Ana Guarinos continúa la escalada fascista del PP en Guadalajara: «El PP se quita definitivamente la máscara» / Comunicado del Foro por la Memoria

La presidenta de la diputación de Guadalajara, Ana Guarinos (PP), no solamente disculpa al diputado Parra por su actuación fascista sino que la considera legal y asumible…

Ana Guarinos continúa la escalada fascista del PP en Guadalajara: «El PP se quita definitivamente la máscara»

pp-facha[Foro por la Memoria de Guadalajara. 4 de septiembre, 2013]

No se puede decir que el verano haya sido tranquilo en muchos aspectos. En las últimas semanas estamos asistiendo a un auténtico carrusel de gestos y declaraciones desde las filas del Partido Popular en una clara defensa del golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y del régimen franquista. La cuestión comenzó con unas fotos de integrantes de Nuevas Generaciones en Valencia con banderas franquistas y brazos en alto. Siguieron declaraciones a través de las redes sociales de integrantes también de NNGG haciendo apología del 18 de julio. Las completó Rafael Hernando, diputado del PP, haciendo alusión a que la República provocó en España un millon de muertos. Y lo culmina la presidenta de la Diputación de Guadalajara, Ana Guarinos, acusando a la República de llevar a España a la Guerra Civil y saliendo en defensa de su compañero de partido y responsable del área de turismo de la Diputación que tiene fotos en el Valle de los Caídos con bandera franquista.

Todo este cúmulo de despropósitos viene motivado por varias cuestiones. La primera es estructural. De la ilegitimidad del régimen franquista proviene la “legitimidad” de la actual democracia. Las estructuras del franquismo fueron aprovechadas para construir la sociedad actual. Sus instituciones no fueron depuradas tras la muerte de Franco. La Jefatura del Estado es continuación del régimen franquista. Estructuras públicas y políticas son herederas del pasado franquista.

Ese déficit democrático se nota sobremanera en el partido en el gobierno. El origen del Partido Popular se encuentra en los sectores franquistas que intentaron lavar su imagen para poder presentarse al nuevo sistema de partidos. No hay que olvidar que su antecesor, Alianza Popular, fue fundada e impulsada por un antiguo ministro de Franco, como fue Manuel Fraga Iribarne, y el ex presidente del gobierno, Carlos Arias Navarro (conocido como el carnicero de Málaga por su actitividad en la ciudad malacitana durante la Guerra Civil). Esa estructura tiene un origen muy concreto y no va a renegar de él. Lo intentarán ocultar todo lo que puedan y quieran. Pero son deudores y continuadores de la causa que les fundó.

Las declaraciones de Guarinos incurren en inexactitudes históricas, haciendo alarde de ellas, así como en un insulto contra la memoria y los familiares de las víctimas del franquismo. Lo que en otros lugares esta penado en España no tiene penalización. Ni reconocidos derechistas como Angela Merkel o Nicolas Sakorzy, se atreverían a defender la Alemania nazi o la Francia de Petain. Sin embargo en España defender el franquismo no es delito. Todo lo contrario. Amparándose en la libertad de expresión consiguen insultar a las víctimas. Se permiten el lujo de comparar los símbolos democráticos (como la bandera de la Segunda República) y de las organizaciones defensoras de la causa obrera con otros procedentes del fascismo. España es el único páis de su entorno donde muchos se denominan demócratas pero no antifascistas. El hecho es simple. Mientras en Europa las democracias que se generan tras la Segunda Guerra Mundial provienen de la derrota del fascismo, en España esa democracia proviene del maquillaje que el propio franquismo se dio. De ahí que todavía miles de españoles esten sepultados en cunetas, en fosas comunes, en expedientes de depuración fundamentados en una aberración jurídica y que los luchadores de la libertad de todas las tendencias estén condenados al ostracismo.

No sorprende que la señora Ana Guarinos diga lo que dice. Pero si es insultante para las víctimas del franquismo y para sus familiares. Decir que la Guerra Civil fue provocada por la República y exculpar que los militares golpistas como Franco, Mola o Queipo de Llano tenían un plan trazado de exterminio contra los defensores de la República y contra los militantes obreros, es insultante y rídiculo.

Los republicanos, los socialistas, los comunistas o los anarquistas que dejaron su vida por un mundo mejor y más justo merecen un respeto y un reconocimiento. El Partido Popular guarda ese respecto y reconocimiento a sus padres fundadores que no son otros que los franquistas. De ahí que Guarinos haya dicho que la exhibición de símbolos franquistas no es delito mientras atacaba a los símbolos antifascistas. El franquismo, por su actitud y su actividad, es un ejemplo de crímenes contra la humanidad, de la consecución de un genocidio contra la población. Quienes defiendan o justifique estos crímenes esta con el fascismo y no la libertad.

Por dignidad la señora Ana Guarinos debería dimitir. Cualquier político en otro lugar lo hubiese hecho de haber defendido a Hitler, a Petain o a Mussolini. Sin embargo lo que hará la gente de su partido es aplaudirla y defenderla. Pero el deber moral del Foro por la Memoria, como garante de defensa de las víctimas del franquismo, es pedir la dimisión de la presidenta de la Diputación de Guadalajara por apología del franquismo.

Foro por la Memoria de Guadalajara

http://memoriaguadalajara.es

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: