Guadalajara sin golpismo ¿Por qué cambiar estas calles?

Guadalajara sin golpismo ¿Por qué cambiar estas calles?

FMGU, 04/09/2015.- El grupo municipal de Ahora Guadalajara presenta este viernes 4 de septiembre, una moción municipal para la eliminación del callejero de varias calles con nombres de golpistas. Todo indica, que el grupo Ciudadanos, de quien depende que la moción prospere, rechazará la misma, o presentará una moción alternativa, en la cual, se pedirá que sea una “comisión de expertos” la que determine si esas calles incumplen o no, la llamada “Ley de memoria histórica”, como pide el texto de la moción presentada. Desde el Foro por la Memoria creemos que es una simple estratagema para dilatar en el tiempo una decisión y que de esta manera no se cumpla la ley, es decir, de evitar que no existan militares golpistas en nuestras calles. Es decir, para actuar en conciencia y en defensa de valores democráticos C’s necesita nombrar una comisión. Tiene sentido. Se alude también a otras excusas, como presuntas molestias a los vecinos. ¿Dudaria el grupo municipal de Ciudadanos si de una calle dedicada al ex teniente coronel Tejero se tratara, por ejemplo?, ¿Crearía en ese caso una comisión de expertos? Por cierto, ¿Quien nombraría esa comisión? ¿El alcalde?

El Foro por la Memoria considera que la sustitución de calles debería ser tomada con naturalidad y como un simple gesto de higiene democrática, sobretodo por parte de quien como el partido Ciudadanos pretende hablar de “regeneración democrática” y de “nueva política”. Pues bien, la regeneración comienza por los simbolos que nos represesentan a todos: Calles, plazas, monumentos y honores públicos, Los que se ha pedido que sean sustituidos no representan los valores democráticos, pues fueron todos ellos golpistas. 

Nos gustaría recordar que, hasta agosto de 1981, la plaza Mayor de Guadalajara se denominaba “plaza de José Antonio”, la calle Mayor, que nunca fue llamada por los vecinos de ninguna otra manera, usaba la denominación oficial de “Generalísimo Franco”. La calle Ferial, “División Azul” y nuestro querido parque de la Concordia, “parque de Calvo Sotelo”, entre otros. Apenas unos meses antes de este cambio, hubo un intento en España de golpe de estado, y a pesar de eso, e incluso de incidentes en el propio pleno en que se cambiaron, el cambio se produjo. Además no es la primera vez que se han cambiado calles por diversos motivos, y existe un protocolo que tanto correos como las admistraciones o entidades bancarias u otros organismos llevan a cabo con normalidad y sin problemas, pues se establece un periodo de transición para minimizar las molestias.  ¿Aceptarían ahora esas calles de 1981 en nuestro callejero? Nos gustaría saber su opinión.

Por su parte, el Partido Popular. defiende, según declaraciones a la prensa, que el debate sobre las calles de Guadalajara, está “cerrado desde 2009”, fecha en la que IU presentó una moción para retirar varias calles franquistas. En aquella ocasión, según nos recuerda el actual equipo de gobierno del Partido Popular, se llevó a cabo una “consulta popular” en la que fueron consultados presuntamente los vecinos de las calles afectadas, y que la supuesta respuesta de los vecinos fue masiva, un 96% a favor de mantener el nombre de las calles. La pretendida consulta fue contundentemente contestada por algunos de los vecinos, poniendo de manifiesto públicamente la impostura y la burla que representaba, Estas calles se mantienen con el uso de tales ridículas argucias por la incapacidad del Partido Popular de comportarse coherentemente como un partido democrático. Se comportan con temor y extraordinario recelo ante las exigencias de poner fin a la impunidad del franquismo y sus crímenes, una impunidad que se comprueba abiertamente cuando espacios públicos son dedicados como homenaje y ejemplo a criminales golpistas. Desde un punto de vista democrático, la Transición ha sido en este sentido, un fracaso; desde el punto de vista de los que necesitaron blindar la impunidad del régimen anterior para poder seguir influyendo en la vida española y condicionar sus destinos, la Transición está siendo un completo éxito..

¿Consulta popular o simple nostalgia de la “democracia orgánica?

En primer lugar, la misiva enviada por el alcalde no indicaba en absoluto la exposición de motivos por la que se pedía su cambio, Por otra parte, nos resulta curioso apelar a una consulta para en definitiva imcumplir una  Ley. Porque de incumplir una ley estamos hablando,  La ley 52/2007, llamada de memoria histórica. Una ley vigente y que como todas, hay que cumplir, ¿Por qué no somete el PP a referendum por ejemplo, si hay que pagar las multa o tasas municipales? El cumplimiento de la ley no se puede someter a referendum.  ¿Necesita el ayuntamiento un referendum para cumplir la Ley de Régimen Local? Por cierto, se trató un referéndum al que estaban convocados exclusivamente los cabezas de familia  ¿Nostalgia del Tercio familiar de las Cortes orgánicas franquistas? Además, los consultados fueron sólo los vecinos de las calles afectadas. ¿No afecta el nombre de una calle dedicada a un golpista, a todos los demócratas, vivan donde vivan? ¿No afecta por ejemplo, la existencia de una calle a Boixareu Rivera, a los vecinos de los pueblos de Lleida que el golpista arrasó a sangre y fuego a, mando de sus “Tiradores de Ifni? Algunos representantes públicos de Lleida (como el diputado de ICV Francesc Jané) ya protestaron en 2009 por este hecho e incluso el prestigioso diario conservador “Daily Telegraph” se hizo eco de ello con estupor, para vergüenza de nuestra ciudad.

En segundo lugar el Partido Popular ha afirmado que “existen destacados errores sobre algunos de los personajes cuyos nombres quieren eliminar los concejales de Ahora Guadalajara. Entre ellos, destaca Fernando Palanca, que fue alcalde de Guadalajara entre 1927 y 1928, pertenecía al partido conservador, y fue principal valedor de la reconstrucción del Canal del Henares”. Con ello demuestra sin duda, su ignorancia o mala fe. Es por ello que aportamos esta modesta biografía.

¿Era Fernando Palanca un golpista?

Fernando Palanca durante su época de alcalde: (AFGU-00008-00867-VD)

Fernando Palanca durante su época de alcalde: (Foto AFGU-00008-00867-VD)

Una de las más delirantes reacciones del Partido Popular ante la propuesta llevada al pleno ha sido decir que “existen destacados errores sobre algunos de los personajes cuyos nombres quieren eliminar los concejales de Ahora Guadalajara. Entre ellos, destaca Fernando Palanca, que fue alcalde de Guadalajara entre 1927 y 1928, pertenecía al partido conservador, y fue principal valedor de la reconstrucción del Canal del Henares” (Declaraciones al diario digital Guadalajara Diario 3-9-2015).

Como ya se explicó en la rueda de prensa en la que se presentó la moción,  no se trata de enjuiciar en ningún caso las acciones civiles o méritos previos del señor Palanca como alcalde o ingeniero, sino de la incompatibilidad de mantener su nombre a una calle en un estado democrático, a alguien inequívocamente miembro de la trama golpista que organizó la sublevación militar del 21 de julio de 1936, a alguien con un papel fundamental en la organización y desarrollo del golpe en nuestra provincia. Fernando Palanca participó en la trama golpista desde sus inicios y en ella era concretamente el miembro encargado, junto a al también militar retirado Antonio Bastos, de organizar a las milicias de voluntarios civiles. Durante el desarrollo del golpe en Guadalajara, desde su puesto en el gobierno civil golpista, fue uno de los encargados de dirigir labores de vigilancia y las detenciones en la ciudad, ejerciendo asimismo de enlace con la columna golpista de Garcia Escámez con la contactó para que acudiera lo más rápido posible a Guadalajara. Palanca representa en su persona una de las más abyectas responsabilidades criminales de aquella sedición, la parte civil. Como los otros políticos implicados Valenzuela y Arizcun, Palanca fueron los instigadores del golpe.

Retrato de Fernando Palanca, en una orla dedicada a los

Retrato de Fernando Palanca, en una orla dedicada a los “Caidos por Dios y por España” de Guadalajara”.

Estos datos son reconocidos incluso por los autores de los clásicos de la historiografía franquista como Joaquín Arrarás (Joaquín Arrarás Iribarren, Historia de la Cruzada Española, Tomo V, “El alzamiento: Alcalá de Henares, Guadalajara, Sigüenza, Cuenca”.Madrid Editora del Movimiento 1942, pag 55),  o aparecen recogidos en los testimonios de la Causa General (AHN), donde Palanca concretamente es citado en la declaración de Eduardo Delgado Piñar hijo del coronel Delgado (Causa General, Leg 1519 AHN). Pero por supuesto existen textos más modernos y académicos que exponen la participación del Fernando Palanca en el golpe de 1936: Luis E. Esteban Barahona “Guadalajara: 1936, una sublevación abortada”, en V Encuentro de Historiadores del valle Henares, Libro de actas: Guadalajara 1996. Pág. 338. o “Conspiración y alzamiento, principales modelos en Castilla La Mancha” en “La guerra civil en Castilla La Mancha. 60 años después”. Francisco Alía Miranda y otros. Universidad de Castilla La Mancha. 2008.  Pag 352-54
Como resumen, podríamos decir que no existe ni una sola publicación, ni artículo ni siquiera blog donde se hable del alzamiento militar en Guadalajara, que no cite a Fernando Palanca Martínez Fortún como uno de sus principales organizadores y protagonistas. Sólo para el portavoz del Partido Popular, Jaime Carnicero, Palanca no fue un golpista. Nos gustaría que citara sus fuentes. Le va a costar encontrarlas.

Por otra parte, queremos recordar que en otros lugares existen numerosísimos casos de personas, que siendo incluso consideradas “padres de la patria” o reunir méritos previos para merecer homenajes o reconocimientos institucionales,  estos les fueron retirados por su participación en golpes de estado o su colaboración con dictaduras. Por poner unos ejemplos:

El mariscal francés Philippe Pétain era considerado hasta 1944 un verdadero héroe nacional para Francia. Era el triunfador de la batalla de Verdún, un héroe de la primera guerra mundial. Sin embargo, en 1940 entregó la nación a los nazis, y presidió un gobierno colaboracionista con la ocupación alemana que cometió numerosos crimenes. Tras la liberación de Francia, Pétain fue declarado un felón, un traidor a la nación, juzgado y condenado, y todos los honores de que gozaba su figura, en estatuas, calles etc, fueron retiradas de las calles dedicadas a su memoria y todo ello sin necesidad de ninguna comisión de expertos.

En 2011, en el 50º aniversario de la muerte del escritor francés Louis-Ferdinand Céline, las instituciones culturales francesas estaban organizando importantes celebraciones conmemorativas, pero el gobierno (de derechas) las canceló por el pasado antisemita de Céline y por su colaboración con la ocupación nazi. Uno de los máximos responsables del gobierno de Sarkozy declaró que “era un gran escritor pero sus ideas eran repugnantes y absolutamente incompatibles con los valores que sustentan a la República francesa”.

El escritor noruego Knut Hamsum, premio nobel de literatura (1920),  era uno de los escritores más afamados y admirados de su país,  sin embargo, la popularidad y gloria de que gozaba, quedaron completamente truncada por su apoyo decidido a la ocupación nazi de su país, que le llevó incluso a viajar a Alemania para visitar a Hitler. Hoy en dia se sigue estudiando, pero inevitablemente su valía literaria es citada junto a su traición e infamia, No es un gesto de “revanchismo” ni nada parecido, es de nuevo “higiene democrática”

Los países de nuestro entorno democrático, muchos de ellos gobernados por la derecha, tienen claros estos conceptos, Sin embargo algo pasa con el Partido Popular español. Algo que nos hace recordar el fracaso de la “reinserción” de franquistas en nuestra democracia. No olvidemos que Alianza Popular fue fundada por varios ministros de Franco, Algo habrá quedado.

¿Y las otras calles solicitadas?

Luciano Gutiérrez Orejón era un policía miembro del cuerpo de seguridad y vigilancia. El 21 de julio de 1936 estaba de guardia en el gobierno civil y se unió a los golpistas, participando en la detención del gobernador Miguel Benavides Shelly. (Informe del gobernador Civil de Guadalajara, Miguel Benavides Shelly, al director General de Seguridad, agosto 1936, CDMH PS-madrid 446 exp 66). 

Los hermanos Rómulo, Justo y Manuel Ros Emperador eran tres militares que secundaron a los golpistas. Sus nombres han sido rescatados de la prensa de la época: La concesión de una calle a su memoria tuvo lugar en por acuerdo municipal el 20/10/1954. (Francisco Viana Gil, “Calles de Guadalajara” Patronato Municipal de Cultura, 1988, pag 63).            IMG_5286 (1)

José Boixareu Rivera se unió voluntariamente a la sedición y mandando tropas mercenarias africanas  participó, entre otras, en la cruenta toma de las localidades ilerdenses de Tárrega, Concavellas, Torrefeta y Vicfred, municipio, este último, donde murió en 1939.  Además, el ayuntamiento mantiene público su homenaje como “hijo predilecto PRESENTE”.   (Infome sobre la concesión de la Medalla Militar individual BOE del 4-4-39, pagina 1934; Artículo en Nueva España (Nueva Alcarria)  28-8-1939 sobe su nombramiento como hijo predilecto ¡Presente! de la ciudad de Guadalajara y Archivo General Militar de Segovia, Expediente personal José Boixereu [sic] Rivera).

Miguel Moscardó de Guzmán, hijo del coronel Moscardó, fue un militar destinado en Ceuta que se unió a la sublevación militar de 1936. Tras cruzar el estrecho, al mando de tropas Regulares participó en la campaña de Extremadura y posteriormente en Toledo y frente norte. En 1953 fue nombrado gobernador civil de Guadalajara. (No fue el primer gobernador franquista como algún medio erróneamente ha citado e incluso puesto en nuestra boca).

La plaza de los Caidos, cuyo nombre fue modificado en 1981 añadiendole “en la guerra civil”, presuntamente para referirse a todos las víctimas de ambas  zonas,  Aunque el término “caidos” fue amplia y previamente usado antes de la guerra civil, es innegable que desde 1939 el uso ha sido exclusivamente para referirse a  los muertos de los sublevados. Se mantuvo esta denominación ante la notoria incapacidad de las autoridades de la época para afrontar el problema de cómo dirigirse y denominar a las víctimas. Pero si entonces se trató de incapacidad, la actual actuación del Partido Popular es la de justificar a los franquistas «comprendiendo su actuación» y solventar las dificultades de imagen que esto les pueda provocar callando o dejando las cosas como están.

Es hora ya de que la ciudadanía diga basta y las instituciones democráticas recuperen su dignidad.

1 comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: