Archive

Tag Archives: victimas

Guadalajara: El mapa de las fosas sitúa ocho en la provincia, pero son más

El Día de Guadalajara, – 7 mayo 2011

El mapa contabiliza 315 víctimas de la represión, pero el Foro por la Memoria tiene documentadas 1.260

 

Rubén Madrid

En él consta la fosa de Cincovillas, la única que ha sido exhumada en la provincia, en 2005.

Son todas las que están, pero no están todas las que son. El Mapa de Fosas comunes que ha publicado el Gobierno central en http://www.memoriahistorica.gob.es, con 2.246 enterramientos de la represión ejercida durante la Guerra Civil y la dictadura, sitúa ocho de ellas en la provincia de Guadalajara y las clasifica según el grado de intervención. El número, pese a todo, sigue siendo mucho menor del que registra en su investigación el Foro por la Memoria de Guadalajara, que cuestiona la funcionalidad de este mapa y critica que no se ha consultado con esta asociación para la elaboración de esta documentación.

El plano de todo el país, cuyo vistazo panorámico resulta escalofriante, refleja todos los puntos de los que la Oficina de Víctimas puesta en marcha al calor de la Ley de Memoria Histórica tiene constancia: las exhumadas, las que sólo lo han sido parcialmente, las que contenían cuerpos que fueron trasladados en su día al Valle de los Caídos, las desaparecidas porque sobre ellas se han construido infraestructuras y las que no han sido tocadas. Cada tipología aparece diferenciada en el plano por colores.

Así constan las ocho que se encuentran entre los límites provinciales, una mínima parte de las nada menos que 139 de la región. En color rojo aparece la única que ha sido objeto de exhumación, ubicada en Cincovillas, cerca de Alcolea de las Peñas. Allí en 2005 se excavó y certificó la existencia de tres cadáveres, víctimas republicanas de la represión. Otro tipo de fosas documentadas son las existentes en Orea, con dos víctimas; Guadalajara, con otras ocho víctimas –siete de ellas identificadas con nombres y apellidos publicados–; y Sigüenza, con 220 víctimas, pertenecientes a aquellos muertos que fueron trasladados al Valle de los Caídos. El Foro por la Memoria Histórica confirma que todos estos eran cadáveres procedentes del bando nacional: “No hay ningún represaliado republicano de Guadalajara en el Valle de los Caídos”, según su portavoz, Xulio García Bilbao.

Más fosas

El mapa también sitúa en la provincia una fosa con una víctima más en Luzón, sin ofrecer detalles; otra más en las inmediaciones del castillo de Sigüenza, también sin exhumar; y otras dos en el cementerio de la capital, una con entre tres y cinco víctimas, y en ambos casos sin haber sido intervenidas.

Cabría pensar que este es el mapa de los horrores en la provincia de Guadalajara. No es así. Lo dice el Foro por la Memoria de Guadalajara, que califica los datos del mapa de “incompletos”, al contrastarlos con su labor de investigación, que ha cristalizado ya en un libro y que continúa todavía en proceso de actualización con nombres, apellidos y pruebas para contrastar los datos que ofrecen. Así, el portavoz del Foro mantiene que “hay muchas más” fosas y que el número de víctimas del bando republicano que registra el mapa queda muy lejos del que ellos pueden ya demostrar: 315 frente a 1.260.

Según los cálculos que traslada García Bilbao, sólo en el cementerio de Guadalajara  estarían enterrados 820 y 143 represaliados en dos fosas. A ellos se sumarían los 89 guadalajareños muertos en el campo de concentración austriaco de Mauthausen, “perfectamente certificados por el proceso de Nuremberg. A estos 1.260 se le unen 115 más –documentados tras la publicación del libro ‘La represión franquista en Guadalajara’–, en cuatro fosas de la comarca de Molina y cinco de la zona de Sigüenza, en puntos como el castillo medieval –que sí recoge el mapa–, los altos de Barahona u otras de la misma comarca.

El mapa colgado desde el jueves en la web por el Gobierno es, en todo caso, un documento ‘vivo’ que puede incorporar nuevos puntos y detalles documentales.

“No tenemos clara la función del mapa de las fosas”

La reacción inmediata del portavoz del Foro por la Memoria de Guadalajara resume a las claras las dudas que esta iniciativa de la Memoria Histórica. “No está claro para que se hace un mapa cuando no saben todavía qué protección van a dar a estas fosas”, insiste Xulio García Bilbao.

El portavoz de esta organización alcarreña recuerda que en los momentos en que se generó el debate para la Ley de la Memoria Histórica, los foros por la memoria dejaron claro que “esta mapa no era una reivindicación de la asociación”, aunque pueda resultar útil para “consultar y localizar a los familiares”. Sí lo era, en cambio, rescatar los restos de las fosas en el contexto de una actuación judicial más profunda que exigiese responsabilidades por lo ocurrido, así como dar un entierro digno a muchas de estas víctimas mortales.

“Compartimos la necesidad de hacer el mapa si sirve para que la Fiscalía actúe porque sean pruebas de crímenes contra la humanidad”, dice García Bilbao. “Lo que no entendemos es que hagan un mapa que refleje estos crímenes, con un valor documental, pero sin pensar en actuar, como si fuese un mapa de los visigodos”, ironiza. De ahí que dé un paso al frente y ofrezca los resultados de las investigaciones del Foro: “Ponemos todos nuestros datos a disposición de la Fiscalía”.

 

–Acto Reivindicativo–

Cabe recordar que el Foro por la Memoria de Guadalajara ha organizado la primera marcha en la ciudad, dentro de las movilizaciones convocadas para este fin de semana por la Federación Estatal de Foros por la Memoria. En la capital alcarreña será el domingo a las doce ante la Audiencia Provincial, con el lema ‘Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas del franquismo’.

http://eldiadigital.es/not/20656/el_mapa_de_las_fosas_situa_ocho_en_la_provincia_pero_son_mas/

Emilia Cañadas, presidenta de honor del Foro por la Memoria de Guadalajara

Foro por la Memoria de Guadalajara, – 22 diciembre 2011

Nombrada en la asamblea anual de socios que ha celebrado el colectivo memorialista

 

 

Emilia Cañadas Dombriz, veterana luchadora por la democracia y la liberdad durante la dictadura franquista y la transición,  ha sido nombrada presidenta de honor del Foro por la Memoria de Guadalajara.

Cañadas Dombriz  fue una de las impulsoras, en 1979,  del pequeño monumento a los guadalajareños muertos por la libertad y la democracia en nuestra provincia, instalado en el antiguo cementerio civil de la ciudad.  El monumento, que tiene caracter privado, fue financiado por suscripción pública entre ex represaliados políticos y sus familiares.

El nombramiento se ha producido en el seno de la Asamblea General de socios del Foro por la Memoria, celebrada el día 21 de diciembre en Guadalajara. La homenajeada ha agradecido con palabras emocionadas el nombramiento y ha animado a los miembros del Foro a “seguir luchando”. Cañadas es hija de Antonio Cañadas Ortego, alcalde democrático de Guadalajara al iniciarse la guerra civil, fusilado en 1939.  Emilia fue, asimismo, una de las personas de nuestra provincia que figuraba en las “listas negras” de la llamada “operación cuchillo”, es decir, las personas que debían ser asesinadas por grupos ultraderechistas en caso de triunfar el golpe militar del 23 F y que cuya cifra alcanzaba a 3000 personas en todo el estado.

La asamblea del Foro por la Memoria ha analizado sus actividades en el año que cierra, y definido sus proyectos para el año 2012, que incluyen la edición de un nuevo libro y la celebración de unas jornadas sobre memoria democrática y antifascista en nuestra ciudad. La Junta directiva ha renovado en sus puestos a Pedro Alberto García Bilbao, presidente, Óscar de Marcos, secretario, y Xulio García, tesorero y portavoz y ha contado con las incorporaciones de dos nuevos vocales: Julian Vadillo y Lidia Abel Vállez.

Foro por la Memoria de Guadalajara

http://www.memoriaguadalajara.es/

foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com

 

Día de Todos los Santos en Guadalajara

El Digital de Castilla la Mancha, 01-10-2011 – 2 noviembre 2011

La memoria histórica, muy presente en el camposanto

 

 

 

Si la festividad de Todos los Santos es emotiva para aquellos que tienen claro cuál es el paradero de sus familiares fallecidos, mucho más dolorosa se le hace a los que siguen luchando para que se reconozca dónde yacen sus cuerpos.

http://www.youtube.com/watch?v=M-5A_VrvOg4&feature=player_embedded

Homenaje socialista

Además de la expresión reivindicativa y sentimental de los represaliados por el Franquismo, el PSOE también celebró su tradicional acto de homenaje a los militantes del partido que fueron asesinados durante la contienda. Así, en el monumento instalado en el primer patio del camposanto hace años, con el lema “Muertos por la democracia y la libertad”, los socialistas depositaron varios ramos de flores y cantaron “La Internacional”, después de recordar a “aquellos que dieron su vida por nuestros valores”, apuntó el secretario de Organización del PSOE, Luis Santiago Tierraseca.

Como suele ser habitual, los miembros del Foro por la Memoria de Guadalajara asistieron al cementerio de la capital para llevar a cabo sus particulares homenajes a los desaparecidos durante la Guerra Civil y los primeros años de la dictadura.

De este modo, durante prácticamente toda la jornada, los familiares de los represaliados se dieron cita junto a la fosa común recientemente restaurada, donde extendieron un bandera republicana de alrededor de diez metros con el listado de las personas que, según la investigación de los historiadores y expertos en memoria histórica, fueron enterrados en este espacio tras su fusilamiento. De este modo, la intervención realizada por el Ayuntamiento, con el ajardinamiento de la zona y la instalación de una placa con un mensaje de recuerdo, se asemejó un poco más a lo que pide la Agrupación de Familiares, que siempre ha apostado por la inclusión de una relación de nombres de las víctimas que permanecieron allí.

http://eldiadigital.es/not/36329/la_memoria_historica__muy_presente_en_el_camposanto/

 

La jueza de Sigüenza archiva la causa de “lesa humanidad” de La Toba

Foro por la Memoria de Guadalajara, – 13 agosto 2011

El Foro por la Memoria recurrirá la decisión judicial

 

 

La jueza de Sigüenza ha archivado la causa concerniente a la denuncia interpuesta por la Federación de Foros por la Memoria por un supuesto delito de asesinato y de “lesa humanidad” en el marco del hallazgo de los supuestos restos de Severiano Clemente, el panadero de Medranda, fusilado el 17 de noviembre de 1936 en un paraje de la Toba.

Tal y como explica el abogado de la federación, Miguel Ángel Muga, la jueza ha dictado un auto de archivo en el que no alega la prescripción de la causa sino que se limita a manifestar que “es de aplicación la Ley de Memoria, que es un proceso administrativo y que corresponde al Gobierno la organización y exhumación de las fosas”. Sin embargo, según el abogado, el texto de la Ley simplemente se limita a decir  “que se facilitará por el Gobierno, pero no se dice en ningún caso que tenga competencias para realizar esas labores, que deja en manos de la familia”.

Muga apunta que “ni siquiera se han iniciado unas diligencias previas, que es lo que corresponde para  investigar un crimen” sino unas diligencias indeterminadas que es la fórmula que se utiliza cuando se trata de una tramitación legal que no  tiene detrás un delito.

Al mismo tiempo señala que existe un apartado dentro de la Ley de Memoria que permite a las víctimas iniciar cualquier tipo de acción judicial “artículo que se salta a la torera y no valora”.

Con todo ello, la Federación de Foros por la Memoria presentará el próximo martes por la mañana un recurso de reforma subsidiaria de apelación, es decir, “ un recurso de reforma que se presenta ante el juez que ha dictado el auto previamente y en el mismo sentido se  le da traslado a la Audiencia Provincial para que lo resuelva”. La jueza del Juzgado de Primera Instancia de Instrucción de Sigüenza tendrá que resolver este recurso para lo que, según la Ley, tiene diez días, “aunque pueden ser más”, aclara Muga.  Con el fallo de la juez la federación tiene cinco días para presentar alegaciones y después se le da traslado a la Audiencia Provincial, “que  puede tardar entre tres o cuatro meses”.

La Ley de Memoria

La Ley de Memoria más que lanzar un salvavidas a las familias, según el abogado,  supone “el cierre del modelo español de impunidad”, que señala que la única ocasión en la que los jueces han fallado a favor de la causa fue mediante una estimación parcial del recurso  después de encontrar los restos en un pueblo de Cáceres en el que la Audiencia Provincial reconocía “que la juez tenía que haber abordado las diligencias mínimas, pero que correspondía el archivo por prescripción”.

Cabe recordar que una vez encontrados los restos, ni el juez, ni las Guardia Civil se personaron en el lugar para proceder al levantamiento del cadáver, unas labores que tuvieron que realizar el equipo de voluntarios de la Federación de Foros por la Memoria. Muga incide en que al tratarse de una desaparición “el delito no ha prescrito” y añade, que dadas las circunstancias, entienden que es una causa de “lesa humanidad” que “nunca prescriben” y critica que las instituciones “ni siquiera realicen las actuaciones mínimas que acrediten la verdad”.

Los restos están en la Universidad de Barcelona para ser identificados

Los supuestos restos de Severiano Clemente,  encontrados tras las labores arqueológicas realizadas en el paraje conocido como “La viña del tío Morillas”el pasado fin de semana, han sido trasladados a la Universidad Autónoma de Barcelona. Tal y como explica Xulio García desde el Foro por la Memoria de Guadalajara, en estos momentos  “se están limpiando los huesos y se procede a la extracción de material genético válido para comprobar el ADN”. Para que se pueda realizar la identificación, aclara el representante del foro, “hay que buscar ADN mitocondrial que se trasmite únicamente por el lado materno, para comparar el ADN de la familia con el de los huesos”.

La prueba de ADN, comenta, será  la definitiva, por lo que “una  entrevistadora, una antropóloga social, está estudiando a cada miembro de la familia y realizando el árbol genealógico para ver quién es el familiar más idóneo para la prueba. Para ello preguntamos a los familiares sobre algunos rasgos antropomórficos de la víctima: Esos detalles físicos, como la edad o enfermedades o lesiones previas sufridas por la víctima, pueden ayudar a identificar los restos”.

Este tipo de investigaciones tienen una duración de entre seis meses y un año.

En relación a las labores arqueológicas desarrolladas sobre el terreno, indica que “aseguramos el levantamiento para que no se perdiera nada, así lo retiramos con tierra porque podía haber restos interesantes”. Se trata de un trabajo voluntario y la única fase que tiene un coste económico, afirma García, “es el laboratorio para pagar la identificación. Y para eso, todavía falta”.

 

http://www.memoriaguadalajara.es/

foroporlamemoriaguadalajara@gmail.com

http://www.foroporlamemoria.info

La Toba (Guadalajara): Homenaje a pie de fosa

El Día Digital, 07-08-2011 – 8 agosto 2011

‘Después de 75 años, los pocos recuerdos se van borrando’

 

 

Guadalajara – Provincia | Marta Perruca

Domingo, 7 agosto 2011

Decenas de personas entre vecinos, familiares, miembros del Foro por la Memoria y simpatizantes asistieron al homenaje a pie de fosa después del hallazgo de los supuestos restos del panadero de Medranda. Los arqueólogos y voluntarios continuaban ayer inmersos en las labores de extracción de los restos, ya que ni la Guardia Civil, ni la juez de Sigüenza se personaron en el lugar para proceder al levantamiento del cadáver

“Vinieron a buscarlo una mañana temprano y lo sacaron de la cama para que fuera a declarar a La Toba. Lo mataron sin una declaración ni nada”, comenta Timoteo, el mayor de los cuatro hijos de Severiano, que considera que su muerte fue  fruto “de la envidia de algún vecino del pueblo, porque era muy trabajador y pensaban que cuando sus cuatro hijos se hicieran mayores iba a ser el amo del pueblo”. Pascual, que afirma sentirse orgulloso y contento, tras el hallazgo de los restos de su padre, recuerda “la panadería y esa camioneta que conducía uno de Mirabueno hasta que mi padre aprendió a conducir”. No obstante, “éramos muy pequeños, han pasado muchos años y los recuerdos se van borrando”. No tenían esperanzas de recuperar los restos de un padre desaparecido una mañana de noviembre de 1936 y una vez reciban los restos de Severiano aseguran que les darán sepultura en el cementerio de Medranda.

El mismo lugar que hace 75 años, un 17 de noviembre de 1936 fue testigo de su trágico final asistía ayer a un sentido y emotivo homenaje, justo a los pies de la fosa donde todavía permanecían los supuestos restos del panadero de Medranda. La viña del tío Morillas acogió a familiares, simpatizantes, vecinos y los voluntarios de la Federación de Foros por la Memoria, que durante tres intensas jornadas han estado trabajando en el lugar.

Xulio García, miembro del Foro por la Memoria de Guadalajara y uno de los responsables de la exhaustiva investigación que ha determinado el paradero de los restos, incidía en que esta ardua labor que ha sido desarrollada por arqueólogos, antropólogos, psicólogos, historiadores, documentalistas, abogados, fotógrafos y voluntarios de Guadalajara, Sevilla, Barcelona y Madrid, tendría que haber sido desarrollado a iniciativa del Estado español y la Justicia y no “de una asociación privada” y lamentaba que la Guardia Civil no se haya presenciado en el lugar para proceder al levantamiento del cadáver.

Agradecimientos de la familia

Por su parte, Alfredo Clemente, el nieto de la víctima y promotor de la exhumación, agradecía la labor realizada por la Federación de Foros por la Memoria, en especial, a los responsables del foro guadalajareño, Pedro y Xulio García y a todas aquellas personas que han colaborado en que la búsqueda sea posible. Se emocionó al recordar a su abuelo materno, Maximiliano del Olmo, que fruto de la casualidad era la otra persona, miembro de UGT, que aquel día habría tenido la misma suerte que Severiano de no haber conseguido huir. A aquellos que consideran que este tipo de iniciativas solo sirven “para abrir heridas” Alfredo les dijo que “una herida que no se ha cerrado no se puede abrir” y manifestó su deseo y empeño en que “haya una reparación y un reconocimiento para ese panadero al que las cosas empezaban a irle bien”.

El presidente de la Federación de Foros por la Memoria, José María Pedreño, reclamó al mismo tiempo verdad, justicia y reparación.

El homenaje concluyó con la ofrenda de tres ramos de flores por parte de Félix, Timoteo, Agustín y Pascual, los cuatro hijos de Severiano, de Alfredo, nieto de la víctima, y de Marta y Paula, sus biznietas, al mismo tiempo que sonaba por el altavoz la canción de Aute “Al Alba” interpretada por Rosa León y los himnos “A las barricadas” y “La Internacional”.

Apareció en una fosa con una longitud y profundidad justas

Todavía ayer continuaban las labores para extraer los supuestos restos de Severino Clemente, que aparecieron a cinco pasos de los casquillos Mauser encontrados en la mañana del viernes. Tal y como explica la arqueóloga, Lidia Muñoz, “hasta ahora lo que hemos hecho es localizar los huesos y delimitar la fosa, que hay que vaciarla del relleno de tierra que se ha ido depositando y a continuación, sacarlos con cuidado para que no se nos partan”, comenta.

La arqueóloga relata que se trata de un trabajo científico “con mucha base legal” por lo que “toda prueba que salga, disparos, agresiones, etc… si en campo detectamos una huella que lo constate, hay que documentarlo fotográficamente y por escrito”.

Las conclusiones extraídas tras el hallazgo, indica Muñoz, “no difieren mucho de lo que esperamos encontrar”: “A un varón, adulto,tirado en una fosa -hay una diferencia muy grande entre tirado y enterrado- éste está tirado en una fosa que se ha excavado con prisa en el suelo, que se le ha dado la profundidad y la longitud justas para el cuerpo, con lo que está un poco apretado, con un brazo cruzado hacia el hombro contrario”.

Lidia Muñoz recuerda que la tierra no era la más idónea, que los huesos “también se descomponen” a lo que habría que añadir el “efecto arado”que podría haber destrozado los huesos, por lo que cabía la posibilidad de que los restos no aparecieran.

http://eldiadigital.es/not/29176/_lsquo_despues_de_75_anos__los_pocos_recuerdos_se_van_borrando_rsquo

 

Comienzan las labores de localización de una fosa común en La Toba (Guadalajara)

Federación Estatal de Foros por la Memoria, – 4 agosto 2011

El próximo viernes 5 de agosto darán comienzo los trabajos

 

 

Tras la exhaustiva investigación histórica realizada por Xulio García Bilbao, Óscar de Marcos y Carlos P. Paramio, del Foro por la Memoria de Guadalajara, el próximo viernes 5 de agosto, darán comienzo los trabajos de localización de la fosa común.

Se espera localizar los restos, al menos, del vecino de Medranda Severiano Clemente González, panadero simpatizante del Frente Popular, que fue asesinado por soldados requetés de la División Soria el 17 de noviembre de 1936

El equipo de trabajo constará de 25 personas, entre los que hay arqueólogos y antropólogos, historiadores, documentalistas, abogados, fotógrafos y varios voluntarios. Participarán voluntarios procedentes de Guadalajara, Barcelona, Madrid, Sevilla y Toledo. Los trabajos serán coordinados por el presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, José María Pedreño.

Este trabajo de Recuperación de la Memoria Histórica cuenta con una subvención del Ministerio de la Presidencia concedida a la Agrupación de Familiares de Severiano Clemente González. Por su parte, los dueños del terreno donde se encuentra la fosa, han colaborado cediendo los permisos para poder realizar el trabajo.

 

La Federación Estatal de Foros por la Memoria viene trabajando desde 2002 por la recuperación de la Memoria individual y colectiva de todas aquellas personas, familias y pueblos, azotados por la represión franquista, aún hoy olvidados. No se limita, por tanto, a la recuperación de los restos de las personas asesinadas, sino que pretende recuperar valores sociales y políticos de los hombres y mujeres que defendieron la II República frente al franquismo, con el objetivo de que esos valores de igualdad, libertad, solidaridad y justicia social sigan vigentes.

Los crímenes contra la humanidad perpetrados por el régimen franquista nunca fueron perseguidos y los criminales gozan de impunidad. Teniendo en cuenta que el régimen duró hasta 1975, muchos criminales franquistas aún tienen edad suficiente para ser procesados, por lo que la Federación Estatal de Foros por la Memoria entiende que, al igual que la Justicia española persigue crímenes contra la humanidad en otros lugares del mundo, debe hacer lo mismo con los criminales del franquismo. Hay que tener en cuenta que se ha perseguido a criminales contra la humanidad por hechos realizados en otros países en épocas en las que todavía existía la dictadura franquista. El caso de Pinochet es buen ejemplo de ello ya que su dictadura coincide en el tiempo con la de Franco entre 1973 y 1975.

En la página http://www.foroporlamemoria.info se irá dando puntualmente cuenta del desarrollo del trabajo y sus resultados a lo largo de los próximos días y en la misma dirección de Internet, se podrá acceder al plano de situación de la fosa para facilitar a los asistentes su perfecta localización y acceso a la misma. También se puede encontrar información adicional sobre la Federación Estatal y su labor.

Al mismo tiempo se ha creado un evento en Facebook llamado “Exhumación de la Fosa común de La Toba (Guadalajara)”

http://www.facebook.com/event.php?eid=172258136179489&pending

Recuperamos éste articulo de 2008, que por desgracia, sigue teniendo actualidad.

Xulio García Bilbao (Foro por la Memoria de Guadalajara, 26/10/2008)

Don Ángel Jiménez (2008)

Desde los últimas semanas, en el Foro por la Memoria de Guadalajara estamos, me imagino que como en todas las asociaciones de memoria democrática, literalmente abrumados por las peticiones de ayuda, sobretodo desde el comienzo de las diligencias de Garzón.

 El otro día me llama un señor y me dice algo parecido a lo siguiente: “es que he oído hablar de esto de la Memoria Histórica, y me enterado que mi abuelo era carabinero. Es para saber si puedo sacar algo“. Por supuesto, le dí referencia de la base de datos del Archivo de la Memoria Histórica, donde le indiqué que podría hallar algún dato. Cuando le pregunté los apellidos de su abuelo, me dijo que “no sé el segundo apellido“. Tras oír esto me di cuenta de que es la típica persona que no tiene ni idea de quien era su abuelo, ni mucho menos de aquello por lo que murió, pero que ahora de repente, se ha despertado en él un “súbito interés” por él, quizás al oír hablar de dinero. Allá cada uno. Lo siento pero tuve esa sensación. 

Entonces le dije que nosotros somos una asociación de memoria histórica democrática, y que para pedir ayudas estaba la administración, que por supuesto tenía derecho a ello y le facilité algunos contactos para hacerlo si deseaba. Que nosotros no somos exactamente una asociación de familiares, aunque entre nosotros haya familiares, que nosotros luchamos también por la justicia y los derechos humanos y por honrar aquello por lo que lucharon. No estoy seguro de que este familiar entendiera lo que le dije. Quería haberle hablado de que la 65 Brigada Mixta del IV Cuerpo de Ejercito Republicano estaba compuesta por carabineros, que tuvo un papel heroico en la batalla de Guadalajara, que unos 20 carabineros fueron fusilados en Brihuega por los fascistas durante la ocupación italiana, y muchas más cosas, pero nada de eso le interesó. No le culpo. 

Está bien dar respuesta humanitaria a los familiares, pero no podemos quedarnos en eso. El “miabuelismo” aleja a muchos de entender que las víctimas del terror franquista, murieron por defender unos ideales.

Este caso es por supuesto una excepción, porque afortunadamente la totalidad de personas lo que quieren es honrar a sus familiares asesinados.

Acabo de venir de casa de uno de ellos. Se trata de un señor de 81 años, don Ángel Jiménez Loriente, hijo de Wenceslao Jiménez, un concejal socialista fusilado, natural de Mondéjar (Guadalajara). Su madre, Carmen Loriente, también sufrió represión y fue condenada a 30 años. Después de la cárcel fue desterrada a Zaragoza.

 Don Ángel ha gastado casi hasta el último céntimo que tiene en intentar cumplir la promesa que le hizo a su padre en la cárcel de Guadalajara, la víspera de su fusilamiento: “Defiende el buen nombre de la familia“, le dijo. Don Ángel tenía 11 años.

 La colección de cartas, peticiones oficiales, oficios judiciales y otros, que don Ángel ha usado para intentar cumplir la promesa hecha a su padre, alcanza la cifra de 116 documentos, que don Ángel, ya cansado, ha donado al Foro por la Memoria de Guadalajara, y al Archivo Histórico Provincial. Hay cartas al rey, a Aznar, a todos los ministerios y archivos imaginables desde el año 82 aproximadamente, cuando este gran luchador comenzó su solitaria cruzada.

 Como éxito a todos sus requerimientos, lo único que ha conseguido es una respuesta del Ministerio de Justicia, donde ante la petición de la ANULACION de las sentencias de sus padres, le dicen, que “sus delitos ya han sido amnistiados por la Ley 46/1977“, es decir la Ley de Amnistía del 77. Esto fue hace unos diez años. La Constitución derogó las leyes franquistas, pero no es lo mismo DEROGAR que ANULAR. Para las leyes actuales, los padres de don Ángel fueron culpables y los tribunales que les juzgaron, legales. Pero en el 77 “se les perdonó“. La verdad es que no hacia falta, pues la Comisión liquidadora de Responsabilidades Políticas, esa que dirigía en 1947 el ex ministro monárquico Eduardo Aunós, ya les habia “perdonado”. La ley de Amnistía del 77 hizo lo mismo, lo mismito que Franco en el 47.

También ha escrito don Ángel a la Asociación de Derechos Humanos, y al Ministerio de Exteriores, pidiendo que el asesinato de su padre sea considerado “crimen de lesa humanidad” (sin respuesta).

Finalmente, intentando demostrar la ilegitimidad del Tribunal que condenó a su padre, escribió en 1994 al entonces ministro de Defensa, García Vargas, y luego a su sucesor Suárez Pertierra, pidiendo información sobre los conocimientos jurídicos de los miembros del tribunal que juzgó a su padre, intentando demostrar que los jueces no eran tales y no estaban capacitados ni legitimados para juzgar o condenar a nadie. Ante todo esto lo que obtuvo es una carta del Ministerio de Defensa, indicándole que “los componentes de los tribunales que dictaron la sentencia, eran militares“. También pidió que se modificara la acusación de “adhesión a la rebelión” diciendo que su padre no se rebeló contra nadie, sino todo lo contrario. Los que se rebelaron fueron los golpistas que le mataron. Todo ello para intentar conseguir la nulidad de la sentencia. Ha intentando dar respuesta a todas y cada una de las falsas acusaciones (once) que aparecen en la sentencia de su padre, sin conseguirlo. Está agotado y totalmente arruinado.

El padre de don Ángel, Wenceslao Jiménez, concejal socialista de Mondéjar, unos días antes de ser fusilado en las tapias del cementerio de Guadalajara, el 07/08/1940, con otros ¡42 compañeros!, decidió cortarse el pelo, para “estar presentable ante la muerte“. El peluquero de la cárcel, también preso, de nombre Eusebio Ambite, natural de Hontoba (Guadalajara), se quedó tan impresionado por su entereza, que cuando salió de la cárcel en los años 40, fue a visitar a don Ángel, y le devolvió los treinta céntimos que su padre le había pagado por cortarle el pelo aquel día. Los tenía guardados desde entonces. Hoy don Ángel me enseñó esas tres monedas. Es casi lo único que le queda. Espero que algún día pueda cumplir la promesa que hizo a su padre y veamos verdad, dignidad y justicia para todas las víctimas del franquismo.

 

Xulio García Bilbao

Foro por la Memoria de Guadalajara (2008)

Nota:  Le hemos cambiado el título original, “los tres céntimos de don Ángel” aunque como el propio protagonista nos corrigió luego, las tres monedas eran de 10 céntimos, por tanto, fueron 30 céntimos.

El 17 de noviembre de 2007 se descubría un cuadro en la galería de retratos de la Diputación Provincial de Guadalajara. En un emotivo acto, uno de los presidentes de la institución durante la guerra civil, Gregorio Tobajas Blasco, recibía un merecido homenaje. Con el paño que cubría el lienzo cayó también la sombra que ocultaba su memoria desde que fuera fusilado en 1940 por su adhesión al bando republicano.

Con la voz quebrada por la emoción, su nieto Francisco, agradecía a la institución “el haber permitido que esto se cierre de una vez, ya está donde tiene que estar…”. “No sabia ni como era, ahora se le ven los ojos, está la figura… con verle me siento satisfecho”. Para la presidenta de la Diputación, Mª Antonia Pérez León, fue un día feliz y recordó que su antecesor en el cargo “fue asesinado por defender unos ideales democráticos y constitucionales” con los que fue consecuente hasta el final. Rasgos de un carácter honesto y comprometido que presidieron su corta vida.

 

Una vida intensa

Gregorio Tobajas nació en Sigüenza el 17 de noviembre de 1907 en una familia de cinco hermanos. Pronto comenzó a cursar estudios en el seminario seguntino para ser sacerdote y muy joven, con apenas 22, viaja a Roma para lograr su Doctorado en Teología como atestiguan algunos pases para moverse por el Vaticano que conserva la familia. En su vuelta a España logró cierto reconocimiento en la Diócesis con “la colocación de una placa conmemorativa en la Catedral de Sigüenza con su nombre porque había completado sus estudios de teología en apenas un año cuando la norma eran tres”, recuerda su nieto Francisco Tobajas.

Una vez ordenado sacerdote fue mandado a ejercer su ministerio a Cubillo de la Sierra. En este pequeño pueblo de la provincia conoció las duras condiciones de vida de la España rural: el analfabetismo, la incultura, la miseria generalizada y “pudo compararlas con la riqueza que había visto en el Vaticano o la vida acomodada que había tenido en su infancia seguntina”, conjetura su nieto Francisco Tobajas, “debió decirse: esto no puede ser, hay que hacer que la gente aprenda porque sino esto no funciona, y a ello se dedicó”. En ese tiempo también conoció a Francisca Redondo, la maestra del pueblo, debió de enamorarse y con ella se casó por lo civil al poco tiempo abandonando definitivamente la Iglesia en 1932 y comenzando una activa vida sindicalista y política.

Afiliado a UGT y al PSOE, redactor jefe del diario “Abril”, en enero de 1936 fundaba la Federación de Trabajadores de la Tierra de Guadalajara. Su intenso trabajo recorriendo la provincia y sus cualidades de orador hicieron que rápidamente la Federación contara con 18.000 afiliados alcarreños. Un año más tarde fue elegido secretario nacional del sindicato agrario y diputado provincial, un cargo que compatibilizó con el de Gobernador. El 22 de marzo de 1938 era nombrado presidente de la Diputación, un cargo que desempeñó apenas 11 meses ya que el 23 de febrero del año siguiente la institución buscaba sustituto “por haberse incorporado al Ejército el compañero Gregorio Tobajas que lo desempeñaba”, según consta en la documentación que se conserva.

 

Durante su tiempo como presidente, en plena Guerra Civil, dos fueron sus preocupaciones principales: la gestión del Hospital Civil y el Hogar de la Infancia. Respecto a su interés en mejorar el funcionamiento del primero, queda para la historia el agradecimiento expresado el 12 de mayo de 1938 por el pleno de la Diputación al presidente Tobajas por ceder las 500 pesetas que le correspondían por gastos de representación para la instalación de una clínica para heridos de guerra en el hospital. En cuanto al hogar de la infancia, donde se recogían a niños huérfanos y los hijos de padres que estaban o iban al frente, procuró hacer “un lugar para alejarlos de la guerra para que no vieran las barbaridades que se estaban cometiendo”, en palabras de su nieto.

Al finalizar la guerra civil Gregorio Tobajas, como tantos otros republicanos, intenta salir de España pero es apresado en Alicante y recluido en la prisión del Castillo de Santa Bárbara en mayo de 1939. A finales de junio o primeros de julio de ese año fue trasladado, junto con 40 presos, a la prisión militar de Guadalajara. Durante su estancia en ella empleó su tiempo en enseñar a los presos a leer. Según el testimonio de un compañero de celda “todo su interés era que aprendieran a leer para que no los engañaran”. De aquella época queda también un puñado de cartas enviadas a sus familiares y que sugieren “viendo como su letra va perdiendo firmeza, que estaba enfermo y quizá había sufrido torturas”. También una recomendación a su mujer: impedir como fuera que sus hijos Francisco y Aída, a la que obligaron a cambiar el nombre por el de Ana porque el primero “sonaba mal”, se acercaran a la política.

Finalmente en enero de 1940 la Auditoría de la Guerra de Guadalajara le juzgaba y condenaba por adhesión al Frente Popular y por, según recoge la sentencia, “participar en actos políticos en los que se incitaba al asesinato”. Durante este tiempo su mujer se movió entre la gente a la que Gregorio había ayudado mientras Guadalajara fue republicana y destacados nombres del bando vencedor como Enrique Fluiters enviaron cartas en su defensa que, finalmente, de nada sirvieron. Antes de ejecutarle, le ofrecieron conmutar la pena si renegaba de su mujer y sus hijos y volvía a ser cura algo a lo que se negó. “Lo tenía tan claro que dio la vida por lo que pensaba, lo llevó hasta las últimas consecuencias. Tenía claro que lo único que él había hecho fue intentar ayudar a la gente que prescindió de abogado defensor en el proceso y se defendió el mismo”, apunta su nieto. El 3 de mayo de 1940 Gregorio Tobajas Blasco era fusilado en el cementerio de Guadalajara y enterrado allí mismo en un ataúd que costó 60 pesetas. Tenía 32 años.

 

Muerte y olvido

Una carpeta con algunos recortes de prensa, varias cartas, papeles de cuando estuvo en la carcel y cinco fotos es todo lo que conserva la familia de Gregorio. Tras su muerte se intentó borrar su figura de una manera sistemática: su nombre desapareció de los anales y actas de la propia Diputación, de hecho alguna que ha sobrevivido lo ha hecho por estar traspapelada, se destruyeron las fotografías que había y cualquier referencia a su paso por la institución. También la placa instalada en la Catedral había desaparecido hace tiempo y su nombre y figura fueron ejemplo “de lo que no había que ser” resume Francisco.

Su familia también sufrió represalias. “Mi abuela” recuerda el nieto, “llegó a ser como una apestada, en las tiendas la despachaban la última, le impidieron ejercer de maestra y no pudo hacerlo hasta que murió Franco y acabó la dictadura”. “También a mi padre, y esto lo he conocido hace poco porque él nunca dijo nada, le cerraron las puertas. Con 17 años hizo unas oposiciones para trabajar en un banco y, a pesar de que él creía que las había hecho bien, no le llamaban para trabajar así que fue con mi madre a ver que había pasado y el director los recibió y les dijo “no solo está aprobado sino que es el número uno con gran diferencia sobre los demás, pero hay clientes que han dicho que si Tobajas entra a trabajar aquí retiran el dinero. Así que estuvo toda la vida de dependiente en Robisco”.

Cuadro con la imagen de Gregorio Tobajs que ha sido colocado en la Diputación junto a los demás presidentes de la institución.

Cuadro con la imagen de Gregorio Tobajas que ha sido colocado en la Diputación junto a los demás presidentes de la institución.

 

Figura recuperada

Hace años la Diputación editó un libro en el que se reproducían retratos de todos los presidentes menos de Gregorio Tobajas, “entonces me dije que ya era hora de devolverlo a su sitio, porque yo sabía que mi abuelo había sido presidente pero que habían querido eliminar cualquier recuerdo suyo”, dice Francisco.

Tras unos años de espera, “se ha hecho el reconocimiento que debía tener que no es ni más ni menos que ocupar el lugar que le corresponde como presidente de la Diputación y aparezca en los archivos en los que ha de estar” y añade “con este homenaje no se abre ninguna herida, en todo caso se cierra”. Parece que pronto se le tributará otro en su ciudad natal, Sigüenza, concediendo su nombre a una calle. Para la familia, lo único que queda, “es revisar la sentencia por la que le fusilaron para eliminar el ‘si condenado’ y ya no queremos nada más”.

Actos de desagravio para un alcarreño “que hizo lo que pensó que había que hacer, que tenía unos ideales y luchó por ellos y al que las cosas le salieron así”, según su nieto; “cuya actuación fue ejemplar y del que debemos sentirnos orgullosos todos”, en palabras de la presidenta de la Diputación y que había pasado 70 años en un oscuro rincón de nuestra historia que ahora empieza a ver la luz.

 

http://elafilador.net/2009/12/gregorio_tobajas_blasco

www.memoriaguadalajara.es