella,  formó una familia de seis hijos.

Antonio Cañadas Ortego
Antonio Cañadas Ortego Familia Cañadas

Durante años el matrimonio regentó un comercio de bicicletas en la céntrica calle de la Concordia de Guadalajara, aunque si por algo se recuerda a Antonio Cañadas es por su activismo político a favor de la República. Afiliado a Izquierda republicana desde joven, escribió en el diario ‘Abril’ y ejerció de concejal y alcalde de Guadalajara en 1931 y 1936. Ahora Emilia Cañadas, su hija y Presidenta de Honor del Foro Por la Memoria de Guadalajara recupera la historia de su padre, y la suya propia, en ‘Memorias de una mujer republicana’, presentado esta semana en la localidad de Cabanillas del Campo.

La llegada de la Guerra Civil

La vida de la familia transcurría sin sobresaltos hasta que estalló la Guerra Civil y se vieron empujados a desplazarse a la localidad alcarreña de Fuentenovilla, después del bombardeo con el que la aviación alemana arrasó Guadalajara, en diciembre de 1936. El plan de la familia Cañadas era emigrar a México para empezar una nueva vida después de la guerra. Un proyecto que se truncó, cuando los nacionales capturaron a Antonio en el puerto de Valencia junto a otros muchos republicanos, que esperaban subir a un barco para viajar a América. A partir de entonces comenzó el sufrimiento y la tortura para el político de Guadalajara. “Los falangistas sometieron a mi padre a un juicio sumarísimo y le fusilaron en el cementerio de Guadalajara el 5 de julio de 1939”, recuerda emocionada a eldiarioclm.es Emilia Cañadas, hija de Antonio, de 90 años de edad, quien recuerda cómo su padre “nos contó en su testamento las torturas que sufrió y hasta donde quería que se le enterrase”.

Tras el fusilamiento de Cañadas, Ascensión y sus hijos vivieron en la penuria durante la posguerra, porque, según afirma Emilia “nos obligaron a pagar una multa de 14.000 pesetas y nos robaron todo, hasta las camas”. Después poco a poco rehicieron su vida en Madrid bajo la tutela de su madre Ascensión,  que hubo de trabajar limpiando casas para mantener a su familia, y siempre con el recuerdo imborrable de su padre.

Emilia Cañadas y Xulio García, en la presentación del libro
Emilia Cañadas y Xulio García, en la presentación del libro IU

Casi 80 años después del asesinato de Antonio Cañadas, su hija Emilia le rinde un emotivo homenaje. “Mi padre era un hombre bondadoso, justo con los demás y nunca me avergonzaré de que le mataran, porque defendió sus ideales hasta el final”, asevera. Emilia contaba con ocho años cuando fusilaron a su padre. Una historia “triste” que ha marcado la existencia de esta mujer de fuertes convicciones republicanas, que a sus 90 años recoge el testigo de su antecesor con una intensa actividad política en las filas de Izquierda Unida y como Presidenta de honor del Foro por la Memoria de Guadalajara: “He vivido teniendo presente el legado inolvidable de mi padre, soy republicana, me afilié en la clandestinidad al Partido del Trabajo y siempre he tratado de defender la libertad y la justicia social”, enfatiza Cañadas.

“Que la sociedad aprenda la historia horrible que padecimos durante el franquismo”

El libro ‘Memoria de una mujer republicana’ recoge esta dolorosa trayectoria vital. “Desde joven escribí mi diario y con este libro deseo dar a conocer mi vida y que la sociedad aprenda la historia horrible que padecimos durante el franquismo, porque hay incultura y la historia no se explica a los jóvenes como ocurrió”, subraya la guadalajareña.

La obra aborda la vida de Emilia, grabada por la pérdida de su padre, y relata cómo desde los ocho años, su familia y ella misma lucharon incansablemente para sobrevivir a la posguerra. “Viví durante años separada de mi madre en el internado de las monjas Adoratrices de Alcalá de Henares, porque estaba en la penuria y no podía ocuparse de mi”.

Hoy, a los 90 años y una lucidez asombrosa revela convencida que “mi gran ilusión es vivir la III República antes de morirme”.

Miembros del Foro por la Memoria durante su reunión con el subdelegado Ángel Canares. Foto: Subdelegación de Gobierno

Miembros del Foro por la Memoria durante su reunión con el subdelegado Ángel Canales. Foto: Subdelegación de Gobierno

EL FORO POR LA MEMORIA SE REÚNE CON LA SUBDELEGACIÓN DE GOBIERNO EN GUADALAJARA.

Pidiendo más implicación institucional en materia de memoria histórica democrática.

FMGU.- 24/20/2018- La asociación Foro por la Memoria se ha reunido con el subdelegado del Gobierno en la provincia de Guadalajara, Ángel Canales, para tratar varios temas en materia de memoria histórica democrática. La reunión, celebrada en un ambiente de cordialidad, ha servido entre otras cosas para transmitirle los incumplimientos de las diversas administraciones locales y provinciales respecto a la ley 52/2007, conocida como ley de memoria histórica.

Entre los incumplimientos más flagrantes en materia de memoria democrática, el Foro ha recordado especialmente las negativas de alcaldes como los de Guadalajara, Peñalver o Atienza a cambiar calles dedicadas a golpistas en sus respectivos ayuntamientos, y se ha reseñado especialmente el caso de Guadalajara, pues en este caso el cambio de calles es un imperativo no sólo de la citada ley, sino que fue aprobado en un acuerdo del pleno municipal. Pleno que en 2015 aprobó asimismo la colocación de una placa institucional con los nombres de las victimas de la represión franquísta en el cementerio municipal, sin que hasta la fecha se haya instalado.

El presidente del Foro, Pedro A. García Bilbao ha hecho entrega al subdelegado de una lista de cargos públicos de la provincia de Guadalajara asesinados por la represión franquista por su defensa de valores constitucionales y de la justicia social, entre los que hay 62 alcaldes de nuestra provincia, así como cientos de otros cargos como concejales, militares democráticos, maestros, funcionarios, guardias civiles, jueces, etc. Dicha lista se ha entregado con el deseo de que sean homenajeados en su condición de cargos públicos que dieron su vida por la libertad. En ese sentido se ha recordado que son importantes los homenajes familiares, así como otros homenajes políticos y colectivos, pero que están pendientes los homenajes institucionales a quienes dieron su vida por la libertad de todos.

Respecto al necesario compromiso institucional en el reconocimiento a quienes lucharon por la libertad y contra el golpísmo, se pidió la implicación del gobierno en los homenajes que en nuestra provincia se celebran dedicados a los combatientes que lucharon por nuestra independencia nacional frente el fascismo italiano y el nacionalsocialismo, como los actos conmemorativos de la batalla de Guadalajara y otros que tienen lugar en nuestra provincia. También se ha pedido la implicación institucional en otros homenajes y reconocimiento , como a las victimas de los más de 30 bombardeos aéreos de nuestra provincia sufridos durante la guera de España, a los maestros republicanos depurados políticamente y a los 120 guadalajareños deportados a los campos de concentración nazis, de los cuales 90 perdieron la vida.

La reunión ha concluído de un modo afable con el compromiso de hacer un seguimiento de estas y otras cuestiones.

 

mega_homenaje-1

Sara Simón, Marisol Herrero y  Pablo Bellido colocan la placa dedicada a los fusilados del Partido Socialista Obrero Español. Foto: PSOE

Tras la colocación de placas dedicadas a los fusilados de UGT y CNT

El PSOE PONE UNA PLACA A LOS FUSILADOS POR EL FRANQUISMO

01/10/2018, FMGU.- El Partido Socialista Obrero Español de Guadalajara ha instalado una placa de recuerdo y homenaje a los militantes socialistas de la provincia que fueron fusiladas en los primeros años de la dictadura franquista. La placa, con 44 nombres de personas cuya militancia socialista está oficialmente acreditada, se ha instalado en la fosa común del patio 4 (antiguo patio de Santa Isabel). La lista de los 44 fusilados militantes del PSOE se basaba en la investigación realizada por el Foro por la Memoria.

Con asistencia de numerosos militantes y simpatizantes del partido, el acto ha contado con la presencia de autoridades locales, como el subdelegado del Gobierno, así como representación de familiares de victimas, y representación de UGT, CCOO, Ahora Guadalajara y varios miembros del Foro por la Memoria.

La presidenta provincial del PSOE, Marisol Herrero, la secretaria local, Sara Simón, y el secretario provincial, Pablo Bellido, han sido los encargados de descubrir la placa y a continuación se ha colocado una rosa por cada uno de los militantes socialistas fusilados cuyos nombres figuran en la  misma.  En nombre del Foro por la Memoria, han colocado rosas  Pedro Alberto Garcia Bilbao, su presidente, y Xulio Garcia, en nombre de dos de los fusilados, concretamente Pedro Pinilla y Fernando Oliva.

Antonio Rodríguez, también miembro del Foro y familiar de un asesinado por la dictadura, recitó el poema “La bendición de la sandía” que un ciudadano norteamericano, Jabez William Churchill escribió dedicado a las victimas del cementerio de Guadalajara, tras visitarlo en el año 2003.

c78894ff-77c7-4339-b87f-7cb3526b3b24-2

Antonio Rodriguez, del Foro por la Memoria, lee un poema en homenaje a las victimas. Foto: FMGU

José Carlos Ariza Tobajas, nieto del presidente de la Diputación Gregorio Tobajas, fusilado en 1940,  intervino para pedir la nulidad de las sentencias franquistas emitidas contra los republicanos y concluyó que gracias al homenaje a las víctimas, “estamos haciendo ciudadanía, y estamos haciendo izquierda transformadora. Gracias a ellos hay aires de República”.

El secretario provincial del PSOE, Pablo Bellido concluyó el acto para destacar que “lo hacemos en honor a personas que defendieron la democracia”. El acto acabó con el canto de la Internacional,

ea04ce9a-8844-4db5-b5d2-6176c4801618-1

Pablo Bellido, secretario provincial del PSOE, durante su discurso al final del acto. Foto: FMGU

La placa colocada hoy por el PSOE es la tercera, (tras UGT y CNT) que se instala en la fosa común del Patio 4º en cumplimiento de la moción aprobada en junio de 2017 que permitía a las organizaciones políticas y sindicales históricas a las que pertenecían los antifascistas asesinados en el cementerio municipal, colocar placas de homenaje. En dicha moción, aprobada por los votos favorables de PSOE, Ahora Guadalajara y Ciudadanos, se aprobó poner dos placas institucionales con los nombres de todas las victimas de la represión franquista en nuestra ciudad, asi como autorizar a los partidos y sindicatos poner placas de homenaje a sus militantes. Durante 10 años, la colocación de una placa institucional colectiva ha sido una reivindicación de familiares y del Foro por la Memoria, que  ha sido asumida por las organizaciones de izquierda. También a iniciativa del Foro por la Memoria, familiares de víctimas han colocado varias placas en homenaje a sus seres queridos.

El Foro por la Memoria considera un acierto el homenaje por parte del partido socialista a sus militantes asesinados, Un homenaje en el que todas las personas con valores democráticos se deberían sentir representadas. Un acto de reparación privado que pone además en valor su militancia y compromiso político y recuerda que los asesinados eran todos y todas militantes de organizaciones politicas y sindicales y no sólo familiares de víctimas. Queda por hacer, a nuestro entender, un homenaje de carácter institucional, en el que las autoridades homenajeen oficialmente a las victimas, pues muchos de ellos ostentaban además cargos politicos y militares, y fue precisamente ese compromiso público y la defensa de las legalidad democrática lo que les llevó a ser ejecutados por la dictadura. Muchos eran alcaldes, (62 concretamente), concejales, jueces, y militares, y a entender de esa asociación las autoridades democráticas actuales deben organizar un homenaje institucional más allá de múltiples y dignos homenajes privados, Esta ausencia de homenajes institucionales es un símbolo de debilidad de nuestra democracia, y esperamos que sea pronto solventado, asi como la indispensable nulidad de sus sentencias pues es nuestra dignidad como Estado democrático la que está en juego.

———–

NOTICIA RELACIONADA (27/06/2017):

Ahora Guadalajara y PSOE promueven un monumento en el cementerio a las víctimas del franquismo

La propuesta está respaldada por el Foro por la Memoria de Guadalajara y por la Agrupación de Familiares de las Víctimas de la Represión Franquista de la Fosa Común del Cementerio de Guadalajara


27/06/2017, FMGU.- Los grupos municipales del PSOE y Ahora Guadalajara van a presentar este viernes en el Pleno del Ayuntamiento una moción conjunta en la que van a solicitar la preservación de espacios de memoria dentro del cementerio municipal donde fueron enterradas las víctimas mortales de la represión franquista y la consideración de los mismos como espacios de memoria democrática en un intento de conseguir una reparación institucional para las propias víctimas. La propuesta está respaldada por el Foro por la Memoria de Guadalajara y por la Agrupación de Familiares de las Víctimas de la Represión Franquista de la Fosa Común del Cementerio de Guadalajara.

De un lado, el concejal del grupo socialista Víctor Cabeza ha recordado que esta misma iniciativa ya fue llevada a pleno por los grupos municipales de PSOE e IU en los años 2010 y 2013 y, en ambos casos, “nos topamos con una mayoría absoluta del PP, que impidió su aprobación e hizo imposible convencerles de que no estábamos juzgando cuestiones políticas, sino intentando recuperar la memoria de quienes defendieron la democracia y la libertad”.

El edil del PSOE ha añadido que “volvemos a traer esta iniciativa al pleno con la esperanza de que la actual representación política en el Ayuntamiento, esta vez sí, permita que la ciudad de  Guadalajara pague el tributo que después de casi 40 años de  democracia no ha pagado aún a aquellos que en su día dieron su vida por defender la  libertad, la democracia y la justicia social”, ya que “entendemos que todo el que hoy se sienta demócrata no puede ver con malos ojos que nuestra ciudad y nuestro Ayuntamiento recuperen ese espacio en el cementerio municipal para homenajear a aquellas personas que fueron víctimas de la represión franquista”.

“No pedimos nada extraordinario, no abrimos ninguna herida, ni fomentamos ningún enfrentamiento”, ha remarcado Víctor Cabeza, señalando a continuación que “el  enfrentamiento de las dos Españas solo lo mantienen vivo quienes no quieren reconocer que este país sufrió una dictadura que utilizó la represión para acallar la palabra y las  ideas que muchos ciudadanos de este país defendieron con su vida”, por lo que “cuando se asuma lo ocurrido en este país durante la dictadura franquista y cuando esa herida se cierre, el enfrentamiento entre las dos Españas terminará”.

Por su parte, el portavoz de Ahora Guadalajara, José Morales, ha explicado los acuerdos que se pretenden alcanzar con la moción, como son el preservar la Fosa Común del Cementerio Civil y la Fosa Común del Cementerio Católico, así como otras fosas que pudieran aparecer, impidiendo nuevos enterramientos en estos lugares declarándolos, además, lugares de memoria democrática. Asimismo, en caso de aprobarse, el Ayuntamiento instalará una lápida corrida con una inscripción que recoja el texto ‘Por la libertad, la justicia y la democracia’, junto con los nombres de las 977 víctimas mortales de la represión franquista enterradas en el cementerio municipal.

Normalización democrática

“Aquí lo fundamental es la parte de reparación institucional que nunca, nunca, nunca se ha producido en el municipio de Guadalajara. Hay placas individuales o colectivas, siempre particulares, pero no hay ninguna reparación institucional”, ha comentado Morales. Y ha ahondado: “Lo único que hubo fue una placa insultante que, prácticamente, advertía, porque ponía que las personas habían fallecido a causa de sus ideas cuando en realidad habían fallecido a causa de las ideas de quienes les mandaron ejecutar. Murieron a causa del fascismo, no de la democracia”, ha zanjado. Para el portavoz de Ahora Guadalajara se trata de una moción que “nos convierte en una anomalía en Europa”, pero que, por el contrario, sería “normal en el contexto europeo” donde “la podrían aprobar Jean-Claude Juncker, Angela Merkel o Theresa May”, ha ejemplificado.

Por último, el presidente de Foro por la Memoria de Guadalajara, Pedro García Bilbao, ha comentado que la moción recoge “una propuesta que lo que quiere es la normalización democrática; es un llamamiento a los partidos que defienden valores constitucionales”. Se trata, según García Bilbao, de integrar “a todos los partidos juntos en defensa de valores democráticos” para mostrar “que España empieza a ser un país normal democráticamente hablando”. El presidente de Foro por la Memoria de Guadalajara ha recordado que 7.448 personas de la provincia fueron procesadas y encarceladas (al menos durante tres meses) desde 1939, de las que 1.418 tuvieron el resultado de muerte. En el cementerio municipal hay documentadas, a día de hoy, 977 personas enterradas víctimas de la represión franquista.

“A 40 años de las elecciones democráticas del 15 de junio de 1977, sorprendentemente hay cosas que todavía no se han resuelto”, ha comentado al respecto García Bilbao. “No existe ni una sola ejemplificación pública de respeto por todos aquellos que lucharon en defensa de valores constitucionales ante un golpe de estado. Es algo inaudito, que no tiene parangón en la Europa democrática”, ha proseguido. García Bilbao ha lamentado que no exista un espacio público para recordar a todas esas personas represaliadas, al tiempo que ha apuntado que “no es un tema que tenga que ver con la dignidad de ellos, sino con la dignidad colectiva. Lo que está en juego aquí es la dignidad democrática del Ayuntamiento de Guadalajara”.

——–

HOMENAJE Y COLOCACIÓN DE PLACA DE CNT: (27/05/2018)

https://memoriaguadalajara.es/2018/05/27/homenaje-a-los-fusilados-de-cnt-y-libertarios-en-guadalajara/

HOMENAJE Y COLOCACIÓN DE LA PLACA DE UGT, (23/01/2018)

https://memoriaguadalajara.es/2018/01/23/homenaje-a-los-fusilados-de-ugt-en-guadalajara/


foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com

Sindicalistas alemanes visitan los escenarios de la guerra civil en Guadalajara

274ed5ef-d887-46f0-ad6e-dd92c4824f1a-1.jpg

01/10/208.- FMGU.- un autobús de militantes y simpatizantes de la Federación Alemana de Sindicatos (DGB, del alemán Deutscher Gewerkschaftsbund) de la región de Frankfurt y Hessen visitó, acompañado por guías del Foro por la Memoria de Guadalajara, varios escenarios de la guerra civil en Guadalajara, dentro de un viaje organizado por la central alemana a España para conocer su memoria antifascista. Los visitantes visitaran en días próximos los escenarios de la guerra civil en Brunete y La Granja, entre otros.

Los visitantes recorrieron varios lugares relacionados con la batalla de Guadalajara, incluyendo dos bunkers de la época, así como el museo histórico de Brihuega, donde recibieron una explicación de los principales sucesos e hitos ocurridos en 1937 en nuestra provincia.

De vuelta a Guadalajara, los sindicalistas visitaron el Palacio del Infantado, donde además de admirar la joya renacentista, recibieron una crónica de los hechos acaecidos el 6 de diciembre de 1936 con su bombardeo por parte de la Legión Cóndor, las escenas de horror vividas en toda la ciudad, y la posterior matanza de derechistas en la Prisión Central.

Esta es la tercera visita realizada por los sindicalistas de DGB a nuestra provincia. El sindicalista e historiador Bernd Vorlaeufer-Germer, representante de Arbeit und Leben de la central sindical DGB / VHS y miembro de Die Linke, entregó al Foro por la Memoria un libro con la edición facsimil del periodico “Pasaremos” editado por la XI Brigada Internacional en 1937.
b74b0280-a274-46f9-bc70-0fd81fde59df.jpg
Desde 2013, el Foro por la Memoria y la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales han organizado cada año la Marcha Memorial Batalla de Guadalajara, coincidiendo con el aniversario de la batalla,  recibiendo cientos de visitantes de 9 nacionalidades, asociaciones de varios países, autoridades internacionales y periodistas de varios países. Este año se ha contado con la presencia de Virgilio Rodriguez, uno de los dos últimos miembros de las Brigadas Internacionales. En  2016, el Foro recibió también en Torija, al francés Joseph Almudever, con lo que los dos ultimos brigadistas vivos han sido homenajeados en nuestra provincia, actos en los que  ayuntamientos de Torija y Brihuega colaboraron.
La intención del Foro por la Memoria de Guadalajara es la de la institucionalización de estos homenajes y actividades.

La visita de los sindicalistas remató este año con una emocionada visita a las fosas comunes y lugares de ejecución de republicanos en el cementerio de Guadalajara.

1ae59ecb-c83a-4a6d-88c1-a4445b4a062a.jpg

La jornada terminó con una visita y homenaje al cementerio de Guadalajara donde los visitantes alemanes tuvieron ocasión de comprobar la extensión y violencia ejercida por la dictadura.

bbda32f0-8857-416a-bca5-967baa466ad5.jpg

 

32835121_10216812345440619_6859200876385402880_n

Ante el manifiesto franquista y el silencio de Defensa

Carta pública a la ciudadanía y fuerzas políticas y sociales

Exigimos al Ministerio de Defensa, la desautorización total del manifiesto franquista y condene la figura del ex-general Franco como incompatible con las Fuerzas Armadas de un estado democrático.

A 13 de agosto de 2018

Pedro A. García Bilbao

Apenas ser nombrada ministra de Defensa, Margarita Robles declaró que ese ministerio se ocupaba de una materia de estado, por encima de cuestiones de partido, y que por tanto la nueva administración procuraría continuar las líneas seguidas en ese tema por anteriores gobiernos. La defensa de nuestro país, nuestra seguridad última, nuestra independencia nacional y nuestro sistema de libertades justificaban, en las palabras de la ministra, esa visión de estado. Robles deseaba enviar un mensaje de confianza y seguridad.

Han transcurrido apenas dos meses. Cientos de militares retirados – y bastantes en la reserva- han estado suscribiendo un manifiesto público en donde defienden al ex-general Franco como modelo de militar y exigiendo respeto a su figura y expresando su rechazo a toda crítica al dictador y al previsto traslado de sus restos fuera del Valle de los Caídos. El manifiesto original fue sumando hasta la fecha 674 firmantes y de ellos 62 generales. Se da la circunstancia de que todos se amparan en su derecho de expresión, libre por su condición de retirados. En el texto explican que el a su modo modélico militar Franco, aceptó el mando ofrecido por sus compañeros ante la situación por la que atravesaba el país en 1936 en su muy peculiar punto de vista. Justifican en su escrito toda la trayectoria del ex-general y desde luego su responsabilidad y ejecutoria en el golpe de estado, la guerra y la posterior dictadura.

Los militares retirados que han suscrito el manifiesto han sido ampliamente invitados a participar en radios y televisiones al tiempo que la prensa escrita y digital les han permitido expresarse en profundidad. Todo ello en medio del absoluto silencio del Ministerio de Defensa, del gobierno, pero también de los partidos con representación parlamentaria.

Las protestas a tales manifestaciones y hechos han sido por parte de un puñado de periodistas, sin mucho acierto en sus argumentos por otra parte, pero sobre todo en las redes sociales a cargo de numerosos ciudadanos. Ha destacado especialmente la respuesta dada por un oficial retirado del Ejército del Aire, quien valientemente ha sabido alzar su voz y poner en su sitio a los que justifican el golpismo, la guerra y el terror. Un segundo militar se ha sumado pocos días después a la denuncia del manifiesto, así como algunos colectivos militares democráticos, pero es de destacar que ninguno de estos militares retirados de asociaciones democráticas ha sido invitado en los medios de comunicación a dar su opinión. Hemos de recordar que la Amnistía de 1977, que no cuestionaba la legalidad del régimen franquista, dejó fuera del ejército al puñado de militares antifranquistas y democráticos (UMD) que habían sabido comprometerse por las libertades contra la dictadura, sin que el régimen de 1978 les haya ofrecido después nada, salvo destierro profesional y olvido. Vemos hoy las consecuencias de tal injusticia.

Hay aquí una cuestión muy sencilla, aunque no por ello menos grave.

Si el ex-general Franco -fue destituido de sus cargos y posición por Orden Ministerial el día 22 de julio de 1936-, es un ejemplo de lo que ha de ser un militar de honor y profesional, es de suponer que lo del ejemplo incluye asumir la responsabilidad de decidir cuando dar un golpe de estado y llevar el país entero a una guerra y a una dictadura, si la situación lo vuelve a requerir y sus compañeros le entregan el mando como expresan en su carta. En otras palabras, los españoles de 2018 debemos estar contentos de que estos militares tengan a bien no considerar la situación de España en la actualidad como algo que al menos todavía no justifique su intervención. Una intervención en la que el estar retirado no supone diferencia alguna si recordamos la identidad de algunos de los golpistas de 1936, igualmente retirados. Lo que convierte en algo terrible estas “opiniones” es el hecho innegable de que quienes se mantuvieron leales a la constitución en su momento y acabaron asesinados, son considerados legalmente todavía como rebeldes y sus ejecutores militares, “modélicos”. Los firmantes del manifiesto nos están perdonando la vida a todos.

El Ministerio de Defensa, a lo que se ve, nada tiene que decir. Debe formar parte de la política de estado y de la necesaria seguridad y confianza, el que modelos de militar como Franco sean defendidos públicamente por parte de cientos de militares retirados. Escudarse en el hecho de la libertad de expresión de los declarantes es un engaño. Si los firmantes tienen derecho a dar su opinión, muchos consideramos que la Ministra de Defensa tiene la obligación de hacer una declaración pública dejando muy claro que el haber sido un traidor a la constitución y un perjuro al juramento de fidelidad al régimen legal y democráticamente constituido, no puede ser tomado como modelo de nada por un militar honrado y digno de tal condición.

Defensa calla. El gobierno calla. Los partidos parlamentarios callan. El retirado general Rodríguez, el militar retirado quizá con más proyección pública y política en la España actual, calla. Todos callan.

Y desde luego, el jefe supremo de las Fuerzas Armadas, Su Majestad el Rey Felipe VI, calla. No parece que la Casa Real vaya a hacer una declaración pública dejando claro que un traidor y responsable de un golpe, una guerra y una dictadura construida sobre un monstruoso baño de sangre, no puede ser considerado modelo para un militar honrado y un ejército en un país democrático y decente. Es evidente que debería hacerlo. Sinceramente, no lo entiendo, es muy difícil de comprender, si en su condición constitucional de jefe de las Fuerzas Armadas y en unión al gobierno y el Ministerio de Defensa respondiera como debe, incluso quienes no somos monárquicos ni sospechos de serlo, tendríamos que apoyar su toma de posición en esto. No lo han hecho y no lo van a hacer a lo que parece.

Pero si quienes tienen la responsabilidad legalmente callan, los ciudadanos tenemos la obligación moral de alzar nuestra voz. No es cuestión de siglas, de partidismo o de facciones, es decencia pública, es de honradez moral que obliga aunque situarse públicamente nos marque, es cuestión de estado, estado democrático desde abajo, desde la ciudadanía, no se puede quedar uno callado ante esta última humillación colectiva.

Debemos exigir públicamente una declaración pública del Ministerio de Defensa aclarando que el ex-general Franco fue un traidor y un criminal, indigno de vestir el uniforme de España y que quienes hoy defiendan su figura y proceder, desde cualquier punto de relación con los ejércitos, se situan fuera del margen de la sociedad y la legalidad democrática.

Es necesario dejar las cosas claras. Los honores a la deslealtad y el crimen convierten un ejército honrado en un grupo de facciosos, esto no puede quedar sin respuesta.

Quienes en estos momentos callen ante esta situación, lo que están haciendo es apoyar con su silencio el manifiesto franquista.

Pedimos a toda la ciudadanía y a todas las fuerzas políticas y sociales que exijan al Ministerio de Defensa, la desautorización total del manifiesto y condene la figura del ex-general Franco como incompatible con las Fuerzas Armadas de un estado democrático.

Firmado:

Pedro A. García Bilbao

Apoyos vía redes, página o al correo dedona@mac.com