Comunicado Guadalajara no es golpista, sr. Román. El alcalde pide disculpas por verse obligado a retirar honores a golpistas

Comunicado del Foro por la Memoria de Guadalajara [FMGU 29/10/2015]

La solución al conflicto con las calles es condenar al golpismo con hechos

Guadalajara no es golpista, sr. Román

El alcalde pide disculpas por verse obligado a retirar honores a golpistas

El alcalde de Guadalajara pide disculpas por verse obligado a cumplir acuerdos del pleno del Ayuntamiento de la ciudad. Es algo inaudito en política democrática. Un alcalde no pide disculpas por cumplir con su obligación. Si considera que no puede o no debe cumplir un acuerdo legalmente adoptado por la corporación municipal que preside, su obligación moral es dimitir y dejar paso a quienes si puedan hacerlo.

Pero la situación planteada en Guadalajara es más grave que el analfabetismo democrático de su alcalde. Se trata de si las calles de la ciudad deben seguir rindiendo homenaje a personajes execrables, a sujetos que sirvieron a una dictadura, a militares golpistas que usaron la fuerza y el terror para aplastar las libertades de todos. Y en esta situación, el alcalde de Guadalajara pide disculpas por verse obligado a dejar de rendir homenaje a tales sujetos y pretende hacer cómplices de su desvarío a los habitantes de Guadalajara.

Guadalajara no es golpista, sr. Román, sus ciudadanos apoyan mayoritariamente el sistema democrático y repudian a los golpistas de cualquier época. Es un insulto mantener esos homenajes y una vergüenza para el sistema democrático español que haya alcaldes que los defiendan en contra incluso de las decisiones de sus propios ayuntamientos.

Quien presume de constitucionalista ha organizado juras civiles de bandera con presencia militar en plazas dedicadas a golpistas; solamente este hecho ya es motivo de alarma democrática. En esa acción de jura no solo fue humillada la constitución y la ciudadanía, sino también el propio ejército español que hubo de desfilar bajo el nombre de un golpista.

Y cuando su ayuntamiento acuerda retirar esos honores públicos, el «constitucionalista» Sr. Román pide disculpas por verse obligado y manipula los hechos ante la ciudadanía ocultando la razón de la decisión democrática tomada. No quedan ya calificativos, solo queda si acaso uno: es indecente. la conducta del Sr. Román ejemplifica desgraciadamente que la reinserción de los franquistas en el sistema democrático español constituye un verdadero fracaso para la democracia y un triunfo para la impunidad de quienes no están a la altura de lo que exige la convivencia democrática.

Alude el sr. Román a una supuesta consulta a los vecinos realizada en 2009. Una falsa consulta, consistente en una carta a los cabezas de familia residentes en las calles afectadas, un burdo remedo de las falsas elecciones franquistas por el tercio familiar que tanto añora el PP: No hubo control, ni sistema de participación, ni debate público en esa «consulta» de 2009. Tampoco respondió el alcalde a la carta pública que entonces le dirigimos. Se trató de un engaño más. Ocultó las razones del cambio, se escondió tras las supuestas molestias a los vecinos en una actuación hipócrita. Porque hablar de disculpas por cambios de nombre cuando sin encomendarse a nadie no ha dudado antes en retirar los nombres de «Sonia Reyes» y «Salvador Allende» de centros públicos de nuestra ciudad es algo, como decíamos, hipócrita.

Tiene sencillo arreglo esta situación. Cumplir el acuerdo democrático del pleno. Condenar el golpismo con hechos. Dar homenaje a la Concordia y a los valores cívicos y democráticos. Y si el alcalde siente repugnancia ante estas elementales acciones democráticas, que dimita. Si no cumple el acuerdo o pretende burlarlo de alguna forma —como ya está haciendo—, la corporación municipal de Guadalajara deberá decidir si procede mantener en el gobierno de la ciudad a quienes buscan excusas para no defender los valores constitucionales. ¿Están dispuestos los grupos municipales a apoyar en su puesto de alcalde a quien se resiste a cumplir con sus obligaciones democráticas? Ya no se trata de la dignidad del alcalde, que ha demostrado ser la misma que la de los golpistas que defiende, sino la dignidad colectiva de nuestra ciudad. Guadalajara no merece esto. Basta ya. Apelamos a los grupos municipales a poner fin de una vez a este mandato municipal indecente si persiste en esta actitud.

Creemos que debe haber en algún lugar del propio grupo municipal del Partido Popular alguien con un mínimo de sensibilidad democrática que pueda ayudar a resolver esta situación. El Foro por la Memoria de Guadalajara expresa públicamente su disposición para cualquier debate o consulta que sea precisa.

2 comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: