Archive

Tag Archives: mirabueno

05/01/2020, FMGU.- Homenaje hoy en Mirabueno-Algora en el lugar donde murió heroicamente el antifascista italiano Guido Picelli, el 5 de enero de 1937, luchando por la libertad de todos. FMGU

Placa dedicada al brigadista italiano Guido Picelli, en el lugar donde murió heroicamente y que hoy ha sido repuesta por el Foro por la Memoria FMGU

Vista aérea del lugar del homenaje, en el monte de Mirabueno-Algora. FMGU

HOMENAJE AL ANTIFASCISTA ITALIANO GUIDO PICELLI, MUERTO EN GUADALAJARA

EL FORO POR LA MEMORIA COLOCA UNA PLACA EN EL LUGAR DONDE MURIÓ EL BRIGADISTA PICELLI

FMGU.- 05/01/2017.- Coincidiendo con los actos conmemorativos del 80º aniversario de la muerte en combate del antifascista italiano Guido Picelli, organizados por el ayuntamiento de su ciudad natal, Parma, a los que asiste una representación española y guadalajareña, el Foro por la Memoria de Guadalajara ha querido unirse a la conmemoración poniendo una placa en su memoria en el lugar donde murió el brigadista italiano, en el término municipal de Mirabueno (Guadalajara).

El antifascista italiano Guido Picelli, capitán en una de las compañías del batallón Internacional Garibaldi, resultó muerto en combate durante una ofensiva republicana al Cerro de San Cristóbal (Algora) el 5 de enero de 1937. Su figura está siendo recordada en estos días en una serie de actos organizados por el ayuntamiento de Parma y la región de Emiia-Romagna, con presencia de Antonio Rodriguez, en representación del ayuntamiento de Mirabueno; el concejal de Ahora Guadalajara, José Morales; así como el presidente del Foro por la Memoria de Guadalajara Pedro A. Garcia Bilbao y otras asociaciones,
Coincidiendo con estos actos, el Foro ha colocado una placa conmemorativa en paraje “el alto del mal nombre” de Mirabueno, lugar donde murió el brigadista italiano. Los actos de Parma continúan hoy en el barrio de Oltretorrente, donde en 1922, Picelli organizó los “Arditi del Popolo” para enfrentarse a las milicias fascistas de Mussolini.
A lo largo del año 2017 se producirá una visita de autoridades parmenses a nuestra ciudad, que se encuentra hermanada con Parma desde 1982.
Placa Picelli img_0266 img_0265
934990_444575195637610_531352442_n
Inaugurada hace días en Mirabueno (Guadalajara).
FMGU, Guadalajara, 05/06/2013.-
 
La placa de homenaje dedicada al diputado italiano Guido Picelli, héroe del Batallón Garibaldi de las Brigadas Internacionales, instalada en días pasados en la fachada de la Casa de Cultura de Mirabueno (Guadalajara), ha sido brutalmente vandalizada apenas tres días después de su colocación oficial.
 

El Foro por la Memoria de Guadalajara ha presentado denuncia ante la Guardia Civil de Sigüenza denunciando el hecho. En los próximos días será denunciada tambien la agresión por el propio Ayuntamiento de Mirabueno. 

La placa fue inaugurada el pasado día 30 de mayo de 2013, promovida por las asociaciones italianas AICVAS (Associazione Italiana Combattenti Volontari Antifascisti di Spagna) y ANPI (Associazione Nazionale Partigiani d’Italia), y las españolas Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales y Foro por la Memoria de Guadalajara. El homenaje fue ratificado por el consistorio de Mirabueno en pleno celebrado el pasado mes de marzo y contó con la adhesión de diversas instituciones y colectivos, como la Comune de Parma, (Ayuntamiento),y partidos y sindicatos provinciales, como PSOE, IU, CNT, CCOO y UGT, entre otros, y su inauguración contó con la presencia de la Cónsul de Italia en Madrid, Aurora Rusi.

Los hechos denunciados han ocurrido en la noche del domingo al lunes cuando la placa instalada ha sido arrancada de la pared, seguramente con la ayuda de una barra a modo de palanca.

El Foro por la Memoria de Guadalajara desea denunciar esta agresión fascista como una brutal manifestación de odio político y anuncia que la placa será repuesta inmediatamente y así será todas las veces que sea atacada. Guido Picelli murió en España defendiendo las libertades de todos y nos dió ejemplo con su fraternal solidaridad de lo que deben de ser los valores antifascistas y democráticos que están en la base de nuestra convivencia. Desde el Foro por la Memoria pedimos al Estado italiano a que inste al Estado español a cumplir con sus obligaciones de hacer respetar la ley y la memoria democrática, rompiendo así la desgraciada impunidad que acompañan en España a este tipo de provocaciones. 

 
Foro por la Memoria de Guadalajara
05/06/2013
http://wp.me/p1IvCc-l5
ATTENTATO FASCISTA CONTRO LA TARGA A PICELLILa targa in onore del deputato italiano Guido Picelli, eroe del Battaglione Garibaldi delle Brigate Internazionali, affissa ufficialmente solo pochi giorni fa sulla facciata della Casa della Cultura di Mirabueno (Guadalajara – Spagna) è stata vittima di vandalismo.Il Foro por la Memoria di Guadalajara ha sporto denuncia alla Guardia Civil di Sigüenza e nei prossimi giorni anche il comune di Mirabueno sporgerà un’altra denuncia per lo stesso fatto.La targa è stata inaugurata lo scorso 30 maggio 2013, con l’appoggio delle associazioni italiane AICVAS (Associazione Italiana Combattenti Volontari Antifascisti di Spagna) ed ANPI (Associazione Nazionale Partigiani d’Italia) e delle spagnole AABI (Associazione Amici delle Brigate Internazionali) e Foro por la Memoria di Guadalajara.L’atto è stato appoggiato anche dal plenum del comune di Mirabueno e aveva ricevuto le adesioni del Comune di Parma e di partiti e sindacati provinciali come il PSOE (Partido Socialista Obrero Español), IU (Izquierda Unida), CNT (Confederación Nacional del Trabajo), CCOO (Comisiones Obreras) ed UGT (Unión General deTrabajadores). Inoltre all’inaugurazione della targa era presente anche il Console italiano a Madrid, Aurora Rusi.

La vicenda è avvenuta la notte tra domenica e lunedì, quando la targa è stata divelta dal muro, quasi sicuramente con l’aiuto di una sbarra a fare da leva.

Il Foro por la Memoria di Guadalajara vuole denunciare questa aggressione fascista, simbolo di una brutale manifestazione di odio politico e annuncia che la targa verrà sostituita immediatamente e la cosa si ripeterà ogni qualvolta venga presa di mira.

Guido Picelli è morto in Spagna per difendere la libertà di tutti e, attraverso la sua fraterna solidarietà, è stato un esempio di quello che devono essere i valori antifascisti e democratici, fondamenta della nostra convivenza.

Dal Foro per la Memoria chiediamo che lo Stato Italiano solleciti lo Stato Spagnolo a compiere il proprio obbligo nel far rispettare la legge e la memoria democratica, distruggendo così l’impunità che perdura in Spagna.

Foro por la Memoria di Guadalajara

05/06/2013

 

 
 ImagenImagen

— (reportaje fotográfico con explicaciones a continuación del texto) — (Texto leído en nombre de Julián Vadillo, secretario de la CNT-Guadalajara y del Foro por la Memoria de Guadalajara): A LA MEMORIA DE GUIDO PICELLI Y ANTONIO CIERI Quiero pedir disculpas ante todo por no poder acompañaros hoy. Razones laborales inaplazables me han impedido desplazarme …

Read More

HOMENAJE / OMAGGIO A GUIDO PICELLI

Dalle barricate di Parma alle trincee della Spagna  

Mirabueno (Guadalajara) Jueves 30 de mayo de 2013

Guido Picelli (Parma 9/10/1899 – Cerro de San Cristóbal 5/1/1937)

Ex diputado comunista italiano.
héroe de la barricada de Parma
Fundador de los “Arditi del Popolo
ORGANIZA:

AICVAS (Associazione Italiana Combattenti Volontari Antifascisti di Spagna)
ANPI (L’Associazione Nazionale Partigiani d’Italia)
AABI (Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales)
Foro por la Memoria de Guadalajara

APOYA:
Ayuntamiento de Mirabueno.

ADHESIONES:
A Madrid si muove un’altra Italia, ANPI Spagna, Centro Social Octubre, CNT-AIT Guadalajara, CCOO Guadalajara, Comune di Parma, El Militante Guadalajara, PSOE Guadalajara, Republicanos Guadalajara, Izquierda Unida Guadalajara, UGT Guadalajara, UJCE Guadalajara.

ESTEs Guido Picelli cartel mirabueno pqARREGLADO

Clotilde Ballesteros Pardo  (Mirabueno, Guadalajara, 1918 – Barcelona 2011)

Clotilde Ballesteros muestra un ejemplar de “Hoz y Martillo” con su retrato. Foto AGE.

Entrevista a esta luchadora antifascista alcarreña, publicada en el diario “Mundo Flash”, el 5 de marzo de 1978, con motivo de su homenaje, junto a otras veteranas del PSUC, en el Palau de Congressos de Barcelona (19/03/78):

Cómo es una militante de base.

Clara Zetkin, marxista y feminista en una edición de tapas duras. Un piso corriente y moliente en el Baix Llobregat, que no participa de la estética habitual de los progres, y sí de la clase media española. Todo es convencional. Bueno, todo no, sobre el papel de flores que decora las paredes de la sala de estar hay fotos de Marx, Lenin y Engels. Debajo, “Pasionaria”, una de las primeras fotos que se publicaron en la prensa después del paréntesis de silencio. Un poco más lejos un póster del “Che”, aquel que los de mi generación teníamos en el piso compartido de estudiantes y que habíamos comprado en Londres, como si fuera una reliquia, en primer viaje escaso de dinero y lleno de ilusiones.

-¿Dónde naciste?

Nací en un pequeño pueblo de la provincia de Guadalajara, en Mirabueno, en el año 1918. Hasta los diecisiete años pasé mi vida en el campo, trabajando en todas las épocas del año, Eso sí, fui a la escuela hasta los catorce años, y siempre era la primera o la segunda. Me gustaba mucho leer, pero en los pueblos no había nada para niños, así que leía libros de historia e instructivos.

Clotilde en Hoz y Martillo (1938)

La guerra.

– ¿Qué hacías en julio de 1936?

– Yo vivía en Madrid, en casa de unos señores justo enfrente del cuartel de la Montaña. El 18 salí a la calle y la gente comentaba que las tropas se habían sublevado en Marruecos.
Me asusté mucho. Escribí una carta a mi familia y creí que no los volvería a ver. Aquella noche acuartelaron las tropas, y a la mañana siguiente, cuando fui a echar la carta empezó el tiroteo. Estaba la calle desierta y desde algunos balcones se oía “Arriba España” y me vi entre dos fuegos, con la muerte cerca. Fue horrible. Allí quedaron tirados los cadáveres. El lunes las calles estaban acordonadas por la Guardia Nacional Republicana y Guardias de Asalto, y empezaron los bombardeos.
Yo estaba temerosa. Pesaba, si ganan estos matarán a mi familia, pero en aquel momento no fue así. Las fuerzas de la República salieron victoriosas. Yo no podía volver al pueblo, pero aunque era muy joven no quise permanecer inactiva y me alisté en un cuartel cercano para ir de enfermera al frente.
No sé si me llamaron, porque unos días después mis padres vinieron a buscarme.
Las fuerzas franquistas estaban muy cerca. A los pocos días de tomar la catedral de Sigüenza, tuvimos que evacuar el pueblo.
Ahí empezaron nuestros sufrimientos. Mi familia compuesta por mi madre, mis seis hermanos, la tía con dos niños pequeños la abuela de 73 años y un hermano de mi madre que le faltaba una pierna. Con dos caballerías hicimos 19 kilómetros en medio de la oscuridad. Estuvimos en Gajanejos, en un establo, pero pocos días, porque mi madre estaba a punto de tener otro hijo, así que nos fuimos a Guadalajara. A los pocos días nació mi hermano.

El partido.

– ¿Cuándo tomaste conciencia de la necesidad de afiliarte?
- En Guadalajara. Entré muy pronto en el Partido Comunista de España, avalada por unas amigas mías. Me agregaron a la secretaría femenina y estuve en el Comité de Mujeres Antifascistas. Mi trabajo fue a más en el partido hasta que ocupé el puesto de Secretaria del Comité Provincial.
Trabajamos mucho, ayudando a cubrir las necesidades de la gente que estaba en el frente.
El 8 de marzo se organizó la Jornada Internacional de la Mujer, que fue un éxito. Manifestaciones, pancartas, diarios, mítines, etc. Pero mi mayor ilusión fue cuando la camarada Dolores Ibárruri, “Pasionaria”, me llamó a la Secretaría para felicitarnos por el trabajo realizado en aquella jornada. Salimos en la primera página de “Mundo Obrero” abrazadas.
Después, fui durante dos meses a un curso de formación para cuadros del partido, en régimen de internado, con resultados brillantes. Hacía reportajes en “Hoz y Martillo”, a veces con Concha Santalla y Mayo, periodistas de “Mundo Obrero”. Ibamos al frente que estaba en Humanes.

Portada de Hoz y Martillo (1938), periódico del PCE de Guadalajara, donde Clotilde ejerció como redactora. Coleccion Foro por la Memoria de Guadalajara

El 5 de marzo de 1938 me casé con Juan Raposo. Camarada del partido que había sido uno de los fundadores en la provincia de Guadalajara, y que en 1932 había ido a la Unión Soviética como delegado.
Él trabajo, dentro y fuera del partido, fue muy duro. La guerra ya había tomado un camino muy malo. La gente se estaba desmoralizando.
Otros partidos y sectores políticos estaban en desacuerdo con nosotros, que queríamos terminar la guerra ordenadamente, mientras que ellos hablaban de rendición sin condiciones.
La situación se agravó a primeros de marzo de 1939, cuando comenzaron a detener camaradas en el frente.

Citaron a nuestro secretario y a otros compañeros destacados que se presentaran en el Cuartel General del IV Cuerpo de Ejército, del que era comandante en jefe Cipriano Mera (CNT). Aquella noche, reunidos en sesión de urgencia el Comité Provincial del Partido, los locales fueron asaltados durante la reunión. Lo destrozaron, pero aún alcanzamos a quemar los papeles antes de que derribaran las puertas.
Nos llevaron detenidos. A mí me soltaron a las pocas horas porque estaba criando a mi hija de cinco meses y tenía que darle de mamar. Les pedí que me la trajeran o me dejaran salir, y me dejaron.
Aquel día terminó la guerra para nosotros. Cada día que pasaba los fascistas estaban más cerca. Yo tenía la maleta hecha para cuando soltaran a mi marido podernos marchar a algún lado, pero no fue así. Cuando entraron los franquistas ya los tenían a todos detenidos en la cárcel. Tuve vigilancia en la puerta de casa y no podía salir. No sabía nada de mi marido ni de nadie. El 12 de julio vinieron las hermanas de Juan a decirme que lo habían trasladado a Mahón, pero comprendí que lo habían matado. Me mandaron sus cosas personales. La ropa estaba rota y ensangrentada, con trozos de piel pegados. Fue algo terrible. Parece que lo mataron a golpes, aunque en el certificado de defunción que todavía conservo dice que se intentó fugar y le dispararon.
¿Y qué podía hacer yo? Sin dinero ni trabajo, y sin poder ser vista para que no me cogieran.

Juan Raposo, presidente del Socorro Rojo, muerto a golpes en la puerta de la Prisión Central.

Después del desastre.

– ¿Cómo conseguiste sobrevivir?


– La situación era muy seria. Comenzamos a reorganizarnos con algunos camaradas, para tratar de ayudar a los que estaban dentro, (en la cárcel). Entonces conocí a mi segundo marido, pero se tuvo que marchar enseguida.
Volví a casarme con él en 1944, y al poco tiempo lo detuvieron, acusado de propaganda ilegal. De los compañeros que cogieron esa vez salieron todos menos cinco.
En esa temporada volví a pasarlas moradas. Embarazada de mi segunda hija, y con la otra todavía pequeña. “ Si se salva es por su estado”, me dijeron cuando allanaron mi casa. Estuvo mi marido en dos prisiones y salió bajo fianza, Cuando se celebró el juicio, lo condenaron a más pena de la que había cumplido, y tuvo que volver. 

¿Cual era tu trabajo político?

Conseguir la propaganda. Había que ir a Madrid a buscarla, en tren, y volver a Guadalajara con los paquetes. Allí se entraba en contacto con alguien de manera muy clandestina, se le seguía sin hablar, en fin, ya sabes cosas de esas. En aquellos años, la cuestión fundamental era sobrevivir y tratar de mantener un lazo con el partido para romper el aislamiento. Por eso era tan importante la propaganda. De ahí conseguíamos saber lo que estaba pasando en el país y fuera de él, aunque con muchas limitaciones. Sabíamos lo que la dirección del partido opinaba, y de algún modo el resto de los camaradas que estaban encarcelados, aislados o dispersos.

Después de la cárcel todas las puertas se cerraron para nosotros, no había modo de encontrar trabajo. Yo cosía y mi marido también que es sastre de profesión. Perdió un par de trabajos y decidimos irnos muy lejos, a Pont de Suert, cerca de Viella, en el 51.
Tuvimos que construir una barraca, y para pagar el viaje en tren, vendimos la bicicleta. Había muchos trabajadores allí. Once años vivimos en la barraca. Mi marido consiguió entrar a trabajar en la ENHER, donde aún continúa. Fue duro. Perdimos un hijo en trágicas circunstancias. Teníamos ya cinco, uno enfermo del corazón.
Al principio fue muy aburrido, porque no había nadie de los nuestros, y no podiamos hablar. Después, poco a poco, empezamos a relacionarnos con gente, y compramos un aparato de radio y algunos trabajadores acudían a casa a escuchar “España Independiente”, que por cierto me daba mucha alegría escuchar a Sebastián Zapirain, que había sido comisario en el frente de Guadalajara y muy amigo… Por fín conocimos a Antonio Ruiz, un minero que trabajaba en Malpás que conectó con alguien y comenzaron a organizarse. Yo hacía de correo… Pero lo despidieron en seguida y no he vuelto a saber de él.

– Y luego, ¿Qué pasó después?


– Los hijos fueron creciendo, se independizaron. Vinimos a Barcelona, aquí el partido sí estaba organizado, que trabajo nos costó encontrarlo. Empezamos a hacer vida normal. Todo bien. Después de la legalización, las elecciones… hacemos lo que podemos. Soy responsable de Mujeres y Dionisio de Finanzas … y continuamos la lucha.

CARMEN UMBRÓN (Mundo Flash 05/03/1978)