GUADALAJARA: NUESTRAS TRECE ROSAS

GUADALAJARA: NUESTRAS TRECE ROSAS

Presas políticas en la cárcel de Mujeres de la calle Martín Puebla de Guadalajara. Copyright: Foro por la Memoria de Guadalajara.

Entre abril de 1939 y finales de 1944, un total de 822 personas fueron fusiladas por los franquistas en las tapias del Cementerio de Guadalajara. Aún seguramente sin existir una lista previa de personas que iban a ser asesinadas, eran muertes muy ambicionadas por los golpistas, pues formaban parte de un proyecto criminal de exterminio contra los demócratas proyectado antes incluso del golpe de estado y que en el caso de nuestra provincia, tuvo que esperar en algunos casos hasta tres años para poder ser llevado a cabo en su totalidad, debido a que la guerra lo retrasó. Durante el desarrollo de la guerra, los golpistas tuvieron que conformarse con las zonas de nuestra provincia bajo su dominio y con castigar a la población con otros tipo de muertes indiscriminadas, como los bombardeos o la hambruna. 

Una vez finalizada la guerra civil, el nuevo régimen fascista necesitaba sembrar el terror y para ello, puso inmediatamente a disposición de la maquinaria asesina de las Auditorías de Guerra, todos los medios que fueron necesarios para llevar a cabo su tarea. Quienes juzgaron a los que se opusieron en mayor o menor medida a un golpe de Estado, adoptaron, para hacer más creible y terrorífico el castigo a la población, la apariencia de un Tribunal, usaron los edificios más nobles de nuestra ciudad, (Diputación, Palacio de La Cotilla), y se dotaron a sí mismos de un aire de apariencia judicial al empeñarse en llamar “sentencias”, lo que eran sino simples e ilegales crímenes de guerra.

Entre las 1330 víctimas mortales de la represión franquista de las que hasta la fecha tenemos conocimiento relacionadas con nuestra provincia, las 822 personas fusiladas en el Cementerio de Guadalajara conforman el colectivo más llamativo y ha sido identificadas en su totalidad gracias al acta levantada por sus asesinos. Otros muchos asesinados, de los cuales tenemos contabilizados 71 hasta la fecha, fueron directamente asesinados y arrojados como perros a fosas clandestinas o quedaron directamente insepultos, a la intemperie. Una lista que se va ampliando poco a poco a medida que avanzan nuestras investigaciones. A esta lista de víctimas, habría que añadir, para poder tener un censo total, a los fallecidos en la cárcel, los deportados a los campos nazis, los torturados hasta la muerte, etc etc.

Todos estos datos, que parecen simples estadísticas, encierran cientos de historias de entrega en la lucha por la libertad, de resistencia frente al golpísmo y de lucha por la justicia social. Historias que intentaremos sacar a la luz.

Hoy queremos destacar de entre esas historias, a las de las mujeres, pues la destrucción de la democracia por el régimen franquista supuso para ellas una pérdida total de derechos y libertades. El régimen quiso ensañarse especialmente con la mujer, pues durante la IIª República, los avances, empezando por el del derecho al voto, fueron especialmente significativos para ella. Si todos perdimos con la llegada de la dictadura, las mujeres perdieron el doble. Para conocer el profundo rechazo que despertaban entre los enemigos de la democracia los avances sociales en las libertades de la mujer, no hay más que leer cómo son calificadas en los textos pro golpistas las mujeres que elegieron la defensa, incluso con las armas en la mano, de las libertades de todos. Sirvan estos textos como ejemplo de lo que indicamos: 

“A medianoche, en toda la carretera de Aragón es incesante el paso de camiones y automóviles que conducen caravanas de milicianos y mujerzuelas”
Joaquín Arrarás “Historia de la Cruzada Española.” Alcalá de Henares y Guadalajara, Volumen V. Tomo XIX  Ediciones españolas 1941.pag 48
“Las milicianas nos ofrecían todas sus exhaltaciones, todas absolutamente todas. Muchas de ellas, sobre la carne, se habían colocado el mono y sobre el mono, se enroscaban en caricia perversa, al hombre que encontraban al lado. Y le ofrecían sus gritos, sus greñas, su olor acre.  Los milicianos borrachos de vino, de calor y de lubricidad, se dejaban querer por las milicianas. Y juntos milicianas y milicianos – enarbolábamos los gritos, las blasfemias, las procacidades como banderas.”
¡Guadalajara, heroica y mártir! Luis Montán. Libreria Santarén Valladolid, 1938  pag 12. 
Los de la CNT procedían de las capas sociales más ínfimas de los barrios bajos de Madrid y se hicieron acompañar del hampa femenina, de la hez de los lupanares, mozas dominadas por los más asquerosos vicios, entregadas desde niñas a las más bajas pasiones.
“De Sigüenza a Madrid, pasando por Guadalajara. Apuntes para la historia de la sangrienta y bestial actuación de la horda roja. Años 1936 y 1937” Enrique Sánchez Rueda. Sigüenza 1940
 Esta lista nos centraremos en las que fueron asesinadas en el Cementerio Municipal de Guadalajara. Podríamos haber añadido a la lista, las 15 fallecidas en prisión, como Prudencia Castillo, de 50 años, natural de Yunquera de Henares, fallecida en el campo de concentración de Saturrarán (Guipúzcoa); a las asesinadas en los numerosos bombardeos de la provincia, como Tomasa Sedán de Peñalver; a las fallecidas en sus domicilios tras pasar diversas visicitudes, o a los cientos de mujeres encarceladas, deportadas, vejadas, perseguidas, multadas, torturadas, violadas, rapadas, o a las simples luchadoras que tuvieron que sacar adelante a sus familias en solitario, tras perder a sus maridos o familiares masculinos. Las más de 7000 sentencias que nos han llegado de la represión en nuestra provincia, son sin duda un terrible testigo de las formas más abominables de persecución y vejación hacia todos los demócratas y muy especialmente hacia la mujer.

Las asesinadas en el Cementerio Municipal, son casualmente trece, igual que las conocidas jóvenes de las JSU masacradas en el cementerio del Este de Madrid. Honremos pues, a nuestras particulares 13 rosas, las trece mujeres asesinadas en el Cementerio de Guadalajara entre 1939 y 1944.

Tras echar una simple mirada a sus sentencias, lo primero que nos llama la atención, es que todas ellas coinciden en algo, y es que en sus sentencias su oficio aparece reflejado con la conocida denominación de “sus labores” (s.l), esa denominación tan injusta y machista que durante la dictadura era usada para denominar al papel relegado a la mujer, que era exclusivamente el de las tareas del hogar. Todas las asesinadas, menos una, eran de la provincia de Guadalajara. La más joven de todas ellas, fue Valentina Lázaro Santos, de Auñón, de 22 años. Sólo dos poseían filiación política, las dos al PCE usandose calificativos muy comunes en alguna otra, como “izquierdista” en otras. El lugar de origen de las fusiladas es el siguiente: Armuña de Tajuña (1), Auñón (5), Brihuega (1), Budia (1), Espinosa de Henares (1), Hontanillas (1), Matellana, (Zamora) (1), Moratilla de los Meleros (2):

He aquí sus nombres:

Díaz López, Dolores:

23 años, soltera, profesión: s.l. Natural de Brihuega. Condenada por adhesión a la rebelión. Fusilada en Guadalajara, Cementerio Municipal (04/06/1940) Causa nº1921-39 (Guadalajara, 30/11/1939)

Fernández Fernández, María:

26 años, casada, profesión: s.l. Natural de Matallena (Zamora), domiciliada en Guadalajara. Condenada por adhesión a la rebelión Fusilada en Guadalajara ,Cementerio municipal (04/09/1940) Causa nº 340-39

García Alcalde, Martina:

30 años, soltera, profesión, s.l. Natural de Budia. Condenada por Adhesión a la rebelión. Fusilada en Guadalajara, Cementerio municipal (24/02/1940) Causa nº 594-39 (Guadalajara, 27/09/1939). No figura filiación política alguna, pero si constan sus antecedentes como “izquierdista” en su sentencia.

Guillén Celada, Elidia:

24 años, profesión: s.l. Natural de Moratilla de los Meleros, Condenada por Adhesión a la rebelión, militante del PCE. Fusilada en Guadalajara, Cementerio municipal (05/12/1940), Causa nº 2564-39 (Guadalajara, 16/03/1940)

Jiménez Pérez, Gregoria

39 años, casada. Profesión: s.l. Natural de Auñon. Condena: Adhesion a la Rebelión. Fusilada en Guadalajara, Cementerio municipal (03/01/1941), Causa nº 653-39 (Guadalajara, 25/04/1940)

Lázaro de Castro, Josefa:

28 años, soltera, Profesión: s.l. Natural de Auñon

Condenada por adhesión a la rebelión. Fusilada en Guadalajara, Cementerio municipal (07/08/1940). Causa nº 322-40 (Guadalajara, 03/04/1940) En su sentencia destaca que es una “extremista destacada”.

Lázaro Santos, Valentina:

22 años, casada. Profesión: s.l. Natural de Auñon. Condenada por adhesion a la rebelion. Fusilada en Guadalajara, Cementerio Municipal (03/01/1941) Causa nº 653-39 (Guadalajara, 25/04/1940)

Martínez Bozada, Virginia:

28 años, soltera, profesión s.l. Natural de Moratilla de los Meleros, afiliada al PCE. Condenada por adhesion a la rebelión. Fusilada en Guadalajara. Cementerio municipal (12/12/1940), Causa nº 2564-39 (Guadalajara, 16/03/1940)

Martínez Martínez, Juliana:

38 años, casada. Profesión: s.l. Condenada por adhesion a la rebelion. Fusilada en Guadalajara, Cementerio municipal (14/09/1940) Causa nº 319-39 (Guadalajara, 03/04/1940)

Rebollo Rebollo, Heliodora:

47 años, casada. Profesión: s.l. Natural de Hontanillas. Condenada por adhesión a la rebelión. Fusilada en Guadalajara, Cementerio municipal (03/01/1941) Causa nº 1276-39 (Guadalajara, 03/05/1940).

Sáenz Gamo, Antonia:

50 años, casada. Profesión: s.l. Natural de Espinosa de Henares, residente en Guadalajara. Afiliada al PCE. Condenada por adhesion a la rebelión. Fusilada en Guadalajara, Cementerio Municipal (26/04/1940) Causa nº 3139-39 (Guadalajara, 22/12/1939)

Sánchez Lorenzo, Lucía:

45 años, viuda, Profesión: s.l. Natural de Armuña de Tajuña. Condenada por adhesion a la rebelión Cementerio municipal (14/07/1940) Causa nº 4242-39 (Pastrana, 27/03/1940)

Santos Portal, Francisca

55 años, viuda, Profesión: s.l. Natural de Auñon. Condenada por adhesión a la rebelión. Fusilada en Guadalajara, Cementerio Municipal (21/05/1940) Causa nº 330-40 (Guadalajara, 12/02/1940). Acusada de “izquierdista”.

Aparte de estas trece rosas de Guadalajara, otras dos mujeres alcarreñas fueron asesinadas en las tapias del cementerio del Este de Madrid, con lo que el número total de fusiladas asciende a 15:

Francisca Cuerdo Cortés.

36 años, soltera, natural de Torija (Guadalajara), residente en Madrid. profesión: sus labores (s.l). Condenada por adhesión a la rebelión, Fusilada en Madrid, Cementerio del Este (06/09/1939) Causa nº 10239-39 (Madrid, 02/05/1939)

García García, Clotilde:

54 años, profesión; s.l. Natural de Hontoba (Guadalajara), residente en Fuencarral (Madrid) sl Hontoba / Fuencarral (Madrid). Militante de UGT y PCE, (Concejal y Secretaria del PCE en Fuencarral). Condenada por adhesión a la Rebelión. Fusilada en Madrid, Cementerio del Este (20/11/1939) Causa nº 319-39 (Colmenar Viejo, 04/08/1939)AHD (sumario 39969, legajo 4283)


Sirva este breve estudio para rendirles una pequeña parte del homenaje que merecen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: